“Politiza” Meade entrega de recursos a estados, acusa Yunes

José Antonio Meade ministro de Hacienda y Crédito público está ignorando a Veracruz, pero qué pasaría si se independiza fiscalmente de la federación.
- en Opinión

“Se puede engañar a parte del pueblo parte del tiempo, pero no se puede engañar a todo el pueblo todo el tiempo”. Abraham Lincoln

 

El ministro de Hacienda y Crédito Público del gobierno federal José Antonio Meade Kuribreña, está “politizando” la entrega de los recursos a estados donde gobierna el PRI y niega el apoyo al gobierno de la alternancia PAN-PRD, que representa Miguel Ángel Yunes Linares.

Lo anterior, lo denunció el mismo gobernador Miguel Ángel Yunes durante una entrevista en la que evidenció con mucha razón su molestia por el engaño del que hasta ahora ha sido víctima, junto con el pueblo de Veracruz, por parte del funcionario del gobierno federal. 

Por lo menos hace 1 mes, el gobernador visitó al presidente Enrique Peña Nieto, al que le explicó a detalle la situación tan difícil en que recibiría al gobierno del estado. El mandatario federal, ordenó la conformación de una mesa en la que participarían 4 ministros que le apoyarían para ayudar en la solución de la crisis, entre estos, Meade Kuribreña. 

Al ministro de Hacienda se le ordenó que apoyara al estado con la entrega adelantada de Participaciones Federales y en todo lo que fuese necesario, sin embargo, es la hora en que el señor no ha cumplido y por el contrario, se ha visto que está autorizando la entrega de miles de millones de pesos a gobernadores militantes del PRI.

¿A qué gobernadores?.

Alejandro Murat Hinojosa, gobernador de Oaxaca que recién dejó la dirección del Infonavit y que ya electo, recibió esta misma semana, mil millones de pesos del gobierno federal en aras de que ´pueda otorgar 3 mil plazas magisteriales.

Eruviel Ávila Villegas, gobernador del estado de México, recibió 74 mil 334.1 millones de pesos de participaciones federales a principios del mes de Noviembre y es de los mandatarios al que todos los secretarios de gabinete le mandan apoyos y más apoyos.

Ambos gobernadores son representantes del PRI y sus entidades no enfrentan una crisis tan fuerte, como la que Javier Duarte de Ochoa le heredaron a los veracruzanos, sin embargo, Hacienda les está entregando recursos de manera clara, contundente y abundante.

Tal vez por estas acciones por parte del secretario de Hacienda, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares lo acusó de “politizar” la entrega de los recursos y hasta adelantó que Veracruz, podría declararse independiente de la federación para poder mantenerse con la recuperación de sus impuestos.

Desincorporar fiscalmente al estado de la federación, sería extraordinario, ya que Veracruz es el estado del país que según cifras oficiales publicadas por el INEGI, ocupa el quinto lugar en su aportación al producto interno bruto (PIB).

Es Veracruz el segundo estado del país que a lo largo de la historia nacional,  aporta miles de millones de dólares a las arcas públicas, pues la explotación de yacimientos en Poza Rica, Minatitlán y Coatzacoalcos continúa hasta ahora. Esto, sin contar con las próximas explotaciones que se harán en el Paleoncanal, recién descubiertas.

Es Veracruz de los tres estados del país que más afectaciones graves ha sufrido de sus bosques, selvas, mares, ríos, lagunas, producto de la contaminación que han ocasionado factorías como PEMEX que lleva más 80 años contaminando y matando flora y fauna.

Desgraciadamente el mal trabajo que realizaron los gobiernos del PRI a lo largo de 80 años y que concluyó con la nefasta actuación de Javier Duarte de Ochoa, contribuye a que Veracruz tampoco pueda aspirar que en el año 2017, reciba mayores participaciones federales.

De acuerdo a analistas, el próximo año Veracruz apenas y tendrá un 1.3% de incremento en sus participaciones federales, o lo relativo a 1,713 millones de pesos, lo que lo ubica en el lugar vigésimo octavo entre los estados de menor crecimiento.

Este problema, es resultado del pésimo trabajo de Javier Duarte en la aplicación de una política fiscal para mejorar la recaudación y el crecimiento económico. Observamos que el principal inconveniente,  fue la corrupción con que trabajó el ex mandatario y su gabinete.

Duarte nunca se preocupó por gobernar, su única y más grande obsesión fue robar, robar, robar, robar, robar y robar todo el dinero que pudiera. Los recursos recolectados a nivel estado y las participaciones federales, ya vimos, eran desviados a cuentas desde donde se lavaba dinero o se creaban empresas fantasmas.

