Otra funcionaria de la CEAPP conducía ebria en carnaval de Veracruz

Sacó su credencial de influyente y la dejaron ir pese a que llevaba a sus dos niños en el auto y manejaba borracha

Veracruz, Ver.- La jefa del Departamento de Recursos Materiales y Servicios Generales de la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (CEAPP); no pasó el alcoholimetro en un retén instalado en Veracruz dentro del marco de las fiestas de la carne.

La madrugada de este domingo se implementó el operativo de alcoholimetria sobre la avenida Maestros Veracruzanos, esquina con calle Xalapa, donde un total de 21 vehículos fueron remitidos a un corralón. El operativo concluyó a las 6:00 horas.

Durante el lapso que duró el filtro de seguridad, algunos conductores oponían resistencia cuando las autoridades intentaban remolcar las unidades, después de que rebasaran el límite de alcohol permitido para conducir.

Entre éstos, se encontraba una funcionaria de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP), quien conducía en aparente estado de ebriedad y estuvo a punto de chocar contra el camellón al intentar evitar el punto de control.

Una vez que los uniformados la intervinieron para someterla a las pruebas correspondientes, la mujer se negó y obstruyó el trabajo de los oficiales cuando intentaron remolcar el vehículo.

Según la conductora, se desempeña como jefa del Departamento de Recursos Materiales y Servicios Generales de la CEAPP; por lo que pedía que le permitieran continuar su camino.

Cabe destacar que la funcionaria viajaba acompañada de dos menores al momento de ser intervenida, señalando que eran sus hijos; de ahí que dijo que no permitiría que le retiraran el vehículo, ya que los menores estaban en el interior.

Ante la situación, su hija intentaba calmarla diciéndole que tomaran un taxi para retirarse del lugar; sin embargo, la mujer les pedía que no se bajaran del vehículo, para que no fuera remolcado.

Cuando la infante comenzó a sufrir un ataque de ansiedad, la mujer la ignoró y le decía a los uniformados que ellos la atendieran, por lo que los empleados de la empresa de grúas y oficiales socorrieron a la menor y retiraron también al otro niño que viajaba con ellas.

Finalmente, la conductora permitió que su vehículo fuera retirado de circulación y se fue del lugar en compañía de sus dos hijos. Elementos de Tránsito del Estado los ayudaron a tomar un taxi.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.