Grupo MAS distribuye agua contaminada

Agua en color caca distribuye grupo MAS, Odebrecht en el puerto de Veracruz, sin que diputados del PAN Mary José Gamboa y Bingen Rementeria, intervengan

La problemática que en la actualidad padecen los ciudadanos de la zona metropolitana Veracruz-Boca del Río-Medellín de Bravo a causa de la falta de distribución del agua es cada día más grave. Existen colonias que técnicamente no reciben el fluido más que una vez al día, otros, que cuentan con el servicio, pero a cuenta gotas pues tiene una presión inexistente y los más caóticos, aquellas colonias que tienen meses de no tener agua y solo se la llevan por medio de tandeos.

La defraudación al Sistema de Agua y Saneamiento (SAS) fue orquestado desde el gobierno de Fidel Herrera Beltrán. Recuerdo que en un evento realizado en las instalaciones de dicho organismo operador del agua, donde llegó el ese entonces gobernador del estado –Herrera Beltrán- y luego de las preguntas de los representantes de los medios de comunicación, los cuales le insistían que dijera de cuanto sería el presupuesto destinado para el SAS en ese año, este con sonrisa burlona contestó. Tenía poco de haber entrado al poder “La Nauyaca” y en mi memoria quedó la respuesta: “Nombre, el SAS no necesita que le destinen dinero, el SAS es autosuficiente”. En forma de “broma” dijo -bien dicen que cuando lo hacen, es cuando “la verdad se asoma”-: “Hasta les voy a pedir prestado”. Y lo hizo, SAS se convirtió en su caja chica y su hijo “putativo” logró llevarla a la quiebra junto con su amigo, Ramón Poo Gil, alcalde de Veracruz.

Yolanda Gutiérrez Carlín era en ese entonces la directora del Sistema de Agua y Saneamiento y por todos es conocido, que entre ella y Fidel Herrera Beltrán hicieron lo propio para saquearlo poco a poco. Ex trabajadores del Sistema de Agua y Saneamiento que de manera anónima hablaron con la columnista; advirtieron que la líder sindical, Angélica  Navarrete Mendoza, fue pieza fundamental  también en la debacle del SAS que junto con los alcaldes de Veracruz, Boca del Río y Medellín de Bravo, hacían. Ella con “negociaciones oscuras” establecía a los presidentes municipales y a los directores, que si ellos metían 100 trabajadores de confianza a ella le tenían que permitir meter 100 trabajadores sindicalizados, claro está, todos con “sueldazos” en las que tenían que otorgarles a la Navarrete Mendoza un porcentaje mensual para poder concederles el espacio.

Angélica Navarrete tiene 22 años como secretaría general del sindicato “José Azueta” del Sistema de Agua y Saneamiento, inició su “imperio” con alrededor de 300 trabajadores sindicalizados y en la actualidad, luego de la extinción del Sistema de Agua y Saneamiento (SAS), mantenía una plantilla de mil  300 trabajadores sindicalizados aproximadamente. Un negocio redondo, pues los ex trabajadores advierten que la ex líder sindical –porque SAS ya no existe y por ende su sindicato tampoco- los extorsionaba continuamente, pero lo más alarmante lo hacía cada año, pues les quitaba 400 pesos por trabajador sindicalizado y también de confianza a quien les prometía una plaza –es decir se llevaba libre de paja, 520 mil pesos por trabajador sindicalizado y un monto similar por las promesas que hacía a los de confianza- cada año, argumentando que eran para cuestiones sindicales que jamás les reportaba para que eran utilizados “Todo eso era aparte de las aportaciones que mes con mes le teníamos que hacer al sindicato (…) También a quienes lograban ser elevados de rango por parte de las autoridades del SAS, si el compañero recibiría mensual 10 mil pesos –vamos a suponer- y el trabajador sindicalizado en su puesto anterior cobraba cuatro mil pesos, ella arbitrariamente le entregaba en el primer sueldo su sueldo anterior y se quedaba con seis mil porque decía que había sido por promoción del sindicato (…) Si alguien se defendía y denunciaba esto, en contubernio con la dirección, los corrían (…) Todos les teníamos miedo a la señora porque utilizaba sus “relaciones” para poder perjudicarnos (…) Ella es peor que Pascual Lagunes Ochoa” acusó.

