El machismo ¿con amor?/ Entre Mujeres

- en Opinión

En una sociedad cimentada en el machismo cotidiano donde muchas mujeres participan inconscientemente, cuando se trata de una relación sentimental se enamoran y  “aman incondicionalmente y sin medida” a novios, maridos y a los hijos-hijas porque en  “su imaginario” creen que recibirán la misma entrega incondicional en reciprocidad, pero a los varones se les enseña que ellos son lo más importante y no tienen que compartir, reciben pero no corresponden y no se le da importancia, “porque son hombres” el machismo les enseña que “su sensibilidad está negada-oprimida para mostrar afecto-amor” y otras formas de trato humano, con su hombría, por eso para muchas mujeres, esa “promesa fantasiosa-romántica tan pública y repetida en relaciones sentimentales” donde “el amor tiene un cierto poder”, permanece incumplida en la realidad y las mujeres quedan con una profunda “necesidad de ser amadas” un sufrimiento ante la negación de “no querer ver” lo que es real, para “no estar solas e incompletas” y continúan esperando recibir el amor de alguien más por tener la creencia de que estando acompañadas estarán “plenas y completas” en sus vidas. Algunas veces, ellas justifican o aceptan ingenuamente muchos “imaginarios-románticos de ese hombre de su vida”, que jamás se cumplen en esa personalidad machista del ser amado.

vale ¿Cómo lleva el machismo un hombre en su vida sentimental? ¿Cómo sobreviven ellos con  esa conducta destructiva? A veces no logro llegar a ese entendimiento de lo cotidiano, donde muchas personas en esta cultura de machismo que impera, “pueden sobrevivir” ante tantas actitudes, situaciones y formas de vivir la vida con esa carga tan grande que conlleva y que muchos deciden conservarla o enfrentarla con un “conformismo aceptado” aunque pueda llegar a ser destructivo, cuando ya no existe solución alguna para resolverla de forma constructiva y satisfactoria, para todo ser humano.

Pero ¿Qué posición-conducta asume un hombre macho, machín, machista, neomachista, cuando llega a esa condición de estar enamorado? No siempre es el de un controlador, violento o de doble moral o preocupado por sostener públicamente su virilidad, para no perder respeto de los demás. Muchos llevan en sus vidas confusiones, prejuicios, miedos muchos y creencias muy arraigadas como una carga emocional muy pesada y solo en muy pocos casos a veces, logran tomarse tiempo para reflexionar  y cuestionarse sus formas de relacionarse con las personas o parejas sentimentales. Pareciera que las mujeres hemos enfrentado con mas carácter la vida como sea que se presente con o sin hijos, sumisas o no, pero la resolvemos con lo posible a nuestro alcance ¿será porque expresar con más libertad nuestra sensibilidad nos libera de tanta opresión? Si ellos son más libres que nosotras ¿por qué les cuesta tanto crecer como personas? ¿Por qué cometen error tras error y siempre sustentado en un machismo?

Características de un machin ¿amoroso?

Solo mencionaré  algunos  aspectos que un hombre puede mostrar en sus relaciones sentimentales con machismos varios, en esta sociedad tradicional con su cultura presente-vigente.

……En el amor seguimos siendo muy idealistas, somos super- modernas con todos los elementos de la modernidad -pensamiento crítico, principio de realidad, análisis concreto- pero en el amor nos perdemos y seguimos queriendo amar y que nos amen según los mitos tradicionales, universales y eternos que han alimentado nuestras fantasías…..Marcela Lagarde

Cuando un hombre machista se fija en una mujer y comienza a cortejarla y empezar a creer que puede ser “la madre de sus hijos” o la “reina de su casa” con la cual formará su familia, también ellos nos quieren ver como unas “princesas” por las cuales luchar para “tenerlas”  y “hacerlas suyas” como dice el dominio público, como se les permite hacer uso de su raciocinio más libremente, casi siempre recurren a sus propias tácticas para conquistar a una mujer, asumen que “lo saben todo de nosotras” en cualquier ámbito, creen que tener dinero en gran cantidad, un coche de lujo, vestir muy bien, usar un perfume caro, hablar de sus “éxitos laborales y profesionales” describir su personalidad aunque a veces diga “mentiras de si mismo”, demostrar que sabe tomar “alcohol de buen gusto”, hacer como que cuestiona a la sociedad y simular que tiene un criterio con alto coeficiente intelectual, son algunas de las formas que tiene un machín para convivir socialmente y relacionarse con algunas mujeres, “su éxito y privilegio explotado como tal en ese territorio”, será conseguir la “obediencia de una mujer que acepte ser controlada” paciente, comprensiva y tolerante a su personalidad y conducta machista, como muestra de “su amor y cuidado”.

Imaginen todo lo que tiene a su alrededor un hombre machín en nuestra sociedad, donde la mercadotecnia, el dominio público, la televisión, la religión, las creencias sobre el amor romántico, entre muchos otros que tanto “enaltecen-sobrevaloran” y hasta justifican su violencia o salud mental deteriorada. No dejan de ser unos “pobres hombres” a veces, cuando dicen ser atacados por una “mala, loca, feminazi, histérica, enferma, etc. mujer” que los cuestiona o los perjudica en “su honor-virilidad” por andar opinando sobre “sus defectos” o sus incongruentes conductas a veces tan visibles pero de las que rara vez, asumen como propias o no se hacen responsables. Su simple presencia familiar, social, política, laboral, etc. ya tiene un cierto “poder” en cualquier lugar “para conseguir” que una mujer lo llegue a aceptar con todas “sus contradicciones y defectos humanos” y que a muchos  no les interesa “pensar-repensar para reconstruir” otras formas de relacionarse con los demás, si se trata de relaciones sociales humanas.

