PRIPAN: Coalición para preservarse

Enrique Ochoa Reza líder nacional del PRI

Manlio Fabio Beltrones  reconoció que el modelo de gobierno actual está agotado y habría que transitar a un gobierno de coalición, porque es importante pensar en la gobernabilidad del país y cambiar la forma de hacer política post electoral donde “el que ganaba, ganaba todo y el que perdía, perdía todo y se dedicaba a fastidiar al que ganaba”.

Propuesta que institucionaliza el amasiato PANPRI,  junto a sus entenados PRD, Verde y Panal. Si gana el PAN integra a priistas en su gabinete, al igual  si gana el PRI adscribe a panistas en diversas secretarías de estado. Total ambos son lo mismo.

De ahí las estrategias mediáticas de “todos contra Morena”, la idea es preservar al neoliberalismo en su  visión política, económica y social como  un modelo que ha llevado al fracaso a nuestro país desde 1982, que ha propiciado el saqueo de los recursos nacionales, que ha destruido el sistema de justicia social.

Curiosamente, desde 1982 el crimen organizado se ha enseñoreado en todo el territorio, ya que antes la consigna parecía ser “cierro los ojos, tu pasas pero no te quedes”,  lo que desde Salinas olvidó esa consigna para tolerar la introducción y distribución de drogas  de todo tipo en el mercado mexicano. Hoy en día, está muy diversificado el crimen: secuestro, desapariciones  y asesinatos colectivos, fosas comunes, feminicidios  y  trata de blancas,  tráfico de órganos de niños y jóvenes, asaltos bancarios, robos de vehículos  y  casas habitación, robo de gasolina, desaparición de mercancía de transporte pesado en carreteras federales, etc. etc. etc.

Fenómeno político económico  que va entrelazado con la corrupción, la impunidad y la simulación de todo el aparato formal de las instituciones de los gobiernos federal, estatales y municipales.

México no sólo dejó de crecer a tasas preferenciales mayores al 6 por ciento de su Producto Interno Bruto, dejó de producir alimentos drásticamente, abandonó la seguridad social en educación salud y vivienda. Destruyó el empleo formal, vía outsoorsing, y permitió la expansión impresionante del empleo informal. Privatizó todo: puertos, aeropuertos, carreteras, telefonía, petróleo, electricidad, agua potable, hidroeléctricas, costas y playas, producción agropecuaria, tierras ejidales, sistema educativo y de salud. Todo, envuelto en forma cínica e inmoral por la corrupción y la impunidad. Apoyándose sistemáticamente en la simulación, la mentira, el ocultamiento de la información con el respaldo irrestricto de medios de comunicación, la iglesia cómplice, organizaciones empresariales, partidos políticos, legisladores y los órganos  de justicia.

Uno de los principales problemas de México, en los últimos años, ha sido el sistema político imperante que no permite la gobernabilidad a ningún presidente. Esta situación provoca la “parálisis” o el llamado impasse gubernamental: nuestro sistema democrático no sólo es dominado por los tres partidos políticos fuertes, sino que además ello desencadena que el partido en el gobierno, PRI o PAN,  mas su comparsa del Verde PRD, PES y Panal, sean  los que ahora tiendan a la coalición, como estrategia  sistemática para frenar, descarrilar, impedir el triunfo al único partido realmente opositor: MORENA.

La reforma político-electoral  fue  una reforma que básicamente para los partidos políticos. No  fue una reforma  de la sociedad civil o de las organizaciones ciudadanas. De ahí que el INE, antes  IFE, y antes, antes, se han convertido en organismos coadyuvantes, cómplices de los fraudes electorales de 1988, 2006 y 2012. Sean omisos y sumisos de las derramas para financiar programas sociales con visos a la escandalosa e inmoral compra de votos. En el 2012 fueron tarjetas MONEX  y Soriana, hoy la distribución, solo en el Estado de México, de más de 56 mil tarjetas que cubren cerca de 3 mil millones de pesos  en denominaciones  de 200, 500, 1000 y 2000 pesos,  a cambio de fotocopia de credencial de elector. Para adormecer, mediatizar, manipular conciencias de cientos de miles, millones quizá ya,  de  pobres mexiquenses.

Coalición como opción para preservar un modelo que ha hundido a México. Coalición para mantener el “status quo”  de la corrupción e impunidad del gobierno federal  y  que ya rebasa  la veintena  de gobernadores que han saqueado a la Nación.

 

 

 

 

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*