Pese a que hubo denuncias a su tiempo, por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), respecto a los desvíos a otras cuentas de las participaciones federales por parte de Javier Duarte y sus ministros de finanzas, la Procuraduría General de la República (PGR), con Arely Gómez, nunca quiso actuar.

Fue evidente, que desde el mismo gobierno federal había línea política para que esas denuncias en la PGR contra Duarte,  no prosperaran. A 50 días, de que está prófugo, observamos que existe esa misma línea, especialmente, desde la llegada a la dependencia por parte del priista Raúl Cervantes Andrade.

Observamos que la PGR tampoco tiene voluntad para detener a uno sólo de los principales prestanombres y cómplices de Javier Duarte de Ochoa en el saqueo masivo de recursos públicos, conformación y operación de las más de 600 empresas fantasmas que se constituyeron desde el gobierno de Fidel Herrera Beltrán y que continuaron con Duarte de Ochoa.

Observamos que no existe voluntad política por parte del gobierno de Enrique Peña Nieto para que Javier Duarte de Ochoa sea detenido y menos, mucho menos para que se recuperen todos los bienes que compró con recursos del pueblo y que la PGR tampoco ha querido recuperar y vender para entregar el dinero a las arcas del gobierno estatal, en aras de ayudarle a enfrentar todos los compromisos pendientes.

Lo más que le entregó PGR  al gobernador Yunes, fueron apenas 421 millones de pesos cuyo anuncio se realizó el 1 de Diciembre que tomó protesta del cargo. Después de eso, vemos que no hay más voluntad por parte del Procurador General de la República en actuar en contra de Javier Duarte y su banda de delincuentes.

Los que son diputados federales siguen protegidos por su fuero como Edgar Spinoso, Adolfo Mota, Nohemí Quirasco, Tarek Abdala.

Y  otros hasta cobrarán sus aguinaldos como diputados locales como son Vicente Benitez González, el hombre que llevaba las maletas con dinero a Toluca, Estado de México y Juan Manuel del Castillo González, uno de los principales operadores de los desvíos en la Secretaría de Finanzas, ahora diputado local y hasta presidente de la Comisión de Procuración de Justicia de la legislatura.

Javier Duarte de Ochoa, su familia, sus cómplices, continúan libres, felices. El colmo fue que hasta mandó por sus carritos de golf que se transportaban en un trailers detenido la semana pasada en una carretera del sur del estado. Aún prófugo, Duarte manda por sus pertenencias, pero ni el Ejército ni la PGR, hace nada. Vaya burla a los ciudadanos.

Hasta pareciera que son ciertas las versiones que revelan que uno de los despachos del titular de la PGR, es el que está tras la real defensa jurídica de Javier Duarte de Ochoa. Cosa que el funcionario no ha desmentido hasta ahora, luego de la publicación de un columnista del periódico El Universal. 

Por estas otras razones, es muy válida la postura del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares de anunciar la posibilidad de desincorporar fiscalmente a Veracruz de la federación, lo que serviría de ejemplo para otros estados del país, que están en las mismas condiciones.

Se ve que los funcionarios federales no tienen idea de quién es Miguel Ángel Yunes Linares y el movimiento que podría emprender con el ejemplo de Veracruz para todo el país.

¿Qué pasaría si unos 10 estados de México donde gobierna la oposición, siguieran el ejemplo de Veracruz?. 

Evidentemente, eso pondría en caos al gobierno de Enrique Peña Nieto. Ya de por sí, vemos que son 4 años de una terrible y mala administración pública, con desempleo, inseguridad, estancamiento en la economía, devaluación de la moneda, etc, etc. Y una brutal y galopante corrupción en el gabinete federal. 

La separación de Veracruz de la federación, sería algo histórico, pero contundente y haría que la federación gobierne sin tintes políticos y le de a cada estado, lo que por derecho le corresponde.

Veracruz y sus habitantes, ya merecen el respeto de la Federación y que bueno que nuestro gobernador está dispuesto a luchar por ese respeto.

¡Aplaudimos y apoyamos su decisión!.

Ser libre, sí que vale la pena. ¡Veracruz y su gente lo merecen todo!

¡Ya es tiempo de hacernos respetar!.

Ni más, ni menos…

 

 

Comentarios

  1. MAL aconseja PEPE YUNES ZORRILLA
    AL SECRETARIO DE SHCP
    Y ATENTA CONTRA 8 millones de veracruzanos

    Es su compadre maldita politica priista

    Sergio Torres Marin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*