Inician conciertos ‘GranDiosas’ clásicas en el Auditorio Nacional

María Conchita Alonso, Dulce, Valeria Linch, Manuela Torres y Rocío Banquells, en concierto en el Auditorio Nacional. Imagen tomada de www.bitacoradelauditorio.com

Ciudad de México. La noche del pasado jueves fue generosa cómplice para disfrutar de voces, canciones y la presencia de un quinteto de mujeres poseedoras de hermosa madurez artística y estética, quienes acompañada por un glamour y profesionalismo acentuado por los años transcurridos, deleitaron a su público durante más de dos horas.

María Conchita Alonso, Dulce, Valeria Linch, Manuela Torres y Rocío Banquells, deleitaeron a los asistentes en concierto en el Auditorio Nacional.

Cinco músicos se acomodaron con parsimonia sobre unas plataformas colocadas al fondo del escenario casi a oscuras del Auditorio Nacional. De improviso, un buscador luminoso alumbró un espacio en el segundo piso: allí apareció María Conchita Alonso entre el público entonando “enamorada de ti/ sin fecha de caducidad…”; Dulce hizo lo propio en el balcón de la derecha del proscenio cantando “siento hielo en cada beso de amor…” mientras Valeria Linch le cantó a la Muñeca rota rodeada de sorprendidos asistentes; por su parte,  Manuela Torres inició su actuación cerca de los espectadores de otro balcón. De una de las filas de la planta baja surgió la voz, y la figura, de Rocío Banquells quien hizo corear la letra de Ése hombre no se toca. Así empezó el concierto de GranDiosas Clásicas.

El espectáculo transcurrió con intervenciones alternadas entre las cinco intérpretes de grandes éxitos en las décadas de los años 70 y 80 del siglo pasado. Pero también hubo invitadas sorpresa: Olga Tañón y Regina Orozco, la primera cantó a dueto con Rocío Banquells y la segunda, con Manuela Torres en medio de coros, predominantemente femeninos, provenientes de damas que pagaron boletos para casi llenar el aforo del recinto de Reforma.

Los caballeros fueron minoría pero unieron sus voces en algunas estrofas y fueron testigos de los cambios de vestuarios en casi a cada canción por parte de las anfitrionas quienes lucieron espléndidas entre los celulares en lo alto que grabaron las canciones más conocidas. Para cerrar el concierto Valeria, Manuella, Rocío y Dulce interpretaron la canción de Roberto Cantoral que José José hizo inolvidable: El triste.

Con información de La Jornada.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*