La vasectomía no reduce el deseo, la excitación ni los orgasmos

vasectomia_t670x470
- en Salud

La vasectomía es uno de los métodos anticonceptivos de mayor efectividad en hombres, pero que muchos no deciden hacérsela por los mitos en torno a ella.

Una de las creencias es que el procedimiento es definitivo; sin embargo, existen nuevas técnicas que permiten revertir el proceso sin ninguna complicación.

Otro de los motivos por los que se evita el procedimiento es porque puede afectar el rendimiento sexual, algo que de acuerdo a un estudio, no es así.

El estudio

El doctor Badereddin Mohamad Al-Al junto con su equipo de investigadores, analizaron a 76 parejas de edad media de 37 años en mujeres y 39 años en hombres, quienes se habían realizado la vasectomía.

A los participantes se les pidieron responder cómo era su vida sexual antes y después de la intervención quirúrgica.

Las preguntas buscaban evaluar el índice internacional de función eréctil para los hombres y el índice de función sexual, para las mujeres.

De igual manera se les pidió responder si tomaban la píldora anticonceptiva antes de la operación.

Los resultados

Tras evaluar los datos de las encuestas se encontró que el 93% de los hombres volvería a realizarse la vasectomía y que el 96% de sus parejas mujeres recomendaría la intervención.

Asimismo, de encontró que en una escala del 0 a 10, se tuvo una media de 3,5 de dolor postoperatorio, mientras que en la función sexual, las mujeres tuvieron una mejoría significativa del deseo, la excitación, el orgasmo, la lubricación y la satisfacción sexual.

Con esto, los investigadores concluyeron que la calidad de vida sexual de las parejas no se afecta por el procedimiento.

Los tipos: 

Vasectomía clásica: Consiste en un par de incisiones realizadas en el escroto, una a cada lado, que permiten localizar el conducto deferente, seccionarlo y ligar ambos extremos. Se realiza con anestesia local, no tiene complicaciones, sólo pequeñas molestias o moretones pequeños.

Vasectomía sin bisturí: Se utilizan un par de pinzas, una de ellas con terminaciones afiladas y la otra con extremos que forman un anillo, con ellas se consigue realizar una mínima punción en el escroto para localizar el conducto deferente que se exterioriza, se secciona y se liga. No existen puntos ni sutura.

Vasectomía sin bisturí ni agujas: Se utiliza un dispositivo que infiltra anestesia con aire comprimido a alta presión atravesando la piel y alcanzando la profundidad suficiente para adormecer la zona necesaria para realizar luego una cirugía sin bisturí. Así, se minimizan las molestias para el paciente.

(Con información de Muy Interesante)

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*