Por consiguiente, cuando ya tiene ese privilegio de “merecer una mujer” y encontró a “la indicada” para iniciar una “relación formal-comprometida” ella después de ignorarlo para ver si hay un interés real, como parte de la respuesta al cortejo, lo empieza a manipular y tratar de controlar y comienzan los “acuerdos de dominio amoroso entre dos”, es algo como un “tú me controlas y yo te cuido porque te quiero y es por tu bien, obedece y todo en paz” una norma del machín, la dependencia emocional entre ambos, está implícita en una “relación romántica de fantasías” nada reales, pues es parte del contexto del machismo entre dos o “a veces hasta tres”, así ella por amor puede llegar a aguantar insultos, humillaciones, desprecios, pero al mismo tiempo presume de su “capacidad e intensidad de amar” a un machín, por cuidarlo se anula como persona individual con personalidad propia, puede perder sus lazos afectivos familiares y redes sociales, lo cela por amor y compite con otras mujeres terminando amistades para siempre, lo dejan todo “por amor”, lo atiende para conservarlo, lo complace en sus gustos para que no se dé por vencido en la relación y el deja de ver a sus amigos, deja de tener amigas con las cuales antes platicaba bien y sin ningún problema de que “alguien los vigilara”, dicen algunos machines, es que “tengo novia-esposa y me pega” o “me regañan” o “me mandan a dormir a la tina del baño” si me porto mal, entre otros dichos desde sus creencias machistas que dicen que eso “es por amor”. Ellas dejan de tener amigos porque ellos “se pueden molestar o poner celosos” o ponen atención y reclaman a “sus mujeres”  un “no hacer cosas buenas que parezcan malas” es otra de sus normas, sus amigas ya no forman parte de su vida porque se adapta a las necesidades  de la relación y de ambos, dicen “son tal para cual” “son uno solo” que “no podrían estar separados nunca” “el uno sin el otro no son nadie” que “es el amor de mi vida y nadie más lo va a superar” y muchas otras frases que solo reflejan que la imaginación puede llevar a creer en muchos “mitos y cuentos” sobre “el amor” donde toda una fantasía mitificada es “normal” entre dos cuando en realidad solo es visible una dependencia emocional muy grande, un miedo a la soledad, necesidades de atención, afecto y a veces un masoquismo en diferentes niveles, que muchas personas siguen negando de sus realidades.

A veces, muchas personas se quedan en situaciones donde “el dolor es parte del sacrificio individual por amor hacia el otro” también los machines pueden llegar a olvidarse de sí mismos cuando se comprometen en una relación. Cuando ambos sexos se someten o dominan en una relación sentimental, solo se crean relaciones desiguales, dependientes, violentas, dolorosas, destructivas y con un triste final. Muchas mujeres en relaciones de noviazgo y casadas, se encuentran  sumidas en relaciones sentimentales destructivas o en aburrimientos perpetuos sin un bienestar real, se quedan en ese ambiente por no tener alternativas  o si las tienen, se enfrentan al miedo a la soledad, algunas lo logran otras no. Culturalmente la tradición dice que el matrimonio  es sinónimo de felicidad, sobre todo para las mujeres, en los hombres se dice lo contrario y hasta chistes se hacen para burlarlo ante su “sentar cabeza”  o “ser amarrado-cazado por una mujer” dice el dominio público.

En nuestra cultura mexicana con sus carencias, no es extraño encontrar a mujeres profesionistas muy preparadas e independientes pero que todavía tienen esa “mentalidad romántica sobre el amor” y que se relacionan con este tipo de hombres machines los cuales logran “atraparlas” con “posesión y exclusividad” por mucho tiempo, en sus vidas.

Me pregunto ¿por qué un hombre machin puede y acepta ser controlado y a veces regañado y manipulado o chantajeado? cuando es novio, marido o padre de los hijos ¿será que se aferra a su machismo como tal o al no conocer otra forma de relacionarse se conforma y “se aguanta” para no estar solo? Y ¿acepta el machismo de una mujer como si fuera una de “sus normas” según sus creencias? .Algunas mujeres dicen erróneamente y con la creencia de que pueden “cambiar por amor” que a los hombres hay que “reeducarlos” o  “tratarlos muy mal” para tenerlos a sus pies y “tronándoles los dedos” para que obedezcan, lo cual me parece muy ingenuo, porque todo machín hace lo que quiere y casi siempre “gana aunque pierda poco” en esta sociedad competitiva que le otorga muchos privilegios no ha dejado de tener todo el “amor romántico que merecen”.    

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

  1. ya leíste tu propio pedazo de mamotreto ?? yo no, porquería(tu nota), y no porque sea machista pero parece una diarrea mental salida de una de tus sesiones de terapia psicoanalítica estando bajo hipnosis, para sacar todos tus traumas, insidiosa, repetitiva y absurda, pues más parece el caso del esposo de tu prima, no del macho y la tonta en general.

  2. “Necesidades de atención, afecto y a veces un masoquismo en diferentes niveles, que muchas personas siguen negando de sus realidades.”
    Gracias por compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*