SSP retira seguridad de reporteros duartistas porque usaban a los policías de ‘mandaderos’

www.fotover.com.mx
- en Sucesos

Xalapa, Ver. Un reporte al que se tuvo acceso sobre la asignación de escoltas a periodistas veracruzanos bajo riesgo, indica que hay casos en donde los guardias fueron retirados al haberse comprobado señalamientos de que las resguardados hacía mal uso de ellos, tal es el caso del ex reportero del diario Notiver, Marcos Miranda, quien de plano los empleaba de “chalanes

El documento elaborado por la SSP indica que la orden de retirar la vigilancia a Marcos Miranda se da a raíz de que varios de los escoltas que le habían sido asignados, por órdenes directas del ex secretario Arturo Bermúdez, se quejaron de sus malos tratos, así como de que las funciones para los que eran empleados, no eran las de vigilantes.

Uno de los escoltas, que incluso alega ‘trauma psicológico‘ en primer grado por esa experiencia, señala a sus superiores que Marcos Miranda lo empleaba para hacerle la despensa los fines de semana, para limpiar su casa, hacer toda clase de mandados y constantemente lo usaba de secretaria al que le dictaba para que le escribiera su columna.

El guardia expresó que los fines de semana eran los peores para él, pues además de andar cuidando al comunicador en los antros y cantinas de la zona, muy temprano tenía que pararse a consumar otras labores, como llevar a su esposa al super para que le hiciera la despensa.

“A veces ya era tanto la confianza o el abuso, que hasta me daban el dinero para ir por el mandado”, relató el oficial de la Policía.

Otro de los guardias que estuvo al cuidado del ex rey del Carnaval de Veracruz, que desde entonces no se para en un carnaval, fue removido después de un escándalo que llegó a denuncia penal por amenazas y lesiones, interpuesta por el maestro Ciro Amador Morales, en la agencia Cuarta del Ministerio Público, bajo el expediente 568/2015, ya que Marcos Miranda le ordenó a ese guardia que golpeara al mentor después de que le incomodaran unos comentarios contra el ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, ahora prófugo de la justicia.

“Ya se te terminará la chiche con el gobierno por los malos resultados electorales”, fue el comentario que molestó a Marcos Miranda esa noche de junio de 2015, cuando andaba de parranda, en su coche nuevo, con un grupo de amigos en donde concurrió el denunciante, que fue golpeado salvajemente e insultado por Miranda.

“Eres un pendejo, y no sabes nada de política, yo tengo poder y trabajo para el gobierno, pendejo, así que mejor no opines más de política o te parto ·$%&”, le dijo Marcos Miranda al mentor, se asentó en la denuncia que ayudó a que le quitaran el guardaespaldas por primera vez

El guardia se lo asignaron después de que fuera amenazado por padres de familia y jóvenes que se sintieron agraviadas con una columna en la que señaló que las jóvenes que desaparecían en Veracruz, era por andar “putitas”, pues eran chicas que salían bien arregladas a la calle y después eran víctimas de secuestros o de la inseguridad en Veracruz, todo esto para deslindar de responsabilidades al Gobierno de Veracruz por el caso de la joven Columba Campillo, quien fue secuestrada y asesinada a principios de mayo de 2015.

Junto con Federico Lagunes Peña, en Coatzacoalcos, Luis  Rodríguez Zavala, en Xalapa, y José Abellá en la zona centro del estado, Marcos Miranda era parte de esa cofradía de periodistas que todo le aplaudían a Javier Duarte de Ochoa a cambio de prebendas, dinero, y impunidad para violar la ley.

Al igual que Miranda, José Abellá, dueño del diario El Buen Tono, hizo ‘berrinche’ cuando le fueron retirados los elementos de la Fuerza Civil que lo cuidaban las 24 horas por estar al servicio del gobierno de Duarte de Ochoa, ya fuera para hablar maravillas del ex gobernador así como para descalificar por El Buen Tono a las víctimas del delito que exigían justicia.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*