¿Cómo puede evitar contagiarse de Influenza en esta época de frio?

Reconoce la SSA que la influenza está cobrando nuevas víctimas por exceso de frío. ¡Protéjase!
- en Salud

Ciudad de México.- De acuerdo con la Secretaría de Salud del gobierno federal, ya suman mil 509 casos de influenza con 28 defunciones, es necesario que usted sepa qué es esta enfermedad y cómo puede evitar contagiarse, sobre todo en esta época de mucho mucho frío. 

La influenza (también conocida como la gripe) es una enfermedad respiratoria contagiosa provocada por los virus de la influenza. Este virus puede causar una enfermedad leve o grave y en ocasiones puede llevar a la muerte. La influenza es diferente al resfrío. Por lo general, la influenza comienza de repente. Las personas con influenza, a veces sienten algunos o todos estos síntomas:

  • Fiebre* o sentirse afiebrado/con escalofríos
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Mucosidad nasal o nariz tapada
  • Dolores musculares y corporales
  • Dolores de cabeza
  • Fatiga (cansancio)
  • Algunas personas pueden tener vómitos y diarrea, aunque esto es más común en los niños que en los adultos.

* Es importante destacar que no todas las personas con influenza tienen fiebre.

Complicaciones por la influenza

La mayoría de las personas que contraen la influenza se recuperarán en un periodo que va desde un par de días hasta menos de dos semanas, pero algunas desarrollarán complicaciones como consecuencia de la influenza. Una amplia variedad de complicaciones pueden deberse a una infección por el virus de la influenza en las vías respiratorias superiores (fosas nasales, garganta) y en las vías respiratorias inferiores (pulmones). Pese a que cualquier persona puede contraer la influenza y enfermarse de gravedad, algunas personas son más propensas a contraer enfermedades graves causadas por la influenza. Los niños pequeños, adultos mayores de 65 años, mujeres embarazadas y personas con ciertas enfermedades crónicas se encuentran entre los grupos de personas con alto riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza, posiblemente necesiten ser hospitalizadas e incluso pueden morir. Por ejemplo, las personas con enfermedades pulmonares crónicas corren mayor riesgo de sufrir neumonía.

Las infecciones sinusales y del oído son ejemplos de las complicaciones moderadas de la influenza mientras que la neumonía es una complicación grave a causa de la influenza que puede causar infección por el virus de la influenza o coinfección bacteriana y por el virus de la influenza. Otras posibles complicaciones graves desencadenadas por la influenza pueden ser la inflamación del tejido que rodea el corazón (miocarditis), el tejido cerebral (encefalitis) o el tejido muscular (miositis, rabdomiólisis) y la insuficiencia multiorgánica (p. ej., insuficiencia renal y respratoria). La infección de las vías respiratorias por el virus de la influenza puede desencadenar una respuesta inflamatoria en el cuerpo y puede derivar en una sepsis, una respuesta a infecciones que pongan en peligro la vida. La influenza también puede empeorar otros problemas de salud crónicos. Por ejemplo, las personas con asma pueden sufrir ataques de asma mientras tienen influenza y las personas con enfermedades cardiacas crónicas pueden presentar un agravamiento de su condición desencadenado por la influenza.

De acuerdo al área epidemiológica de la Secretaria de Salud del gobierno federal, n la temporada de influenza 2017-2018 se han confirmado mil 509 casos y notificado 28 defunciones, informó en su reporte semanal la Dirección General de Epidemiología (DGE) de la Secretaría de Salud.

Del total de casos positivos, mil 208 han sido por influenza AH3N2, 210 del subtipo B, 63 de influenza A y 28 de AH1N1.

Las entidades con mayor número de casos confirmados durante la actual temporada son Ciudad de México, Querétaro, Estado de México, Coahuila y Tlaxcala, que en conjunto suman 51 por ciento.

Los estados con mayor número de defunciones son Guanajuato, Ciudad de México, Coahuila, Tlaxcala y Aguascalientes.

Por edades los grupos más afectados son los de personas mayores de 60 años, seguido de los de entre uno a nueve y de 30 a 39.

COMO ME PROTEJO DE LA INFLUENZA

Ciertas medidas de prevención diarias, como cubrirse la boca al toser y el lavado de manos frecuente, pueden ayudar a evitar la propagación de gérmenes.

Protéjase y proteja a su bebé tomando estas medidas todos los días:

  • Manténgase alejado de personas enfermas lo más que pueda y haga lo mismo con el niño bajo su cuidado.
  • Si contrae la influenza o tiene los síntomas de la enfermedad, evite el contacto con otras personas, incluso con el niño bajo su cuidado, para no contagiarlos.
  • Cubra su nariz y boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar, tire el pañuelo después de usarlo.
  • Lave sus manos frecuentemente con agua y jabón, especialmente después de estornudar o toser. En caso de no tener agua cerca, utilice un limpiador de manos a base de alcohol.
  • Trate de no tocarse los ojos, la nariz o la boca. Los gérmenes suelen diseminarse de esta forma.
  • Limpie y desinfecte a menudo las superficies de contacto más comunes, especialmente cuando alguien está enfermo.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.