Así se perfilaban las cosas en el Sistema de Agua y Saneamiento. Una historia cruda que mantenía sometidos a los trabajadores quienes por solo querer trabajar, sus derechos laborales eran vejados no tan sólo por las autoridades del organismo operador, sino por la que supuestamente tenía que velar por sus derechos laborales, que era la líder sindical de ese entonces.

Con relación a la escasez de agua que actualmente padecen los habitantes de esos tres municipios –hasta Boca del Río que ya se separó del Grupo MAS- advierten que es un problema de operatividad y negligencia del actual grupo operador:

“Es un mal funcionamiento de las redes (…) Los trabajadores del Grupo MAS no saben operar las válvulas y los tanques que le dan servicio a los dos municipios [advierten que dicho incapacidad también lo realizan los trabajadores de Boca del Río] (…) La red que viene del Tejar a Veracruz, es la principal red que provee a los tres municipios (…) Cuando existía SAS, nosotros lo que hacíamos es operar la planta, a no forzarla, a no exceder la capacidad de las bombas para que no revienten la red de distribución (…) Las bombas son potentes y demasiado grandes, pero nosotros no nos metíamos ahí, nuestra responsabilidad dependía en mover válvulas (abrir o cerrar) de manera estratégica y además, abrirlas a tal grado de que la presión del agua no provocará que la red de distribución estallara (…) También teníamos la responsabilidad de ver los tanques de almacenamiento que distribuyen el agua a Veracruz-Boca del Río-Medellín de Bravo para que la ciudadanía siempre contara con el vital líquido (…) También nos encargamos del mantenimiento de la red de distribución y de los tanques de almacenamiento, por ello, se avisaba a la población de ciertos sectores de que cierto día se quedarían sin agua”.

Indicaron además:

“Ahí en el Tejar había un encargado [también trabajador de SAS] de saber cuántos litros por segundo debía de programarse cada válvula y los grados que nosotros debía de abrirlas para así, la ciudadanía siempre contara con buena presión de agua en sus domicilios (…) El problema yace que Grupo MAS le tiene miedo a las válvulas, porque ya le ocurrió en una ocasión, no sé si recuerda que cuando tomaron el mando, la red de distribución del Tejar se reventó, pero eso fue porque contrataron gente sin experiencia y sin conocimientos, que no entienden absolutamente nada del comportamiento del agua que es operada por bombas de gran caballaje (…) Tienen miedo y por eso le abren poquito, las que abren, pues de seis bombas, sólo están operando tres y por ello, no hay presión de agua en algunas colonias y fraccionamientos, y a quienes peor les va, ni les llega el agua a sus casas (…) Los tanques de almacenamientos no son aprovechados y los tienen a la mínima capacidad porque les tienen miedo a las válvulas”.

No existe actualmente que Grupo MAS pueda rendir buenas cuentas, pues su problemática al parecer es por falta de pericia en la distribución del agua. No saben –porque no tienen conocimiento para ello- de cómo operar las válvulas, porque tienen miedo que nuevamente les estallen y exista una gran fuga del vital líquido.

“Ellos son tan ignorantes y faltos de pericia, que cierran las válvulas en ocasiones y originan que el almacenamiento baje de nivel y comenten un desastre de desabasto; porque para que un tanque llegue nuevamente a su nivel, tarda hasta tres días para ello (…) Mentira que sea por fallas eléctricas, mentiras, la causa real de desabasto de agua es porque no saben, no entienden sobre la operación de la distribución del agua a través del bombeo y distribuidas a través de las válvulas”.

Cuando SAS operaba, existía gente capacitada para operar la distribución del agua, el bombeo y el manejo de válvulas. Fraccionamientos y colonias que jamás tenían problemas de agua, en la actualidad sufren por la falta de pericia que el Grupo MAS está provocando, indicó uno de los ex trabajadores del SAS.

