90 años del desafuero del Gobernador de Veracruz, Gral. Heriberto Jara Corona

El pasado viernes 29 de septiembre de 2017, se conmemoran los 90 años de la desaparición de poderes políticos en el Estado de Veracruz-Llave; el gobierno federal encabezado por el General Plutarco Elías Calles, instruyó a sus operadores políticos y militares, la desaparición del gobierno constitucional del General Heriberto Jara Corona, quien en 1924, fue electo como el segundo gobernador constitucional de Veracruz, de la postrevolución. El primero fue electo en 1920, a favor del coronel  Adalberto Tejeda Olivares,  para el cuatrienio de 1920-1924.

La biografía del General Jara Corona, está vinculada al movimiento revolucionario convocado por Francisco I Madero, para el domingo 20 de noviembre de 1910. Desde su posición de obrero en la zona fabril de la zona de Orizaba. Con una formación de tenedor de libro, el joven Jara Corona, supo interpretar los signos de los tiempos, que el porfiriato, llegaba a su fin. Su trayectoria política se inicia a finales del siglo XIX y principios el siglo XX. Con su afiliación al partido liberal mexicano, en la ciudad de Orizaba, ante la situación de explotación de los obreros textiles del centro de Veracruz, no sólo con la militancia política, sino también por medio de la prensa local, lo encontramos participando en los periódicos:  Regeneración, La opinión, y el Dictamen, este último periódico sobreviviente hasta el presente siglo XXI. Su participación militar la inició a lado de Camerino Z Mendoza.  Con el triunfo del maderismo, fue electo como diputado federal a la XXVI legislatura federal, 1912-1913, que con el golpe de estado al orden constitucional de Madero, por el general Victoriano Huerta, se desintegra el poder legislativo.

La figura de Venustiano Carranza, también fue fundamental en la carrera de  Heriberto Jara, siendo designado como gobernador en el distrito federal en 1914, al final de ese año, lo encontramos participando muy activamente en la desocupación del ejército norteamericano en el Puerto de Veracruz. Es electo para la constituyente en 1917, siendo el principal promotor de la política social en la Constitución de 1917. Es el Gobernador y comandante militar de Veracruz en 1916.  Es el 4° Embajador de México en Cuba, regresando al país, para encargarse de la jefatura de las operaciones militares en Tabasco. El Gobernador Cándido Aguilar, lo designó como su Secretario General de Gobierno de Veracruz. Entre los años de 1920 al 1924, en la administración de Álvaro Obregón, fue Senador de la República por Veracruz. Fue electo como segundo gobernador de la post revolución, para el periodo 1924-1928. Con el apoyo del movimiento obrero y campesino de Veracruz.

El Gobernador Heriberto Jara Corona,  es duda alguna, el primer gobernador del Estado de Veracruz, que tiene un proyecto concreto para la transformación de la ciudad de Xalapa, capital del Estado, no sólo el Estadio Jalapeño, la pavimentación de un número importante de calles, la instalación de la primera piedra la ciudad universitaria, el primero de mayo de 1926; la ciudad-jardín, todo un proyecto de una ciudad moderna para el siglo XX. En lo cultural la vanguardia del estridentismo, con Manuel Maple Arce, Germán Liszt Arzubide, Ramón Alva de la Canal, Leopoldo Méndez, y la Escuela Normal Veracruzana, Xalapa se convirtió en importante centro cultural el sur de la nación.

En 1925, el Presidente de la República, Plutarco Elías Calles,  asiste a la  inauguración del Estadio Jalapeño, una obra de  Modesto C Roland, pionero en su ramo, que se tardó en construirse en 77 días, hoy las calles se tardan a hasta medio año en su pavimentación, cfr.: Rollad Jorge, 2017. Modesto C Rolland, constructor del México moderno. Las relaciones entre el ejecutivo federal y estatal, sufrieron deterioro, por el problema con las empresas petroleras extranjeras en el país. El Gobernador Heriberto Jara Corona,  dio cumplimento al cobro de impuestos a las compañías petroleras, a favor de la hacienda estatal.

El 29 de septiembre de 1927, el ejército mexicano, toma la ciudad de Xalapa y desconoce al gobernador constitucional de Veracruz, el secretario de gobierno  Manuel Maple Arce, escribe: supongo que otra causa de la malquerencia  en contra del General Jara era el apoyo que deba a los enemigos  de Obregón y Calles. Pero  a él esto nada le importaba. El General Francisco J. Mújica, gobernador de Michoacan, el profesor  Aurelio Manrique, gobernador de San Luis Potosí, a su caída se refugiarón en Veracruz y recibieron su protección…García Díaz, Bernardo. 2010. Documento, testimonios y crónicas de la revolución mexicana en Veracruz. Gobierno de Veracruz. Xalapa. 328 pp.

El congreso local de Veracruz, designó al profesor y político de  Abel S. Rodríguez, 1875-1955. Egresado de la Escuela Normal Veracruz, y quien hizo carrera en el Estado de Chihuahua, en donde fue alto funcionario en el sector de la educación; dos veces gobernador provisional de Chihuahua, como también Senador. Entre 1930 al 1934, ocupó el escaño de Senador de la República por el Estado de Veracruz. En los días que también el gobierno federal enfrentaba un movimiento de militares que se manifestaron en contra de la reelección de Alvaro Obregón,  los  generales  Arnulfo R  Gómez  y Francisco R. Serrano, pagaron su vida, el intento de conservar el ideario revolucionario del sufragio efectivo no reelección, lema de la revolución maderista en 1910, y también de Porfirio Díaz en 1876.

El General  Heriberto Jara Corona,  después de la gubernatura de Veracruz, continuo con una ascendente carrera político militar; como  comandante de las zonas militares de Veracruz y Tabasco, así como docente en el Colegio Militar. Presidente del Partido de la Revolución Mexicana, y promotor de la candidatura del General  Manuel Ávila Camacho, a la presidencia de la república, para el segundo sexenio de 1940 al 1946. En donde fungió como primer Secretario de la Marina. Tuvo reconocimiento internacional, como la de condecoración por la Paz  “Stalin” de la Unión de Repúblicas socialistas Soviéticas, y la  medalla “Belisario Domínguez”.  Muere en la ciudad de México, el 17 de abril de 1968. Su pensamiento y obra siguen vigentes, a pesar de la ignorancia de las nuevas generaciones de políticos, con el actual alcalde del puerto de Veracruz, quien mantiene tirada en una bodega municipal una de las dos estatuas del revolucionario mandadas hacer por el Presidente Carlos Salinas de Gortari; el aeropuerto  internacional del puerto de Veracruz, la empresa concesionada, le borró el nombre de “Heriberto Jara Corona”.

Con la esperanza que el alcalde electo de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, sea sensible para dignificar la estatua del revolucionario veracruzano, tirada en las bodegas del ayuntamiento del Puerto de Veracruz.

 

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*