Tres ejercicios de kegel contra la eyaculación precoz

- en Salud

Por Sumedico.com/

Una de los mejores tratamientos contra la eyaculación precoz y la disfunción eréctil, es practicar ejercicios de kegel, ya que no sólo benefician la salud sexual, sino de manera general tienen efectos positivos en los hombres.

Los ejercicios de kegel consisten simplemente en una contracción del músculo pubocoxígeo, comprobando que tenían muy buen resultado para la incontinencia, pero diversos estudios han demostrado su eficacia para retardar la eyaculación precoz.

Asimismo, realizar esta clase de ejercicios de manera frecuente, combate o previene la disfunción eréctil en hombres mayores de 50 años, pero si son practicados desde etapas más tempranas, mejoran el desempeño sexual.

Te recomendamos: 5 ejercicios que mejoran tu desempeño sexual

Ejercicios para retardar la eyaculación precoz

Llevar a cabo estos ejercicios es muy sencillo, práctico y rápidos, además de que los beneficios podrán observarse en poco tiempo. Para ello, te presentamos 3 muy eficaces.

1. La primera técnica requiere una contracción de los músculos del ano como si tratara de contener gas. El sentimiento de una sensación de tirón o levantar en el ano le dice que va a realizar el ejercicio correctamente. Sigue el ejemplo de la imagen.

Durante las primeras semanas debes realizar 50 kegels un día sí y uno no. Intenta hacerlos con una duración entre 1 y 2 segundos para luego llegar a los 3-5 segundos. Incrementa el número poco a poco: Trata de llegar hasta los 4 días semanales y entre 5 y 10 minutos cada día.

2. Apoyado como en la imagen, realiza contracciones lentas y aprieta los músculos pélvicos, como si estuvieses intentando detener el flujo de orina. Debes sentir un endurecimiento alrededor del ano.

Mientras mantienes los músculos tensos, cuenta hasta diez; suelta los músculos con cuidado y descansa durante diez segundos más. Trata de hacer diez series tres veces al día.

3. Siéntate en una silla o balón fitness con las piernas abiertas y pon tus manos sobre las rodillas. Inclina tu torso un poquito hacia adelante manteniendo la espalda recta y contrae y relaja tu musculatura genital interna. Hazlo inspirando y espirando.

Lo normal es que empieces con 250 contracciones al día para llegar hasta 1000. Comienza poco a poco para no lastimarte realmente.

También te puede interesar: Verano, época de deseo sexual y disfunción eréctil

Un tip para saber que estás haciendo tus ejercicios de kegel correctamente, es que notarás que tus testículos se elevan ligeramente. ¡Listo!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*