Ambientalistas alertan de la destrucción de la zona arrecifal por la Ampliación del Puerto de Veracruz

Por Ivette Lira/

Ciudad de Méxic, (SinEmbargo).- A través de un documental, organizaciones civiles denuncian que el proyecto de la ampliación del Puerto de Veracruz –promovido por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT)– “dañaría de forma irreversible” el Sistema Arrecifal Veracruzano (SAV). Además de las afectaciones “graves” que ocasionaría en el ecosistema marino, acusan, la construcción también provocaría impactos negativos en las actividades económicas, sociales y culturales de los pobladores de los alrededores, todo con el aval de las autoridades mexicanas.

“Lo que queremos denunciar con este documental [La batalla por los arrecifes] es una acción gubernamental que, con nuestra forma de ver, decidió afectar el derecho a un medio ambiente sano de las personas a través de la modificación de una poligonal –como es la del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano– para alojar la ampliación del Puerto de Veracruz”, dijo Francisco Xavier Martínez Esponda, coordinador técnico operativo del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), en entrevista para SinEmbargo.

El documental fue realizado con información que Greenpeace México, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) y la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA). Desde hace un par de años, las organizaciones han emprendido una lucha para echar atrás la construcción.

La modificación realizada en 2012 a la poligonal del Área Natural Protegida (ANP) que conforma el Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano (PNSAV) se hizo con el uso de información técnica insuficiente e incompleta, para así ejecutar las obras de ampliación, expone el material audiovisual con duración de 15 minutos,

Martínez Esponda recordó que las obras dañan los servicios que ofrece el sistema arrecifal, muchos de ellos de interés ambiental y otros de carácter social.

Entre los servicios ambientales que brinda el ecosistema –y que se ponen en riesgo con las obras– se encuentran la protección ante las tormentas, marejadas y huracanes; la producción de oxígeno, de recursos pesqueros y turísticos; además de la seguridad de la biodiversidad.

A través de un comunicado, las organizaciones recriminan que las obras en el PNSAV “no son compatibles”, ya que en las ANP sólo es posible realizar las actividades permitidas y al tratarse de un parque nacional “sólo se permiten actividades relacionadas con la protección de sus recursos naturales, el incremento de su flora y fauna, y en general, con la preservación de los ecosistemas y de sus elementos, así como con la investigación, recreación, turismo y educación ecológicos, así como el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales”.

En el tema social, se violenta el derecho a un medio ambiente sano y se perjudica la provisión de alimento, la recreación y el esparcimiento, e incluso la identidad de los veracruzanos.

AUTORIDADES PERMISIVAS

El activista manifestó que la toma de decisión de modificar la poligonal y hacer la ampliación del Puerto de Veracruz se hizo de manera fragmentada y sin el uso de la mejor información científica.

Ximena Ramos, abogada del Cemda, señaló que la autoridad responsable de dar los permisos fue la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), a través de la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental y de la delegación con la que cuenta en el estado de Veracruz.

La defensora legal expuso que para buscar la autorización de las obras de ampliación del Puerto, la Administración Portuaria de Veracruz (APIVER) presentó una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) fragmentada, lo cual impide evaluar el proyecto de forma integral y considerar la totalidad de los impactos acumulativos.

Asimismo, agregó, en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), la APIVER omitió usar la mejor información científica posible, por ejemplo, se abstuvo de incorporar la existencia del arrecife no emergido de nombre La Loma que se encuentra cerca de lo que será la nueva entrada al Puerto.

Por lo anterior, en octubre de 2015 el Cemda interpuso una demanda de amparo ante el Poder Judicial de la Federación en contra de la Semarnat por no garantizar el derecho al medio ambiente sano.

“A pesar de haber presentado argumentos jurídicos y técnicos, la autoridad autorizó un proyecto que afecta el interés social de la población, puesto que conlleva impactos ambientales graves en contra de un ecosistema fundamental para garantizar no solamente la preservación de las actividades económicas, las tradiciones culturales y la calidad de vida, sino la sobrevivencia de los habitantes de Veracruz, toda vez que el arrecife es el que hace posible la vida en el Puerto”, dijo la abogada.
A pesar de lo anterior, Ramos informó que el proceso continúa abierto y la organización presentó dos pruebas periciales: una sobre los arrecifes que no fueron contemplados en la MIA y otro sobre la fragmentación del proyecto y los impactos acumulativos y sinérgicos que se generarían.

Actualmente se encuentran en espera de que se presente el peritaje oficial para que después se desahoguen las pruebas y exista una resolución de fondo, lo cual llevará aún varios meses. No obstante, las obras ya arrancaron y se espera que para 2030 concluyan.

Ante este panorama, hizo un llamado al Gobierno de México: “Buscamos mejores condiciones para el arrecife […] Estamos llamando a que se haga una evaluación realmente con información científica adecuada”.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.