Arranca el Festival de Documentales Contra el Silencio Todas las Voces en Cdmx

Ciudad de México. (La Jornada). El festival de documentales Contra el Silencio Todas las Voces es una herramienta de transformación, el cual propone formas alternas de generar un cambio en la sociedad, afirman los organizadores.

La décima edición del encuentro, que se realizará desde hoy y hasta el 21 de abril en diversas sedes, tendrá ocho categorías, cada una con un jurado integrado por realizadores, académicos y especialistas, que elegirán al mejor y otorgarán menciones honoríficas.

En esta ocasión, más de 120 espacios abren sus puertas al festival, de los cuales 58 serán en Ciudad de México, además del Centro Cultural Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de México, el Cinematógrafo del Chopo, el Goethe Institut, además de la Universidad Autónoma Metropolitana, la Red de Faros y diversas casas de cultura.

Este año, explicaron los organizadores, hubo mayor respuesta a la convocatoria con más de 500 documentales inscritos, de los cuales 170 fueron seleccionados para concurso, entre ellos, México encabeza la lista con 143 inscritos, 43 seleccionados en concurso, seguido por España, con 38 producciones en competencia, y luego Argentina, con 22.

Entre las actividades destaca un ciclo dedicado al Movimiento Estudiantil del 68 en México, que cumple medio siglo. Así como proyecciones al aire libre y un programa de documentales con temática centrada en los procesos migratorios.

El documental, señalaron, es mucho más de lo que se puede ver en pantalla, porque es el punto de vista de quien o de quienes lo cuentan, en esta ocasión, 49 por ciento de los documentales fueron dirigidos por hombres, 29 por ciento realizados por mujeres y 22 por ciento realizados de manera colectiva.

Francisco Mata Rosas, coordinador de difusión de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), resaltó la importancia de estos encuentros para la construcción de cambios desde la educación. Hay muchos problemas y temas en los cuales tenemos que insertarnos, sobre todo en las universidades, porque la educación y la cultura no tienen sentido si no se vinculan a los procesos sociales.
Enlaces Patrocinados

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.