Kalli Luz Marina, 10 años trabajando por los derechos de las mujeres indígenas

Gran deuda social tiene el gobierno con los indígenas de Zongolica, viven en la peor pobreza, marginación y abandono
Gran deuda social tiene el gobierno con los indígenas de Zongolica, viven en la peor pobreza, marginación y abandono
- en Foro libre

Francisco Domínguez Canseco/ El Ejercicio del Criterio

En el corazón de la Sierra de Zongolica, en lo profundo de los hogares de las familias y comunidades náhualt, trabaja desde el año 2007 el Kalli Luz Marina en favor de los derechos humanos de las mujeres, las niñas y los niños indígenas.

La organización civil es Kalli Luz Marina, las mujeres sólo le llaman Kalli, que significa casa en náhualt; nació el 21 de marzo del año 2017, y desde su fundación se impuso la tarea acompaña las mujeres, niñas, que viven en  violencia, con un enfoque de derechos humanos, bridan apoyo psicológico, legal y social; promueven y defiende  los derechos de las mujeres, las niñas y los niños En la actualidad animan una red de promotoras, que trabajan en las comunidades brindando atención a las mujeres y sus familias, realizando labores de educación en derechos humanos y prevención de la violencia.

El origen del nacimiento de Kalli Luz Marina se asocia a un contexto de exclusión social y de violencia ancestral que viven las mujeres indígenas y mestizas de la sierra de Zongolica, el cual se expresa en su vida cotidiana al interior de las familias y la comunidad, pasando por las formas más sutiles o enmascaradas a la violencia la física. En esa región la exclusión social y la violencia cobra víctimas, y son mujeres, niñas y niños: el sistema de salud es precario, la educación limitada, el agua potable escasa (desde febrero del presente año barrios y comunidades  de los municipios de Rafael Delgado, Tequila e Ixhuatlancillo  padecen la escases de agua, siendo las mujeres y la infancia  principales afectados); transporte público caro y deficiente; abasto comunitario caro y distribuidor de comida chatarra; cultivos agrícolas abandonados o improductivos por la pobreza de las tierras agrícolas y por falta de programas de apoyo; creciente migración que como consecuencia inmediata provoca desintegración familiar y cambio culturales en la vida de las comunidades;  gobiernos municipales impotentes ante el rezago  social existente en materia de servicios públicos básicos y equipamientos para las instituciones educativas y de salud, con prácticas de corrupción y de clientelismo electoral; la breve descripción anterior permite la conformación de un contexto social adverso al desarrollo humano de las mujeres, las niñas y los niños.

Es preciso decir que el nacimiento de Kalli Luz Marina, que el próximo 21 de marzo cumple 10 años de labor ininterrumpida, se debe a la necesidad de erradicar la violencia de género y exclusión social que viven las mujeres indígenas y mestizas de la sierra de Zongolica y  a la labor de un grupo de mujeres cristianas que han sido animadas y acompañadas por las Misioneras de la Inmaculada Concepción, su labor ha permitido que las mujeres se den una oportunidad para empezar a sanar sus heridas, reconocer que la violencia no es natural, saber que son sujetas de derechos y que no están solas y que su vida y la de su familia puede cambiar. El Kalli también promueve los derechos políticos de las mujeres, busca que la mujeres participen en los asuntos de interés público y que influyan en las  políticas públicas de los gobiernos municipales, son promotoras de la creación de los Institutos Municipales de las Mujeres, busca erradicar la violencia política y son promotoras del voto libre y secreto de las mujeres, rechazan el clientelismo electoral (expresado en el condicionamiento de los programas sociales para las mujeres) y la compra y coacción de voto. En su valor educativa incluyen a los hombres con la intención sensibilizar y brindarles apoyo para erradicar su violencia; con las y los adolescentes, las niñas y los niños, promueven una cultura de paz, ya que la violencia afecta familias y contribuye a construir una cultura de violencia y exclusión de las mujeres en la comunidad/municipio.

La labor de Kalli es necesaria y esperanzadora para las mujeres indígenas y mestizas, es una demostración tangible de lo que las mujeres organizadas pueden hacer, su valor y entereza para tratar la problemática de la violencia es un ejemplo que genera una pedagogía indígena (tiene practica metodológica, recursos didácticos y protocolos de atención, se dirigen entre mujeres en el idioma náhuatl) para erradicar la violencia. Su aporte pedagógico se inscribe en la educación popular y es una contribución para la autoliberación de las mujeres indígenas de la violencia, que hace recuperar nuestra humanidad. Aprovecho el espacio, que bondadosamente me brinda Plumas Libres, para saludar al Kalli por sus primeros diez años, agradecerles sus enseñanzas y reconocer su compromiso social y su aporte pedagógico en el tratamiento de las violencias y construcción de ciudadanía entre mujeres.

Así mismo les comparto que el 21 de marzo, a las 11 de la mañana, en el Salón de la Casa del Campesino de Rafael Delgado, se presenta el libro Atención y Prevención de la Violencia de Género, 2017 a 2015. Experiencia de Kalli Luz Marina, A.C. Esta también una celebración de sus 10 años de labor en favor de las mujeres, están enfiestadas, como dicen ellas. El libro en cuestión es un esfuerzo extraordinario realizado por el equipo de mujeres del Kalli, que contó la participación de la investigadora Mtra. Carolina Elizabeth Díaz Iñigo, el libro sistematiza la experiencia de Kalli, en su valor de acompañamiento a mujeres y recupera testimonios de vida de las mujeres que han vivido violencia y sus procesos de recuperación; es una lectura obligada para quienes realizan trabajo social en favor de las mujeres, pero sobre todo es un fuerte  llamado de atención a la sociedad, a las instituciones públicas  y quienes gobierna sobre la situación que viven las mujeres indígenas y mestizas de esa región de Veracruz.  Usted que opina amable lectora o lector.

frandcanseco@nullgmail.com

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*