¿Ni perdón ni olvido?

La esposa de Rogelio Franco flamante secretario de gobierno de Veracruz Guillermina Alvarado, asegura que su cuenta fue hakeada, pero no niega que su esposo le de golpizas, el problema es de ellos que no resuelven sus diferencias...
- en Foro libre
Pablo Jair Ortega/ ColumnaSinNombre
No es para celebrarse, al contrario: es preocupante. Resulta que este sábado el gobernador Cascarita invitó a los 50 diputados locales para discutir temas presupuestales en Veracruz, pero la mayoría le pintó mocos.
De acuerdo a un documento oficial enviado desde la oficina del Gobernador al Congreso del Estado (en manos de quien esto escribe), desde el pasado 13 de junio se envió a la Presidencia de esa Soberanía la cordial invitación para que los legisladores, en especial los que conforman la Comisión de Hacienda, se reunieran con el mandatario estatal para analizar las finanzas públicas y su reestructuración.
La cita era para este sábado 17 de junio a mediodía, en el Palacio de Gobierno, pero sólo llegaron un puñado de diputados de la bancada del PAN, acompañados por Vicente Benítez, el impresentable ex tesorero de Javier Duarte, y hoy diputado de Nueva Alianza que se suma a las filas de los intereses del gobernador.
Así se cae el teatro del “Ni perdón ni olvido” que manifestó Yunes en su mensaje ya una vez como gobernador electo. Yunes Linares literalmente está jugando otra vez con los corruptos del pasado sexenio, con el operador financiero del Duartismo, el de la mansión y hotel en Costa Rica; el de la Oficialía Mayor de la desfalcada Secretaría de Educación de Veracruz, donde acaban de correr y denunciar “aviadores”.
Sólo 12 de 50 legisladores acudieron a reunión convocada por el “gober Cascarita” y sólo le faltó decir a éste que para balancear el plan financiero, el Gobierno se tuvo que apoyar en el “experto” Vicente Benítez, el ex tesorero de Duarte .
Y decimos que es preocupante, no para celebrarse, porque el mismo gobernador es quien ha cosechado estas tempestades al tratar de enfrentarse con el Poder Legislativo y utilizar el aparato del Estado para fines perversos. Es el mismo gobernador el que ha querido plantar con poco éxito su bandera en el Congreso, que se ha destacado en esta legislatura por ser un poder autónomo, muy plural, con fuerzas bastantes equilibradas, a diferencia de aquella aplanadora priista a las que nos tenían acostumbrados.
Es el mismo gobernador al que le han faltado operadores políticos en el Congreso, algo que aparentemente no calculó pues armó todo su gabinete con sus mejores piezas (no que sean los mejores funcionarios), pero al parecer se le olvidó que necesitaba tener gente con experiencia en la Legislatura.
Y son odiosas las comparaciones, pero el Tío Fide y hasta el mismo Javier Duarte armaban maña, oficio o billete para montar el teatro de reunirse con los legisladores de todos los colores.
Lo más preocupante es que el mandatario estatal haya roto su promesa de “Ni perdón ni olvido” y ahora tenga que recurrir a Duartistas para destrabar asuntos legislativos. En una de esas, hasta hace las paces con los que están en San Lázaro y resulta que son sus amiguis.
Para eso me gustaban; vale gaver.
“HACKEAN” SU PROPIA CREDIBILIDAD
Muy sonado el caso de la franca madriza que supuestamente le pegaron a la esposa del secre de Gobierno, Rogelio Franco Castán.
No es la primera vez: en septiembre de 2016, a través de la red social Facebook, la señora Guillermina Alvarado González (cinta negra en karate y parece que a los “genios asesores” no les ocurrió usar este pretexto) reveló una serie de fotografías donde se le veían los golpes y acusaba a su esposo Rogelio Franco Castán de ser el autor; luego bajó las fotos y dijo que todo había sido un hackeo a su cuenta.
Nuevamente este sábado subió fotos de una moquetiza, las dejó todo el día, hasta que por la tarde-noche volvió a subir un video diciendo que la habían hackeado por segunda vez y que alguien trataba de desprestigiar a su familia. Por cierto que en el video se le ve manejando cuando habla al celular y sin cinturón de seguridad, lo que son dos multotas de las nuevas que acaba de implementar el Gobierno de Veracruz.
El que ni pío ha dicho del caso, con eso de que es precoz para eso de las investigaciones ocurrentes y de última hora, es el Fiscal Winculín, quien se supone debería investigar si el secretario de Gobierno le gusta agarrar de “punching bag” a su mujer o quién es el chistosito que le anda jaqueando la cuenta.
Muy triste caso, en realidad. Dicen que las mujeres permiten esto hasta donde quieran detenerlo; instituciones nunca faltan para apoyarlas, aunque en este caso sería bueno preguntarse en dónde se denunciaría: ¿A la Fiscalía donde despacha el abogado del gobernador? ¿Al destartalado Instituto Veracruzano de las Mujeres donde el gobernador quiere imponer funcionarios? ¿O a la Comisión Estatal de Derechos Humanos donde despacha Namiko Matzumoto, quien al parecer ya se vendió al régimen en aras de la papa?
EPÍLOGO INTRIGANTE: ¿No será que desde mismo Palacio le están mandando mensajes al secre de Gobierno para que ya vaya ahuecando el ala y que el gobernador coloque a quien podría ser el interino el próximo año? A estas alturas, Rogelio Franco ya debe saber de la capacidad de perversidad del Cascarita.
EPÍLOGO TURÍSTICO: Si no mal recuerdo, fue el secretario de Turismo “El Nagual” quien dijo que Xalapa no era turístico y ¡mocos!: el portal de viajes TRIVAGO da a conocer en su blog ROOM5 que la capital veracruzana es una de las 5 ciudades de moda en el país para viajeros nacionales. En cuanto a las playas, no aparecen ni Veracruz ni Boca del Río en los primeros 10 lugares. Lástima.
EPÍLOGO DENUNCIA: Este fin de semana, el Círculo Cultural Regional Coatepecano denunció que se robaron las placas conmemorativas que se encontraban en el arco de la entrada a Coatepec; ahí justo al lado de la sucursal de la automotriz Ford. Se trata de al menos 4 placas que los malandros sustrajeron. Todo un atentado contra el patrimonio del Pueblo Mágico.
EPÍLOGO MATEMÁTICO: Imperdible el dato que maneja el diario La Jornada Veracruz: “Con sólo 17 municipios que van a administrar a partir de enero de 2018, el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) tendrá el control de 45 por ciento del presupuesto destinado a las demarcaciones locales. Con el triunfo que obtuvo en Coatzacoalcos, Xalapa, Poza Rica y Minatitlán podrán manejar cuatro de los 10 presupuestos más altos que van desde mil 160 millones de pesos a 450 millones de pesos”. Ahí nomás.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*