Xalapa se ganó la autonomía municipal

Los ciudadanos xalapeños confían que Hipólito Rodríguez no les falle
- en Foro libre

Francisco Dominguez Canseco/ El Ejercicio del Criterio

La sociedad veracruzana tiene nuevos gobiernos municipales, en el acto de toma de protesta de las y los integrantes del nuevo ayuntamiento de Xalapa, acudió el gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes; su asistencia es un bueno comienzo para mejorar la relación entre representantes de dos gobiernos que comparte obligaciones y territorio; el gobernado había discrepado públicamente con los ediles electos de MORENA, su presencia y el trato brindado por el nuevo presidente municipal del municipio de Xalapa y el cabildo es un mensaje político de respeto y de un posible entendimiento entre gobernantes de distintos ámbitos de gobierno. La tradición autoritaria priista mandaba que, en Xalapa capital del estado, el gobernador en turno tenía la última palabra de lo que hacia en el municipio, y los presidentes municipales se comportaban como regentes. Nuestra historia local registra enfrentamientos de gobernadores con presidentes municipales que no terminaron su periodo de gobierno o que lo terminaron con limitaciones económicas por no subordinarse a poder estatal.
II
En su primera intervención Hipólito Rodríguez, ya como presidente municipal, recordó elementos valiosos de su propuesta de gobierno, expresando ideas centrales de la política de un gobierno de izquierda, ahora lo citare algunas: evitar que la desigualdad sea el rasgo dominante del municipio, brindar atención a la población excluida. Promoverá la honestidad en el manejo de los recursos públicos, un gobierno abierto, con un manejo transparente de los recursos públicos municipales. Compromiso de combatir la corrupción, hacer que la corrupción desaparezca, un gobierno de puertas abiertas, gobernar con la gente y construir comunidad. Promover servicios de calidad, hacer que el municipio vuelva ser el orgullo de los veracruzanos. Un municipio lleno de flores, donde se defiende a la naturaleza, con cuerpos de agua limpios. Impulsar una agenda ecologista. Anunció que no permitirá la privatización de ningún servicio público. Sobre la problemática de la inseguridad afirmó que la mejor manera de erradicarla es ofreciendo oportunidades de desarrollo a la población, que impulsaran una política de seguridad ciudadana preventiva y política de defensa y promoción de los derechos de las mujeres, y se promoverá la equidad de género. Buscaran erradicar el clientelismo, para ello promoverán que los ciudadanos gocen de sus derechos a plenitud; que los jóvenes ejerzan sus derechos.
Por su parte el gobernador, al hacer uso de la palabra, se comprometió ante el nuevo cabildo xalapeño respetar la autonomía municipal, hecho que arranco el aplauso de las y los presentes, y trabajar de manera coordinada con Ayuntamiento. Su discurso genera certidumbre política y abre la puerta a la cooperación entre gobiernos. Su presencia y participación debería ser parte la normalidad de un estado democrático, pero como no lo somos aún, es de celebrarse el acontecimiento.
Debo decir para los municipalistas ciudadanos la autonomía municipal es el derecho al desarrollo en el territorio municipal, la libertad y autonomía política de la ciudadanía asentada en el municipio, la autonomía política y económica, y el ejercicio pleno de las facultades del ayuntamiento representado en el cabildo. La autonomía municipal no que el ayuntamiento pase por encima de los derechos ciudadanos o que disponga de los bienes municipales a su antojo o se asigne salarios altos, tome decisiones sin consultar a la población.
III
Los retos del nuevo ayuntamiento son grandes, requiere de una política de coordinación, colaboración y entendimiento político con los gobiernos municipales vecino o conurbados, el gobierno estatal, el congreso estatal y el gobierno federal; esas relaciones deberán basarse el máximo respeto a los principios de la autonomía municipal, la tolerancia, la legalidad y la pluralidad política. La sociedad municipal xalapeña lo demanda, los días de autoritarismo y la subordinación política del gobierno municipal de nuestro municipio han terminado. El nuevo ayuntamiento, su cabildo, sus funcionarios públicos y sus trabajadores no podrán comportase de manera tradicional; las expectativas de la ciudanía son muy altas, y se mantiene interesados en cómo se comporta el cabildo. Ahora las sesiones de cabildo serán abiertas, ya no cerradas y sin testigos ciudadanos, las y los ediles deberán argumentar su voto de cara a la ciudadanía, y será ampliamente informado por los medios de comunicación. Sin duda son tiempos nuevos los que empezamos a vivir en Xalapa. A mis cuatro lectores les convoca a vigilar el ayuntamiento y su cabildo, es la hora de la ciudadanía corresponsable. Usted que opina amable lectora o lector.

frandcanseco@nullgmail.com

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.