Nacen dos flores cadáver en jardín botánico de los Ángeles

El olor lo usan para atraer insectos

Los Ángeles. E.U.- Si una ya expulsa un olor apestoso, imagínese dos a la vez. Los trabajadores y visitantes del Jardín Botánico de Chicago (EE.UU.) están viviendo un auténtico espectáculo natural, pero difícilmente olvidarán este doble ataque a su sentido del olfato. En el jardín ha florecido una pareja de flores cadáver, una rareza botánica de forma fálica y más de dos metros de alto que desprende un olor parecido a carne putrefacta y apenas duran unas 24 horas antes de marchitarse. A pesar del ambiente nauseabundo, las flores ha atraído a miles de personas que han hecho cola para verlas.

Apodadas las «Gemelas Titán» por su nombre científico, Titan Arum, estas flores nativas de la isla indonesia de Sumatra son una de las más grandes del mundo, ya que pueden alcanzar los 3,5 metros de altura. La planta tarda unos diez años en dar una flor y después de unos pocos días, exhausta por sus esfuerzos, comienza a marchitarse. Las «flores cadáver», como se las conoce, están amenazadas por la deforestación, y los jardines botánicos de todo el mundo intentan preservarlas.

El pútrido olor es crucial para su supervivencia en estado silvestre, ya que indica a los insectos, como las moscas que buscan cadáveres para depositar sus huevos, que la planta está floreciendo. Una vez que estos se posan en la flor, esta se cierra sobre ellos y los mantiene atrapados hasta que quedan cubiertos de polen.

 

Una de las plantas de Chicago es algo mayor que la otra y tiene un olor más fuerte, ha explicado Gregory Mueller, director científico del jardín, al Chicago Tribune. «El tamaño importa», ha dicho. «Cuanto más grande es, más superficie tiene para calentarse, y puede (producir) más olor. Y entonces el olor puede ir más allá y atraer a los polinizadores de más lejos».

«Tener flores cadáver gemelas que florezcan al mismo tiempo es muy raro», ha añadido Mueller. Según ha podido comprobar el Jardín Botánico de Chicago con otros centros de todo el mundo, un evento semejante sólo ha ocurrido un puñado de veces, y nunca antes ha ocurrido en América del Norte.

El jardín seguirá mostrando las plantas hasta el 8 de junio, y espera atraer muchos más miles de entusiastas que llegan para observar esos gigantes naturales, a pesar de que las flores ya han empezando a marchitarse.

Los científicos han logrado recopilar sus preciosas semillas para enviarlas a otros jardines.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*