“Nosotros contábamos con experiencia, nosotros sabíamos del movimiento de válvulas (…) Nos íbamos a Galeana en la Chapultepec, que es el pozo que recibe el agua del Tejar y que pasaba a Pocitos y Rivera, lugar que distribuye a todo el municipio de Veracruz, hasta el fraccionamiento Virginia (…) Grupo MAS absurdamente no han manipulado esa válvula de Galeana, nunca, pero nunca la han abierto (…) Le tienen miedo porque es un tubo de 32 pulgadas y es una válvula tan grande y tan dura que se tienen que meter cuatro personas para poder moverla y por ello, los de Grupo MAS no quieren mover (…) Además esa válvula se encuentra metida en un vado que está lleno de aguas negras y los trabajadores del Grupo MAS no quieren meterse porque se ensucian heces fecales; sin embargo, nosotros como trabajadores ahí nos veía usted metidos para regular la válvula (…) El agua pasaba por las aguas negras en una gran tubería y por ello no había contaminación alguna, pero nosotros si nos contaminábamos de aguas negras, porque teníamos que entrar a ese vado lleno de desechos cuando recibíamos la orden del operador del Tejar de que teníamos que abrir o cerrar la válvula (…) Grupo MAS ha provocado el desabasto del agua en colonias y fraccionamientos por varias causas, desconocimiento y experiencia para operar la red de distribución y las válvulas y además, porque temen ensuciarse de aguas negras y lodo, cosas que nosotros hacíamos sin problema alguno”.

Los ex trabajadores del SAS advierten que Grupo MAS mantiene castigadas las válvulas y no las regulan. “Cuando el tanque de almacenamiento de Pocitos y Rivera se encuentra en su nivel, la válvula es regulada para que haga un choque y mande al centro de almacenamiento del El Morro (…) En coordinación, porque se coordinan tanto Pocitos y Rivera como El Morro (…) Cuando ya el pozo de Pocitos y Rivera ya está a nivel, entonces le habla al operador del El Morro para que abra sus válvulas para recibir el agua del Tejar y así (…) Desde la falta de coordinación para operar estos dos puntos, se está derivando la problemática de distribución de agua en la zona metropolitana (…) Otra, en determinado tiempo, los tanques de almacenamiento tanto del El Morro como de Pocitos y Rivera tienen que ser lavados, porque acuérdese que el agua viene de El Tejar y arrastra arena y por ello, la calidad del agua es pésima, sale sucia y esto puede originar miles de afectaciones a la salud (…) Nosotros hemos realizado inspecciones y los tanques desde que llegó Grupo MAS no han sido lavados (…) Por no contar con la experiencia en la operación del sistema de agua y como debe de ser operado, quienes dirigen el Grupo MAS no tienen absoluta idea de cómo administrarla (…) Tontamente han desbaratado muchas calles para solucionar el problema de desabasto de agua, pero la complicación radica en su ignorancia para poder operar la distribución del agua, en su falta de pericia para de manera coordinada manipular las válvulas (…) Porque no es nada más abrirlas y ya, es saber cuánto, cuando y como se deben de abrir para que no hagan un desastre en la red (…) Su ignorancia es la que mantiene este problema” acusó uno de los trabajadores.

En la plática bastante productiva que se mantuvo con ex trabajadores del SAS, indicaron que cuando ellos estaban al cargo del sistema operador del agua, era tanta la capacidad que existía en el personal operativo, que cuando la red de distribución mantenía una fuga, ellos jamás cerraron válvulas y trabajaban con la presión del agua fugándose. El problema de la debacle del SAS como millones de veces lo hemos señalado, fue a causa de los malos administradores (directores) de los gobernadores que en su tiempo estuvieron gobernando Veracruz [Fidel Herrera Beltrán y el hoy preso, Javier Duarte de Ochoa], de los alcaldes de esos tres municipios pero también, por la líder sindical, Angélica Navarrete Mendoza, que para mantenerse en el poder y poder demostrar su puño, convenía con los alcaldes y directores el número de trabajadores sindicalizados que activaba para poder ella hacer un gran negocio con las autoridades quienes le permitían que pisoteara los derechos laborales de quienes representaba y hasta diezmo les exigía.

La líder, según advierten los trabajadores, adquirió propiedades con el dinero de los trabajadores y de manera indebida, las ponía a su nombre. “El edificio que está la calle Galeana, enfrente de Obras Públicas del ayuntamiento de Veracruz, fue comprado con dinero de nosotros, como también las camionetas en las que ella se mueve, nosotros con nuestro dinero pagábamos los servicios que ella únicamente disfrutaba en el inmueble (…) Hoy nos advierte Angélica, que todo absolutamente todo está a su nombre y por lo tanto es de ella y a nosotros nos deja con una palmada de narices y nos roba todas nuestras propiedades (…) Su tibieza hacia el movimiento, es muy comentado entre los mismos compañeros (…) Nos han dicho que no hace nada porque ya se vendió al poder (…) Nos dicen que recibió 4 millones de pesos por agarrarnos de tontos porque quieren ahora quitarle la concesión a Grupo MAS y “alguien” poderoso pueda hacer un gran negocio con el agua, pues porque la idea es quitar a Grupo MAS y crear una empresa privada para que sea quien explote el negocio del agua (…) Mientras que nosotros nos dejan sin trabajo y sin sustento para nuestras familias (…) Por ello le pedimos al señor gobernador, que haga un nuevo sistema regulado por el gobierno y que nos dé empleo, porque nosotros no tenemos la culpa de lo que se robó Fidel, Duarte, Pepín y Yolanda junto con los alcaldes que también ayudaron (…) Nomás vea Ramón Poo que fue quien más hizo negocios turbios con Pepín” exhortaron los trabajadores a Miguel Ángel Yunes Linares.

