La extorsión entorno a Maruchy Bravo Pagola

Maruchy

Muchos años atrás conocí a María de Jesús Bravo Pagola. Aproximadamente hace 14 años, tal vez no en las mejores circunstancias tuvimos nuestro primer contacto. La dejé de ver por muchos años y en mi transitar por la Secretaría de Educación Veracruz hizo también que yo retornara con más fuerza –pues nunca lo dejé realmente- en la actividad periodística. Le di cobertura a las balaceras y a los actos delincuenciales que se originaron en la administración de Fidel Herrera Beltrán y posteriormente en la de Javier Duarte de Ochoa. Principalmente, le di seguimiento a su incapacidad para gobernar al estado de Veracruz.

La política del hoy prófugo de la justicia, Duarte de Ochoa siempre fue muy raquítica, llena de incapacidades y absolutamente violatoria de la ley. Su invalidez para gobernar, Maruchy –como todos la conocemos- la padeció en carne propia, cuando ordenó detenerla y enviarle a la cárcel acusándola de terrorismo y sabotaje derivado del alertamiento que ella realizó a través de sus redes sociales sobre atentados en contra de planteles educativos –que advierto tengo denuncias de muchas maestras que sus escuelas si se suscitaron- y las balaceras que se propiciaron alrededor de ellas [agosto del 2011]. En septiembre del mismo año fue liberada, después de que el gobierno del estado retiró las acusaciones en su contra al no encontrar elementos legales en su contra.

Su activismo en las redes sociales no cesó ni la inhibió para continuar denunciando, de hecho, podemos decir que regresó con más fuerza y ahínco. Actualmente cuenta con más de 50 mil seguidores y muchos entes políticos la siguen porque a través de ella muchas personas logran exponer la situación que padecen, convirtiéndola en la vocera del pueblo.

En diversas ocasiones hemos compartido el café o he sido una de las privilegiadas que la visitan continuamente en su casa, todo derivado por la amistad que nació por su paso en la cárcel. Su gratitud y amistad surgió como consecuencia de que mi pluma, evidenció todas y cada una de las arbitrariedades que sufrió de mano del peor gobernador que pudo haber tenido el estado de Veracruz.

El día de hoy, Maruchy Bravo Pagola vive las peores luchas que un ser humano puede emprender. Su estado de salud ha provocado que actualmente se encuentre conectada a un tubo de oxígeno en el área de terapia intensiva y la mantienen dormida para con ello, estabilizarla con mayor efectividad y sacarla de la gravedad en la que actualmente se encuentra. Su estado es dictaminada por parte de los médicos del Hospital del ISSSTE como reservada, pero afortunadamente estable. Maruchy es una persona fuerte, por lo tanto sabemos que va a salir avante de la condición en la que actualmente está y espero que muy pronto, ambas estemos platicando sobre este hecho y lo mal que la pasó por su afectación de salud. Así será, porque ella es una guerrera.

Pero entorno a su situación se ha desprendido una serie de controversiales situaciones que en verdad es digno de criticarse.  Situaciones que sitúan a “alguien” que intenta sacar provecho de su situación. También como algunos otros, que en vez de canalizar toda su energía para que ella salga avante, provocan que su familia –sus hijos principalmente- tengan que andar aclarando situaciones que los desconcentran del objetivo principal, que es la salud de su madre.

El lunes 09 de enero del año en curso, Maruchy fue encontrada por su pareja sentimental, el señor Miguel Andrade, desmayada. No sabemos si ella le habló u ocasionalmente llegó al lugar. Este señor llevó a la activista al hospital del ISSSTE y la ingresó, posteriormente desapareció. Ellos tienen un tiempo de estar juntos –desconocemos el tiempo porque ni su propia familia lo sabe- y llama la atención que ni ella ni él vivan juntos ni tampoco vivan en la misma ciudad. Es extraño que siendo su pareja ni la enfermedad lo haya incentivado a llevarla junto a él y la activista haya tenido que enfrentar sola la situación. También desconocemos por qué el señor Andrade en vez de quedarse en el hospital con Maruchy, solo se concentró en avisar para que notificaran a sus hijos y con la misma desaparecer.

Actualmente sus hijos, Gloria y Francisco Bravo Bravo fungen como responsables en Hospital del ISSSTE y son a estos, que el parte médico le proporciona información concerniente al estado de salud de la activista.

El día que fue ingresada al hospital por parte de su pareja –no sabemos si es realmente su esposo, no tenemos este dato- en el arribo al hospital, sus hijos fueron notificados de que no sería atendida –la tenían estabilizada pero urgía trasladarla a terapia intensiva- por no contar con su carnet del ISSSTE, a lo que sus hijos se trasladaron a la casa de la activista para llevar el documento que urgía entregar. Cuál fue su sorpresa, que en el interior de la vivienda se encontraban el señor Mauricio Peña –informan que es abogado- y Andrés Bolaños –poeta veracruzano- quienes le impidieron la entrada, argumentando que tenían órdenes expresas –no determinaron de quien- de no dejarles entrar. Los hijos les exigieron salieran de la propiedad privada y que le entregaran la llave, pues llamarían a la policía por estar indebidamente en la propiedad. Y se armó el intercambio de opiniones.

