Universidad de Querétaro desarrolla sistema de captación de agua y se vuelve autosustentable

El Universal Queretaro

Investigadores de la Universidad Autónoma de Querétaro decidieron ponerle fin al problema de abastecimiento de agua que padece el campus debido mediante captación de agua de lluvia que se puede adaptar a los techos de los salones.

Querétaro, 31 de octubre (Agencia Informativa Conacyt/SinEmbargo).- Investigadores de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) desarrollaron un sistema de captación, almacenamiento y filtraje de agua de lluvia que permitirá la autosuficiencia del campus Amealco y sus invernaderos.

Este esfuerzo es parte de la iniciativa Productos 100 por ciento UAQ, que impulsa el desarrollo de nuevos materiales para la oferta tecnológica y sus beneficios a la sociedad en áreas como el ahorro energético, nuevos procesos productivos, entre otros.

El coordinador de la Facultad de Ingeniería Agroindustrial de la Universidad Autónoma de Querétaro, campus Amealco, Luciano Ávila Juárez, detalló que este sistema surgió debido a las dificultades que existen para el abastecimiento de agua, tanto para las instalaciones como los invernaderos de la institución.

“Esto nos llevó a replantearnos captar el agua, dado que en el municipio de Amealco de Bonfil tenemos lluvias de unos 800 milímetros al año aproximadamente. Hicimos los cálculos para ver qué cantidad de superficie necesitábamos para una estructura de almacenamiento, dado que el campus tiene un consumo estimado de 80 metros cúbicos mensuales y en el caso de los invernaderos llegamos a los 230. De ahí que pensamos en un área de captación mucho mayor para satisfacer la demanda de agua durante el año”, explicó.

Ávila Juárez puntualizó que la propuesta consistió en adaptar un sistema de captación de agua en los techos de los invernaderos aprovechando la topografía del terreno, para enviarla por gravedad a una cisterna de ferrocemento diseñada por la propia Facultad de Ingeniería.

“Estamos hablando de un estimado de más de cinco millones de litros que tenemos almacenados, los cuales satisfacen sin ningún problema las necesidades del campus e incluso, tenemos un excedente, contemplando el consumo de los invernaderos. Hablando del campus, el agua se utiliza en los baños, tarjas y la cafetería. Una ventaja que tenemos es que Amealco no es una zona industrial, por ello el agua de lluvia es limpia”, señaló.

El coordinador de la Ingeniería Agroindustrial en el campus Amealco de la UAQ apuntó que, como parte de la convocatoria de Productos 100 por ciento UAQ, otros investigadores del área de nanotecnología diseñaron biofiltros que se utilizan para la eliminación de agentes biológicos y metales pesados del agua captada, además de que se diseñó otro sistema para lograr su máximo aprovechamiento en los cultivos de invernaderos.

“El agua de lluvia que captamos no tiene patógenos ni mucho menos algún metal pesado. Ya hicimos los análisis químicos y biológicos. Hay que destacar que también aprovechamos todo el residuo de agua de los invernaderos. A las plantas crecidas en sustratos inertes o hidropónicos se les proporciona un drenaje para oxigenar sus raíces. La cantidad de agua sobrante en este proceso la retomamos para su análisis y la usamos en otros cultivos para que no solo se reutilice, sino que también fertilicemos otras plantas. El último residuo de agua lo mandamos a cultivos de suelo, como por ejemplo de espinaca (Spinacia oleracea), lechuga (Lactuca sativa) o cebolla (Allium cepa). Todo ello en un proceso automatizado por nosotros”, describió.

Luciano Ávila Juárez destacó que Amealco es el primer campus de la Universidad Autónoma de Querétaro en ser autosustentable en términos de agua.

Este proyecto es parte de la iniciativa Productos 100% UAQ. Foto: Agencia Informativa Conacyt

“De manera simbólica cerramos la llave del suministro de la Comisión Estatal de Aguas (CEA). Tenemos la capacidad para satisfacer el campus, nuestros invernaderos y con una reserva importante. Esto representa también un ahorro para la institución, que gastaba alrededor de tres mil 700 pesos mensuales más impuestos”, puntualizó.

Luciano Ávila Juárez aseguró que este sistema puede ser implementado en otros campus de la Universidad Autónoma de Querétaro.

“En el caso del campus Amealco, nosotros instalamos el sistema en los invernaderos, pero se puede adaptar perfectamente a los techos de los salones sin ningún problema, el agua se podría mantener en bordos o cisternas de ferrocemento que, hay que decir, son más económicas y ecológicas que las de plástico”, finalizó.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*