En conclusión señor Arturo Zorrilla Castañeda, director general del Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento (MAS), su incapacidad operativa y la de sus trabajadores, hacen que la crisis del agua sea cada día más sangrante para la sociedad veracruzana. Su ignorancia provoca que muchas colonias no cuenten con el vital líquido, colonias que jamás habían padecido de este vital líquido, permanecen sin él, solo porque usted no cuenta con la capacidad para administrarlo y además, porque contrata gente que no tiene ni una soberana idea del trabajo que se debe de realizar para poder distribuir con calidad el agua a los habitantes.

Bien podría la sociedad veracruzana interponer las denuncias ante la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) y además, e interponer demandas en contra del Grupo MAS en la Defensoría Pública por todo aquellos afectaciones que derivado del agua sucia que envían a los domicilios estarían originando.

El agua contaminada a causa de su nula calidad, puede propiciar entre la población problemas serios en la salud como son:

  1. Diarrea: Provoca que las personas pierdan líquido y electrolitos, lo que comporta la deshidratación y lleva en algunos casos a causar la muerte en el paciente. Cuando son niños y niñas los que padecen episodios repetidos de esta dolencia, son más vulnerables ante la desnutrición y otras enfermedades.
  2. Disentería: Provocada por bacterias, causa diarrea en los pacientes. En adultos es raramente mortal, pero los niños son sus principales víctimas.
  3. Cólera: Es una infección bacteriana aguda del intestino que provoca numerosos episodios de diarrea y vómitos intensos, que a su vez pueden generar deshidratación aguda y provocar la muerte.
  4. Paludismo: Provocado por un parásito transmitido por ciertos tipos de mosquitos que habitan en zonas de aguas estancadas, es a través de la picadura que se transmite la enfermedad.
  5. Esquistosomiasis: Es causada por parásitos que penetran la piel de las personas que se están lavando o bañándose en fuentes de agua contaminada y provocan infecciones que dañan el hígado, los intestinos, los pulmones y la vejiga.
  6. Tifus: Enfermedad provocada por bacterias que causa fiebres, diarreas, vómitos e inflamación del bazo y del intestino.
  7. Tracoma Es una infección de los ojos provocada por las deficientes prácticas higiénicas debido a la falta de agua o la existencia de condiciones insalubres. Los niños y las niñas son especialmente vulnerables ante ella.
  8. Fiebre tifoidea: Es una infección bacteriana causada por la ingesta de agua contaminada. Los pacientes sufren dolor de cabeza, náuseas y pérdida de apetito.

Por lo tanto, les pedimos a la ciudadanía que haga una revisión de sus tinacos y observe la suciedad que existen en ellos, les tome fotos, con ello, tenga una prueba fehaciente de la porquería que Grupo MAS está enviando a sus hogares. Considero que es importante que como ciudadanos exijamos a los legisladores que le quiten la concesión a la empresa Odebrecht –negociación que ha sido señalada de manera constante por sus actos de corrupción y que mantienen al dueño en prisión en Brasil- a través del Grupo MAS. Exijamos que el gobierno de manera inmediata cree un nuevo organismo administrado por ellos y contrate personal capacitado para poder operarlo. El organismo operador se mantiene solo con el pago del servicio de los ciudadanos y que no pretendan hacer creer que no es factible su creación para para hacer un negocio de manera ilegal del agua, cuando instancias internacionales a través de tratados y la propia Constitución Mexicana establece que el agua es un derecho de todos los mexicanos

Quejas y comentarios:

fueradefoco@nullagnveracruz.com.mx

fueradefoco67@nullgmail.com

 

Twitter

@AGNVeracruz

 

Fanpage

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*