Simulación, el problema del PRI/Perfilando

Héctor Yunes Landa/Fotover
- en Foro libre

Por Iván Calderón/

Indudablemente la simulación es el gran cáncer que está atacando al Revolucionario Institucional tanto en las filas nacionales, como a nivel estatal.

La neta.

El aguardar los tiempos, el asegurar que se respetan los acuerdos, pero ejercer otras acciones en las tinieblas o el de simplemente darles el lugar a personajes que no se lo merecen, ante sus mínimas posibilidades o su escaso o nulo trabajo sociopolítico, afecta seriamente a este partido.

De querer recuperar los espacios perdidos, el PRI veracruzano necesariamente tendrá que echar mano de actores que cuenten con trabajo donde verdaderamente importa, en la tierra, con la gente, que estén conectados con las y los veracruzanos. Y no que sean designados como en el pasado, a través de ocurrencias, dedazos o filtraciones en medios, porque estarían nuevamente condenados al fracaso.

Hace unos días, se manejó la posible candidatura de Miguel Alemán Magnani al Gobierno del Estado por el tricolor. Lo mismo que las aspiraciones de Sonia Sánchez de Chirinos al Senado de la República.

Todo lo anterior es “Política Ficción”.

Sin duda.

Hasta la permisible candidatura de Juan Manuel Diez es un movimiento de la mal parada bancada de diputados federales priistas, quienes encabezados ahora por Jorge Carvallo, en su último aliento pretenden demostrar poder. Cuando no valen nada.

De esta manera, salvo que algo extraordinario suceda Pepe Yunes irá por el cambio de gobierno, mientras que Héctor Yunes Landa se hará cargo de la operación en el Comité Directo de Estatal del tricolor. Y por otro lado, Anilú Ingram y quién decida la federación en el género masculino, serán los candidatos al senado.

Entre Héctor y Pepe o Pepe y Héctor, las cartas ya están marcadas. Sólo falta el convenio determinante que en estos días se dará en el altiplano, ya que como siempre pasa en las líneas Revolucionarias, primero será el método, luego el candidato.

Por otra parte, en la primera posición para la búsqueda de la cámara alta todo parece indicar que a Ingram Vallines nadie se la quita. Incluso, muy por encima de los conceptos de quienes piensan que la ex primera dama pudiera llegar.

En materia de la candidatura al senado con varios intereses de por medio, se ha manejado la terna de Sonia Sánchez, Elizabeth Morales y Anilú.

Sin embargo, según fuentes dignas de todo crédito esto tiene cierta relación en que la esposa del ex gobernador Patricio Chirinos pretende negociar a través de Héctor Yunes para ocupar el puesto que se quedará bacante en Sedesol, mientras que Elizabeth Morales sería considerada para una posición plurinominal.

Listo el asunto.

Y es que dígase lo que se diga, Anilú Ingram es la candidata natural, ya que mientras Morales García o Sonia Sánchez dirimen sus aspiraciones de manera mediática, es la aun titular de Sedesol, quién le ha entrado al trabajo con las bases y en la tierra donde verdaderamente se obtienen los votos.

Se tiene que decir, en política los tiempos cambiaron y más aun dentro del PRI veracruzano, ya no es solo cuestión de aspirar, sino de demostrar constante labor que permee en los diferentes sectores de la sociedad. Quién no lo entienda así, está muy equivocado.

En fin, el priismo en la entidad tiene aún la oportunidad de recuperar lo perdido y de hacerle frente a una consolidada alianza entre el PAN-PRD y a un partido de Regeneración Nacional que está en crecimiento, pero lo tiene que hacer abonando y construyendo, no jalando cada quién agua para su molino.

Ya veremos qué es lo que pasa.

POR CIERTO cuando la prensa veracruzana debería de estar más unida que nunca, quienes integramos este sensible y maltratado sector por lo regular aprovechamos cualquier asunto para vapulear al vecino.

Tristísimo pero cierto.

Esto sale en relación a las acusaciones de cierto periodista poblano contra el columnista veracruzano Luis Ramírez Baquerio, quién usando bots en twitter atacó e insultó a Baquerio hasta que se cansó. Vaya, los más afamados delincuentes eran blancas palomas a lado de don Luis, quién como pecado tuvo la osadía de retomar unas líneas de un “periodismo de ficción” (que no sabía que existía) para su leía columna.

El supuesto “informador” Mario Alberto Mejía enseguida acusó de plagio y lo sorprendente es que en vez de apoyar al compañero. De inmediato Ramírez Baqueiro fue víctima de un lacerante canibalismo periodístico que de una u otra manera debe de extinguirse.

Y es que para que estemos enterados mientras se atacaba a Baqueiro, se respaldaban los señalamientos de un auténtico textoservidor acusado de extorsión en Puebla. Pero eso no es todo, este personaje disfrazado de periodista también es señalado por presuntamente haber abusado de unas menores de edad, contando con un amplio expediente de investigación por parte de las autoridades ministeriales.

Caray, en estos temas siempre nos tenemos que informar antes de emitir juicios a la ligera.

@IvanKalderon

ivancalderonflores@nulloutlook.com

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*