Narcogobernadores

Fidel Herrera y Javier Duarte ex gobernadores de Veracruz y Humberto Moreira de Cohuaila, entregaron los estados a los Zetas. Aún se viven las consecuencias
- en Foro libre

Por Martín Moreno/SinEmbargo

No es nuevo, por supuesto. Pero no por ello deja de indignar por dos cosas: por el cinismo con el que actúan, y por la impunidad que reciben del gobierno mexicano.

Son los gobernadores del PRI. Los Fidel Herrera, Duarte, Eugenio Hernández, los hermanitos Moreira. Toda esta dinastía podrida que sin ningún pudor – ya no hablemos de ética- se alió, de acuerdo a la reciente investigación divulgada por la Universidad de Texas (UT), con dinero del narcotráfico (Los Zetas, concretamente), recibiendo presuntamente millones de dólares como sobornos para entregar el control de sus respectivos estados y facilitar el trasiego de drogas, abiertamente y de manera criminal.

Allí está la denuncia de la UT. Allí está el estudio. Allí están las pruebas. ¿Qué hará el gobierno de Peña Nieto? Absolutamente nada. Muy al contrario: arropar a los Moreira, a Fidel Herrera. Si Duarte cayó, fue porque lo detuvo la policía guatemalteca, no la PGR. Si Eugenio fue detenido en su moto, se debió a una acción directa del gobierno panista en Tamaulipas, y no por orden de la PGR.

Son ellos, los priistas. No cambian. Ni cambiarán.

*****

“En 2004, Efraín Torres, el Z-14, en ese entonces brazo derecho de Heriberto Lazcano (el Lazca), le dio 12 millones de dólares a Francisco Colorado Cessa para apoyar la campaña de Fidel Herrera rumbo a la gubernatura de Veracruz…”, establece la investigación de la UT. ¿Acaso esto no lo sabía el gobierno mexicano? Se antoja difícil creer que no.

¿Dónde está Fidel Herrera? Libre.

“Rodrigo Uribe Tapia, lavador de dinero para Los Zetas, describió una reunión en 2010 en una casa que le pertenecía al ya Gobernador de Veracruz, Javier Duarte, en cuyo patio mataron a una contadora”.

Acusación gravísima: el asesinato de una mujer que, hasta ahora, se desconoce quién era y los motivos por los que la mataron. En este caso, el informante – con nombre y apellido-, dice dónde y quiénes. ¿Investigará el gobierno mexicano este otro delito de Duarte? Triple contra sencillo a que no lo hará.

Y más:

“Uribe Tapia también declaró haber acompañado a Danny Menera, quien era el jefe de plaza de Piedras Negras, a entregar dos pagos de 2 millones de dólares en efectivo, a cambio del control total sobre Coahuila. El dinero lo entregaron a Vicente Chaires, secretario personal del entonces Gobernador Humberto Moreira, y a Jesús Torres Charles, procurador General (de Justicia) del Estado en ese tiempo, para sobornar al mandatario estatal, según el relato.

“Lo que hicieron allí en Saltillo, sobornaron al Procurador General del Ministerio Público, y eso fue por protección y el acuerdo al que habían llegado con el Sr. Humberto Moreira, quien era el gobernador de Coahuila en ese entonces”: Rodrigo Uribe Tapia.

Es Humberto, pero también su hermanito, Rubén, Gobernador que está por entregar la administración a uno de sus testaferros: Miguel Ángel Riquelme, quien le garantizará al clan Moreira su palabra favorita: impunidad.

“Según Adolfo Tavira, identificado como ex administrador de producción de Televisa y narcotraficante, el actual Gobernador, Rubén Moreira, también colaboró con Los Zetas.

“Él describió una ocasión en la que entregaron un pago al mandatario en el rancho de otro narcotraficante, Beto Casas, a través de una camioneta Suburban llena de maletas repletas de dinero”.

*(Resumen elaborado por el diario Reforma respecto al análisis que la Clínica de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas realizó con base en las declaraciones de más de 20 testigos, que rindieron testimonio en juicios federales realizados en EU 7 XI 2017).

*****

El caso de Eugenio Hernández es, sin exagerar, un episodio que se mira en el espejo de la mafia siciliana, bajo una máxima de hampones: los muertos no hablan.

Estremece, perturba, aterroriza, lo leído el lunes pasado como nota principal de Reforma:

“En el juicio por peculado y lavado de dinero en contra del ex Gobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández, casi nadie acudirá a sostener las imputaciones que lo tienen tras las rejas.

“De los cinco testigos en su contra, dos fueron asesinados en 2016 – uno de ellos tras ser amenazado de muerte-; otro se suicidó en mayo de 2014, seis meses después de delatarlo, y uno más fue levantado y desaparecido desde hace un año.

“El único que no corrió la misma suerte es Feliciano Reyes Pérez, activista de 82 años, quien el 31 de enero de 2005 presentó la denuncia que apenas el pasado 6 de octubre tuvo como consecuencia la captura de Hernández”.

Hasta aquí esa información.

Nada que agregar.

*****

Sobornos del narco a gobernadores priistas.

El crimen de una contadora en casa de un gobernador en funciones.

Asesinatos y desaparición de testigos.

El gobierno de Peña Nieto tiene todos los elementos para abrir investigaciones en contra de los hermanitos Moreira y de Fidel Herrera, además de seguir acumulando delitos contra Duarte y Eugenio Hernández. Pruebas no le faltarán. Sencillo: cuestión de tocarle la puerta a la justicia de EU.

¡Ah, pero se nos olvidaba!

Peña es priista, igual que los Moreira, Herrera, Duarte y Eugenio.

No moverá un dedo en contra de ellos.

Ni un dedo.

TW @_martinmoreno

FB / Martin Moreno

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*