Cambio o abismo

En el 2017, MAYL no le dio prioridad al combate a la pobreza en todo Veracruz

La transformación del país es urgente, no requiere más engaños, mentiras de gobiernos corruptos, ineptos e incapaces de lograr el desarrollo, a través del equilibrio del crecimiento económico y la justicia social. Indicadores citados hasta el cansancio como la abultada deuda pública, el continuo incremento de la pobreza y desempleo, la destrucción del sistema estatal de salud y de educación pública. Sumándose la entrega del petróleo, electricidad, bosques, costas, playas. El aniquilamiento de la producción alimentaria, agrícola y ganadera a través de la importación desmedida por engorda con clembuterol o la siembra de granos con transgénicos.

El gasto cínico e inmoral en publicidad gubernamental, doce mil millones de pesos destinados a la mentira, además de más de 360 mil millones de pesos, dos mil millones de dólares, para comprar medios impresos, radiofónicos y televisivos en forma descarada. A ello se adhieren cerca ocho millones de jóvenes sin empleo ni educación, más de quince millones de trabajadores expulsados por falta de oportunidades de trabajo, sin embargo, son los que sostienen el ingreso de divisas más alta, ya rebasa los 28 mil millones de dólares anuales, muy superior a los ingresos por el petróleo y el turismo.

Alzas en este 2018 del gas doméstico, de la gasolina, de la tortilla. Solo un caso en Venezuela la gasolina cuesta un peso aquí llega a los 20 pesos. El salario mínimo se incrementó un 8% en México, allá fue del 40%, aquí mueren 80 personas cada hora, allá son doce cada treinta días. Y todavía se viene el descaro de no “venezuelanizarnos”.

Aquí estamos domesticados a los intereses imperiales de trasnacionales y de Estados Unidos, a pesar de insultos, muros, expulsión de connacionales, importación sin límites de armas y municiones, destrucción de relaciones comerciales.

Mientras Corea del Norte y Corea del Sur dialogan para frenar la amenaza de “trumpear”.

Botón nuclear gigante, bufonea, Trump, con evidencia de un minúsculo cerebro, como lo ironizó Hernández en su caricatura de la Jornada.

En fin, este 2018 o se transforma este país para recuperar su dignidad, soberanía y libertad o continuamos en el despeñadero de treinta y seis años de entrega, corrupción e inseguridad.

VERACRUZ EN CRISIS

Una entidad de gran potencial económico, que posee petróleo, agricultura muy diversificada, ganadería de primer nivel, posee 746 km de costas, con volúmenes de pesca impresionantes, bosques maderables de primera, vías de comunicación que conectan con el resto del país y naciones circunvecinas vía terrestre, marítima, ferroviaria, aérea, recursos humanos inagotables con mano de obra muy calificada como formación profesional competitiva.

Una entidad rica y próspera, así fue hasta la década de los noventa. Después la debacle, a partir del cabalístico treceavo año, la entidad se ha hundido en corrupción, inseguridad y violencia, bajo crecimiento económico, destrucción de vías terrestres y ferroviarias, privatización desmedida de las marítimas y aéreas, aniquilamiento del turismo nacional y extranjero, caída estrepitosa de la pequeña y mediana empresa, hundidas las micro, changarros, tienditas de la esquina, talleres, fondas y boticas. Deterioro escandaloso del sistema de salud pública y empobrecimiento de la educación básica y media. Estrepitoso derrumbamiento del sueño veracruzano con Fidel Herrera, Javier Duarte y Miguel Ángel Yunes. Dos sexenios priistas y un año de dos de la engañosa transición panista.

Los cadáveres, desmembrados se multiplican, ahora aparecen cinco cabezas en el cofre de un taxi, en la hermosa Tlacotalpan. Secuestros a granel, fosas por doquier con cuerpos sin identificar en semanas, meses y años, jovencitas levantadas y desaparecidas, muchachos estudiantes y trabajadores asesinados en zonas de Xalapa, Córdoba-Orizaba, Coatzacoalcos-Minatitlán, Tuxpan-Poza Rica y Veracruz-Boca del Río.

Pobreza en crecimiento, economía por los suelos, corrupción inmoral, presos solo seis y libres más de tres decenas de funcionarios, fidelistas y duartistas, que han librado el desafuero, que cuentan con el respaldo partidista, que han servido de “fuentes de información”, que se alquilan de orejas institucionales, que la libraron por “la fiebre amarilla” vomitando impunidad y preservando su libertad condicionada y acordada.

Una entidad endeudada en forma escandalosa, transfiriéndola hasta por treinta años en oscuros arreglos bancarios. Un estado otrora próspero que adeuda a empresas y empresarios, orillándolos a clausurar negocios y despedir trabajadores.

Gobierno que despide cientos, quizá miles, de empleados y funcionarios, contratados por sexenios priistas, para ser sustituidos por panistas expertos en procesos electorales, mapacheo descarado.

2017, año de la engañosa transición democrática, ha sido denunciado, visto por las instituciones especializadas y académicos y analistas, cifras de una la realidad lacerante, provocada por incapacidad de gobernar y una enfermiza y mediática sed de venganza, contra Fidel y Javier, pero flexible a sus funcionarios y colaboradores prestos a evadir la justicia, pareciera, con los que se acuerda, dicen los díceres, impunidad a cambio de información, moches o propiedades.

Indicadores de Veracruz, solo en el 2017, para “muestra un botón”: El año más letal para las mujeres en Veracruz; van 146 asesinadas. Lidera Veracruz en secuestro y homicidios en 2017. Hallan en fosas clandestinas en Veracruz 553 cuerpos: Coatzacoalcos, Agua Dulce, Tres Valles, el Álamo y el puerto de Veracruz.

Veracruz, estado con más pobres en México: CONEVAL. En Veracruz, se generan 800 pobres por día, además sin crecimiento y mucha desigualdad: Rafael Arias (UV). Año en qué por crisis, cierra el 30 % de micro y pequeñas empresas en Veracruz, José Luis Santiago López, Fuerza Empresarial. Veracruz presenta vulnerabilidad e inseguridad alimentaria, Edú Ortega Ibarra, egresado de la Maestría en Seguridad Alimentaria y Nutricional (UV). Fuentes: AZ, Imagen del Golfo, La Jornada, Sin Embargo, Animal Político.

El escándalo mediático del reloj, de seis millones de pesos, exhibido y retirado ipso facto, a la lente traviesa de fotógrafos o celulares de asistentes avezados. El Gato Morris, ex candidato a la alcaldía jalapeña, tuitea: lo escondió para impedir que la inseguridad, se lo desapareciera. Un objeto que exhibe la insensibilidad política ante un estado devastado por la violencia y la corrupción.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.