La pareja de Maruchy jamás les dio la cara. Pero eso sí, mandó a sus “amigos” para impedir que los hijos pudieran sacar lo pertinente para que el estado de salud de su madre no estuviera en riesgo. Ahí mismo, Francisco Bravo hizo miles de llamadas para lograr que a su madre la ingresaran a terapia intensiva y fue que a través del delegado del ISSSTE, que le aseguraron la atención y además les notificaron que sería ingresada a terapia intensiva. Ellos luego entonces ya resuelta la situación, se concentraron en sacar a esos intrusos de la casa en donde fueron criados por Maruchy y su padre.

Mientras tanto en la vivienda, Mauricio Peña y Andrés Bolaños insistían en no permitirles el acceso a la casa de Maruchy, sin tener estos dos sujetos, ninguna autoridad para hacerlo. Al final, lograron sacarlos de la casa y les quitaron las llaves de la puerta de acceso y del portón. Ambos sujetos decidieron desaparecer. Mientras el cerrajero cambiaba las combinaciones de las chapas, ellos se dedicaron a buscar el documento que les precisaba para regularizar el requisito administrativo en el ISSSTE. Posteriormente regresaron al hospital y ya su madre se encontraba siendo atendida.

Extrañamente, “alguien” empezó a extorsionar a los seguidores por medio de su red social de Maruchy Bravo, pidiendo dinero para su atención médica. Sus hijos no saben quién podrá ser, lo que si les queda claro que tiene que ser alguien sabe la contraseña de las redes sociales de su madre –información que jamás ella les compartió a ellos-. Un hombre de nombre Humberto Chi May, logró que una persona le depositara mil 500 pesos a su cuenta de Coppel. El acto causó indignación y el negocio redondo del autor intelectual de esta patraña, quedó absolutamente desarticulado.

El estado de salud de María de Jesús Bravo Pagola continua siendo reservado. Por ello, puedo advertir que me indigna que la pareja de la activista en vez de concentrarse a sacar avante a Maruchy, haya instaurado una guerra frontal en contra de sus hijos, cuando estos lo único que quieren es garantizar la salud de su madre. No es un acto inmoral de su parte y que en lo personal me alerta, porque es notorio que Miguel Andrade ya está “trabajando” para quedarse indebidamente con las propiedades de su pareja y si no es así, su actitud es lo que está evidenciando. No hagas cosas “buenas” que parezcan malas, dicta el conocido refrán popular y es una canallada que en vez de que su pareja se concentre en lo prioritario, se encuentre preocupado más en las cosas materiales, originando una guerra campal con sus hijos, cuando estos lo único que quieren es garantizar la salud de su madre.

Ante este hecho se me desprenden varias preguntas:

1.    ¿Por qué la pareja de Maruchy Bravo solo se preocupó en llevarla al hospital y posteriormente desaparecer? Cuando sus hijos llegaron al hospital –después de que fueron informados que ahí  se encontraban, ella estaba sola y nadie más la acompañaba.

2.    ¿Por qué Maruchy Bravo vive sola y no con él en la ciudad capital? Miguel Andrade sabe y está consciente de que la salud de la activista no es la mejor, ¿Por qué no procurar está cerca de ella?

3.    ¿Por qué ordenó a sus amigos Mauricio Peña y Andrés Bolaños ingresar a la casa de la activista, lugar que edificó ella con el padre de estos y ordenar que no les dejara pasar?

4.    ¿Con qué derecho e injerencia legal les obstruye el acceso a la propiedad?

5.    ¿Mauricio Peña y Andrés Bolaños ya se dedican a limpiar casas? Pues entrevistas con la periodista, Sandra Segura advirtieron que ellos le “ayudaban” a hacer “labores de limpieza”. ¿Este acto les da autorización de impedir el acceso a los hijos de la activista?

Causa molestia y horror como el ser humano se preocupa y ocupa más por obtener ilegalmente las cuestiones materiales propiedad de la persona a la que dicen querer y que la consideran su pareja. Inmoral y cobarde pues.

Tanto Gloria y Francisco Bravo Bravo se encuentran muy preocupados por la salud de su madre. Esperemos que a raíz de esta columna, encuentren la paz necesaria para poder concentrar sus energías en sacarla avante y no permitir que actos inmorales les roben la atención a lo más importante: que Maruchy Bravo la volvamos a ver activa en las redes sociales.

Las mejores vibras a nuestra amiga y compañera de luchas. Sé que pronto estaremos nuevamente en un café compartiendo como antiguamente lo venimos haciendo. Así será.

 

Quejas y comentarios:

 

fueradefoco@nullagnveracruz.com.mx

fueradefoco67@nullgmail.com

 

Twitter

@AGNVeracruz

 

Fanpage

AGNVeracruz

Agn Veracruz Portal

 

Visita www.agnveracruz.com.mx

Periodismo puntual y con sentido

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*