Revela estudio que talco en bebecitas les provoca cáncer de ovarios

No ponga talco en las partes intimas de su bebecita, estudios revelan daños
- en Salud

 (HealthDay News) — Varios veredictos de jurados por millones de dólares contra el gigante de productos del consumidor Johnson & Johnson están iluminando una antigua pregunta científica: ¿puede el talco para bebés provocar cáncer de ovarios?

El mes pasado, un jurado de St. Louis aparentemente creyó que sí. Otorgó más de 70 millones de dólares a una mujer de California que dijo que usó el talco para bebé de Johnson (Johnson’s Baby Powder) durante décadas hasta su diagnóstico de cáncer de ovarios.

Esto sigue a dos otros veredictos de jurados en St. Louis este año con fallos similares. Ahora hay unas 1,700 demandas estatales y federales que alegan que Johnson & Johnson no advirtió al público sobre la investigación que vinculaba el polvo de talco con el cáncer de ovarios.

“Empatizamos profundamente con las mujeres y las familias impactadas por el cáncer de ovarios”, afirmó en una declaración Carol Goodrich, vocera de la unidad de productos del consumidor de la compañía.

Pero Johnson & Johnson mantiene que su talco para bebés es seguro, y piensa apelar a los tres dictámenes, afirmó.

Goodrich anotó que dos casos de Nueva Jersey fueron desestimados en septiembre. Un juez estatal dictaminó que los expertos científicos de las demandantes no pudieron respaldar de forma adecuada sus teorías de que el polvo de talco provoque cáncer de ovarios.

Entonces, ¿se ponen en riesgo las mujeres que usan esos productos para la higiene genital?

Los expertos en cáncer y en salud de las mujeres afirman que si hay un aumento en el riesgo, probablemente sea muy bajo.

“En el mejor de los casos, los datos no son concluyentes”, dijo el Dr. Don Dizon, de la Clínica de Oncología y Salud Sexual del Hospital General de Massachusetts.

Los estudios prospectivos que siguen a las mujeres antes de desarrollar cáncer de ovarios no encontraron ninguna asociación entre el polvo de talco y el cáncer, señaló.

Otros estudios han mostrado un ligero aumento en el riesgo. Pero esos estudios dependieron de que las mujeres recordaran su uso pasado de polvo de talco, y están sujetos al sesgo, anotó Dizon.

El Dr. Hal Lawrence, director ejecutivo del Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (American Congress of Obstetricians and Gynecologists), comentó en una declaración que “varias décadas de investigación médica no respaldan la hipótesis de que el polvo de talco provoque cáncer de ovarios”.

Los obstetras y los ginecólogos no recomiendan el uso de irrigaciones, aerosoles vaginales ni polvo de talco debido a preocupaciones sobre el potencial de incomodidad o dolor, añadió.

El talco es un mineral extraído de una roca. Cuando se muele hasta formar un polvo fino, se usa para ayudar a absorber la humedad y a reducir la fricción en la superficie de la piel.

Durante décadas, muchas mujeres han usado polvos de talco para bebés en el área genital para permanecer secas y frescas.

“Hace mucho, era una medida de higiene y comodidad para más mujeres“, dijo Dizon.

“¿Pero hay un motivo científico o de fomento de la salud por el que deban usar talco genital? No lo hay”, apuntó.

Cada año, más de 20,000 mujeres son diagnosticadas con cáncer de ovario en Estados Unidos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Los abogados de las demandantes en los casos de St. Louis plantearon que el talco puede llegar a los ovarios. Esto puede provocar una respuesta inflamatoria que cree condiciones que aumenten las probabilidades de que un cáncer crezca, dijeron los abogados.

Pero los investigadores del cáncer dijeron que no podían citar ninguna evidencia definitiva que pruebe una relación causal.

“El único factor de riesgo real del cáncer de ovarios en que todo el mundo está de acuerdo es la genética, si tienen antecedentes familiares o una mutación en el BRCA1”, señaló un genetista del cáncer, el Dr. Steven Narod, científico principal del Hospital de la Universidad de las Mujeres, en Toronto.

Si el polvo de talco conlleva un riesgo, es muy pequeño y difícil de medir”, dijo.

Entonces, ¿qué deben hacer las mujeres?

“Francamente, si lo usa y le preocupa, pues no lo use”, aconsejó Dizon.
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Don Dizon, M.D., director, Oncology Sexual Health Clinic, Massachusetts General Hospital, Boston; Steven Narod, M.D., senior scientist, Women’s College Hospital, Toronto; Carol Goodrich, global media relations spokeswoman, Johnson & Johnson Consumer Inc.; New Brunswick, N.J.; American Congress of Obstetricians and Gynecologists, Washington, D.C.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.