Reyes, choros y borregos

MAYL les llevó los sobres de a 500 a las señoras de las Brisas que le pidieron para la despensa
- en Foro libre

Por Antonio Trujillo y Perdomo/ Verba

Más de 300 zopilotes y buitres carroñeros están formando y pasando lista en chirona, son de las hordas de bandidos y bandidas émulos de ex gobernadores priistas de reciente recuerdo en Veracruz, saqueadores y ratas que con el pretexto del alza de la gasofia se lanzaron a atracar todo tipo de locales comerciales pa´llevarse mercancías en varias ciudades de la entidad.

Es muy cierto que la raza está superencabronada contra el priista y  esquelético Gavioto por su pésima manera de manejar el billete grande de los mexicanos, si como leedor de libros salió reprobado como administrador de la función pública nacional resultó una vomitada el bato. Y en su chou de la telera todavía fingió estar muino el mamelucas, pa´que se la creyeran.

La gente del pobrerío puede y tiene razón para encabritarse por la situación económica que les (nos) pega en la mera matrona, pero ese  no es suficiente pretexto para irse a robar una pantallas led, relojes de fantasía, medicinas, toallas sanitarias, pañales y condones,  colchones de pluma de ganso, refrigeradores, aparatos de juegos, aceite de motor, pomos de marca pa´chupar hasta kgar sangre, y ya de pasada varios six de amargas, jamones y pan bimbo pa´ chelear chido el fin de semana, ¡y de a grapas wey!.

El doc Joseph Goebbels, uno de los chinguetas asexores de Hitler el lorenzo jijoepoeta papá de los nazis y agüelo del pato Ronal Trón, apuntaba en uno de sus Principios que las masas humanas son estúpidas y manejables –las masas pero no de sopes y picadas- que son simples en su entender y pueden encaminarse a un precipicio hasta su muerte –digo yo-  como una manada de bueyes y vacas locas o de priistas cual chivito en precipicio.

Tal cual pasó en esta semana en varias ciudades del país y de Veracruz en especial, porque obedeciendo idiotamente la invitación escudada en el anonimato se presentaron para atracar los centros comerciales y otras tiendas que por el hecho de ser de cadenas gringas no necesariamente tenían que ser robadas. Aunque también le pegaron a negocios mexicas, los saqueadores pránganas no respetan nada y a nadie son muy kuleys.

Unos twiteros y watsaperos dirigidos por algunas mentes diabólicas se encargaron de “convocar” a la plebe adicta e idiotizada por las redes sociales y acudieron a robar lo que se les pusiera enfrente, esa plebe perdió la dignidad y como 300 de ellos  hasta la libertad porque les van a dejar ir la faca igualito que a la Topacio y  el mismo destino tienen los vividores del erario público del Morena,  Linito y Eloyito González que secuestraron la Presa Yuribia, no tardan en caer los ogts que quieren matar de sed a medio millón de sureños veracruzanos, ¡nomás por sus güevos!.

Como ya lo reafirmó Manolín Rosete, …a  Miguel A. Yunes, no lo conocen….       

Por la mañana del Viernes el goberneytor regresó al lugar del crimen de ayer noche, en Las Brisas del puerto donde por poco y le sorraja una galleta y mameyazo a un morro bien ratota, pero se le escapó, la neta es que le dio coraje tanto abuso  y fue allí donde una ñoras le dijeron que todas las tiendas estaban cerradas y no había pal itacate y que pos por el gasolinazo todo había subido de precio, allí les prometió que les apoyaría con una cachera para su canasta básica y el Viernes se los cumplió, en unos sobres chayoteros les entregó un vale de a quinientón para el aliviane del mandado pero al principio eran poquitas y cuando se corrió la voz entre las ñoras, hicieron fila como unas 50 mil y otras se formaron doble o triplete. Dicen los del equipo azul que Davicho Beristain tuvo que ir varias veces al cajero para sacar billetes de a quiniela y que el de los labios sensuales pa´todas las ñoras tuvo. ¡Quihúbole! Y a los 64 añejos.     

Retornó a la capital y el caso es que del brazo y por la calle don Papigoberblú se placeó en la tarde del Viernes por el centro de Xalapa, invitó al alcalde priista un tal Ameriko Zúñiga para ver que tocho estaba en orden y sin broncas, porque resulta que los masas idiotizadas otra vez aventaron el borrego que se iban a clavar las ollas de plástico del Ahued, y los estambres de La Mariposa, y las palas y clavos de la tlapalería El Martillo. Pero fue puro choro de los agoreros del desastre y la destrucción.

Lo que no deja de ser cierto es que la presencia de la Gendarmería Federal va a ayudar a bajarle tres rayas al agandalle de unos bandoleros que son los incitadores al desmadre y luego caen en la trampa gente de la coloña sin billete o sin chamba que se pica lo que sea para luego revenderlo por interné en el mercado libre, sin factura y sin IVA.

Lo chido es que Miyuli no dijo “yo no soy policía para andar cuidando los negocios” como aquel Miguelito que dijo desde sus vacaciones en Francia, “yo no soy bombero” cuando tronó la cuetiza en el mercado porteño un 31 de Diciembre donde murió mucha gente quemada. El Mikey le entró de frente al disturbio y dialogó al instante, no le sacó aunque pudieron haberle costado caro sus arrebatos de coraje. Tranquis tranquis, es el verbo.

La policía cibernética debe hacer un trabajo profesional acertado hasta encontrar el origen de los mensajes incitadores al despapaye a nivel nacional y en el nivel estatal, y entonces sí enderezarles todo el peso de la ley y partirles toda la crisma entre ceja geta oreja y madre, chido.

GUIJARRO. El informe de las 21.00 horas del Subsecretario de Gobernación de la SEGOB,  René Juárez Cisneros en torno a saqueos y disturbios, dio a conocer de la detención a nivel nacional de mil 500 presuntos culpables “muchos de ellos ya consignados”. Buena medida, ahora sólo falta encontrar a quienes incitaron a la violencia con el pretexto del aumento a la gasolina.

Comentarios

  1. Si la contundencia de las “autoridades” estatales y federales para detener a los saqueadores, fuese igual de efectiva para detener a los políticos corruptos que han llevado a la quiebra al estado y a los capos del crimen organizado, obtendrían un mínimo de credibilidad. Pero capturar a una panda de golfos “robagallinas” y sacar pecho por ello, es un acto publicitario más que de gobierno. A la administración le vienen genial éstos disturbios, ya que puede exhibir su fuerza “civil” y sus flamantes gendarmes contra ciudadanos -delincuentes no se niega el hecho-, antes que contra grupos criminales bien armados y con objetivos claros. Al final, la cosa queda en paripé y la peña, más pendiente de sus asuntos particulares, terminará por perder interés en los negocios del gobierno que tendrá así la manga ancha para incumplir, como es habitual, con las promesas de campaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*