Asesinato de joven músico en Amatlán de los Reyes provoca psicosis y exilio de chavos

Plumas Libres
- en Sociedad

Amatlán de los Reyes, Ver. Famiiares y amigos despidieron al joven Hiram Yusset Tejeda Salas, del de 26 años de edad, quien fue levandado por un grupo armado el pasado 12 de marzo y encontrado su cuerpo amordazado y maniatado en las aguas del Río Blanco el 14 de marzo.

Hiram Yusset Tejeda Salas era licenciado en Educación Física por la Universidad del Golfo y trabajaba en un Call Center de Bancomer en la ciudad de México y los fines de semana tocaba en el grupo musical ‘Digno Desorden’ en la región de Córdoba.

Los familiares presentaron denuncia ante la fiscalia regional de Córdoba.

Se encontraba de visita en el municipio de Amatlán de los Reyes por lo que su asesinato ha conmocionado a los habitantes de la región de Córdoba y provocado psicosis entre los jóvenes, pues apoyana a las luchas en defensa del medio ambiente, como los ríos y derechos humanos.

Al joven Hiran también se le conocía por componer canciones de reclamo social para la banda, como la dedicada a los desaparecidos o ‘Libre de Pensar’, como tituló a una de sus primeras letras, que reclama justicia e igualdad para los de abajo.

“Dejó sembrada la semilla del deporte en jóvenes (iniciaba a niños en el futbol), pero también en la música, pues tocaba en el grupo alternativo, “Digno desorden”, de Amatlán de los Reyes, que ha sido solidario con movimientos sociales de la región, como la defensa de los ríos en contra de los proyectos hidroeléctricos que amenazan la región o la defensa de espacio culturales, como la lucha que llevan a cabo los habitantes del Patio de la Estrella por preservar un espacio autogestivo, en Córdoba”, dijo uno de los familiares en el sepelio.

El padre Julián Verónica, conocido defensor de la mejores causas sociales, lo despidió así: Descansa en paz, descansa libre compañero de la música, de la fiesta y de la vida, nosotros tus hermanos te vamos a extrañar”.

Hiram fue víctima de la violencia generalizada que impera en el estado, donde los homicidios se registran a diario y las fosas brotan por doquier. Pero sus amigos preguntan, ¿Por qué él? ¿Quién sigue?

La inseguridad sin control roba la tranquilidad de los ciudadanos.

Mientras tanto en la región se respira un ambiente de persecución y de terror. Se vive con miedo. Ante la ola de rumores y listas negras que circulan por Facebook, jóvenes se van o se auto exilian ante el temor de ser el siguiente levantado.

Comentarios

    1. Después de tantos activistas muertos desde épocas de Fidel Herrera, Javier Duarte y ahora Yunes Linares, no se puede afirmar que “por eso no lo matan a uno”. No hay que cerrar los ojos a la realidad. Los intereses de quienes quieren hacerse dueños de los recursos y el territorio son enormes. Por supuesto que son capaces de mandar a matar a los activistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*