Hay epidemia de pedófilos en el mundo según FBI 750 mil se conectan en redes

750,000 pedófilos están conectados a Internet casi todo el tiempo en mundo

AP.- David Timothy Deakin nació hace 53 años en Peoria, Illinois (Estados Unidos), pero durante los últimos 17 años se había hecho de un hogar en Filipinas, desde donde —según pruebas de la Policía local— había logrado crear una red de pedofilia de alcance mundial.

El pasado 20 de abril, agentes de la Oficina Nacional de Investigación de Filipinas llamaron a su puerta y, mientras decidía si dejarlos entrar o no, ellos mismos se abrieron paso con una orden de allanamiento.

De acuerdo con el reporte de la agencia AP, dentro de la guarida de Deakin la Policía encontró ropa interior infantil, zapatos de párvulos, cámaras, esposas, ropa fetiche, pipas de metanfetamina, varios discos duros y álbumbes de fotos.

David Timothy Deakin dirigía una red de pedófilos desde Filipinas, transmitía violaciones de bebés, niños, niñas etc.

“¿Por qué todos preguntan por niños cuando entran a mi casa?”, cuestionó el sujeto mientras le enmarrocaban las manos detrás de la espalda.

Lo cierto es que su arresto reveló uno de los rincones más oscuros de Internet: pedófilos de Estados Unidos, Canadá, Australia y algunos países de Europa pagaban por abusar de menores —incluso bebés— dirigiendo la acción remotamente a través de un servicio de transmisión en vivo.

El delito es relativamente nuevo, pero el turismo sexual por cámara web se está expandiendo rápidamente. Según datos del FBI, se trata casi de una epidemia: 750,000 pedófilos están conectados a Internet casi todo el tiempo.

El allanamiento del hogar de Deakin en Filipinas fue antes del amanecer. Hasta siete unidades de policías, investigadores, abogados y trabajadores sociales llegaron al lugar.

Por el momento, Deakin —quien fue encontrado transmitiendo videos de menores siendo abusados e intentando borrar el historial de su celular— ha señalado que es “solo un consumidor” y luego dijo ante la agencia AP que es “esquizofrénico”.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*