Casi 7 millones de mexicanos ya sufren diabetes

La obesidad te predispone a sufrir diabetes. ¡Baja de peso, cuídate!
- en Salud

Ciudad de México.- Otra de las enfermedades que en México está afectando gravemente a su población es la diabetes.

Según datos del Instituto Nacional de Salud Pública, en nuestro país existen 6.46 millones de personas que padecen diabetes.

Cambia tu dieta, haz ejercicio, toma agua limpia y se feliz para evitar esta enfermedad

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), entre los años 2006 y 2015, uno de los cuatro factores que provocaron la muerte de un millón 716 mil 985 personas, fue la diabetes mellitus, que se encuentra en primer lugar con 823 mil 100 defunciones.

¿Cuándo inicia la diabetes?.

Como resultado del elevado consumo de alimentos que no aportan nutrientes de calidad al cuerpo por ejemplo, dulces, panadería refinada, excesivo consumo de refrescos, alcohol, elevado consumo de carnes rojas, aguas con elevada contenido de azúcar, elevado consumo de productos enlatados, embutidos, grasas saturadas con la que elaboran, pizzas, hamburguesas  y demás comida chatarra.

Cenar después de las 7 de la noche o estar comiendo todo el día sin permitir a los intestinos que realice el proceso digestivo en forma.

Tener obesidad.

Nula actividad física, mal manejo de las emociones y una vida sedentaria, así como nula limpieza de los órganos como el hígado, vesícula biliar colón y estómago a lo largo de toda una vida, contribuyen al mal funcionamiento del páncreas.

Como resultado de una mala actividad del páncreas, responsable en la producción de insulina, la que le permite al cuerpo mantener los niveles de glucosa equilibrados.

Esta deficiencia en la producción de insulina se debe a dos causas:

Nula producción de insulina, es de cero, entonces no es posible que las células puedan tomar la energía de la glucosa, es cuando se habla de Diabetes Tipo I.

Una baja producción de insulina o un mal funcionamiento de la insulina, cuando se requiere de mayor cantidad porque hay un exceso de consumo de azúcares a través de los alimentos, entonces se refiere a la Diabetes II;  “a modo de ejemplo podemos decir que el páncreas produce tres puntos de insulina, pero para procesar los azúcares que consumimos requerimos de seis o más”, precisó la especialista; esto corresponde a  Diabetes Tipo II.

Entre los síntomas de la Diabetes Tipo I se encuentran

Sed excesiva

Orinar frecuentemente

Pérdida de peso inexplicable

Aumento del apetito

Fatiga

Visión borrosa

Aliento con olor a fruta

Heridas que no sanan

Azúcar en la orina

Piquetes en los pies

Piel reseca

Infecciones vaginales y urinarias frecuentes

Pérdida del conocimiento. Los mismos sintomas se presentan para la diabetes tipo 2.

Por qué el organismo no utiliza correctamente la insulina?

En la  Diabetes Tipo II, señaló la nutrióloga Jaqueline Alcántara, existen 2 razones por las que no se puede utilizar la insulina:

Las células beta producen insulina pero no la suficiente para reducir los niveles de azúcar en la sangre y cubrir los requerimientos de energía del cuerpo.

En la resistencia a la insulina, los mecanismos de las células para utilizar la insulina no son los adecuados y, por lo tanto, no pueden introducir el azúcar a la célula.

La Diabetes Tipo II  generalmente se desarrolla después de los 40 años de edad por lo que se le solía llamar “diabetes del adulto”, sin embargo se ha comprobado que  puede desarrollarse a cualquier edad y ya se ha empezado a observar en niños.

La experta puntualizó que esta enfermedad  se puede controlar con un programa adecuado de ejercicio, dieta y pastillas, con lo que muchos de los pacientes pueden tener niveles de azúcar cercanos a lo normal, sentirse sanos y activos, además de ayudar a prevenir o retardar las complicaciones asociadas con la diabetes. Otras personas con diabetes tipo II requieren medicamentos orales y/o insulina para mantener su diabetes bajo control.

Por supuesto, modificar tu dieta y mejorar tus hábitos alimenticios, hacer ejercicio, consumir mucha agua y ser feliz.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*