Ex esposo de Alicia Díaz intentó en tres ocasiones asesinarla: Testigos; fue vinculado a proceso

Gerardo Medrano Martñinez fue vinculado a proceso por 3 meses por el asesinato de Alicía Díaz /Plumas Libres
- en Sucesos

Por Adriana Esthela Flores/

Monterrey, N. L. Al considerar que sí hay una “alta probabilidad” de que haya ordenado el feminicidio de la periodista Alicia Díaz González, un juez de control vinculó a proceso a Gerardo “N”, exesposo de la víctima, quien permanecerá tres meses recluido en el Penal del Topo Chico.

Durante la audiencia para determinar la situación jurídica de Gerardo “N”, acusado de ser autor intelectual del feminicidio, el juez de control consideró justificada la petición de la Fiscalía, al señalar que entre el 6 y el 20 de enero, Gerardo “N” “ideó, propuso y determinó” que uno de sus trabajadores matara a Alicia.

Lo anterior se desprende de la carpeta de investigación 7764/2018, que contiene las declaraciones del trabajador, identificado como Roger, quien aceptó la orden de asesinar a la periodista. Para ello, el acusado le dio un pago inicial de diez mil pesos y lo llevó a conocer la ubicación de la casa de Alicia, las calles que transitaba e incluso, lo habría instruido sobre cómo llevar a cabo el feminicidio.

Según el expediente, Gerardo “N” le aconsejó a Roger que acudiera por la mañana y que, cuando Alicia abriera la puerta, la empujara hacia adentro para desactivar la alarma de seguridad. Después del primer pago, Roger solicitó más dinero hasta sumar 50 mil pesos, pero no cumplió.

Gerardo “N” fue a buscarlo para reclamarle y eso fue presenciado por Anuar, un compañero de Roger, quien poco tiempo después, se volvió amigo del hoy acusado. De hecho, el 20 de abril, Anuar y otro compañero, Angel, agredieron a Roger por no haber cumplido la orden.

Antes de esto, Gerardo ya había intentado en tres ocasiones matar a Alicia, según las declaraciones del trabajador. Gerardo “N” le habría ofrecido automóvil y pistola a un conocido, de nombre Manuel, quien no cumplió y además, alertó a Alicia.  “Ya llevo tres intentos y no quiero perder más dinero”, se quejaba Gerardo “N”.

Finalmente, el autor material identificado como Anuar fue quien cometió el feminicidio después de las 7:45 horas del 24 de mayo, cuando Alicia volvió a la casa tras dejar a su hija Valeria en la escuela. Él la esperaba a bordo de un automóvil Chevrolet AVEO gris, junto a otro hombre. Al entrar, llevaba un maletín. Después, con un objeto contuso, la golpeó en la cabeza. Bastaron seis minutos: a las 7: 51, cámaras de seguridad de la zona captaron al hombre volviendo al auto y poniéndose del lado del copiloto, con el mismo maletín.

En la audiencia, se hizo constar que la reportera contó a tres de sus hermanos que era víctima de maltrato por parte de su exesposo, quien le impedía manejar sus tarjetas bancarias y hasta le daba pastillas para dormir. Durante un juicio, les contó Alicia, él la amenazó con que la iba a destruir y que la iba a matar.

Además, la reportera denunció ante la Procuraduría que el 15 de febrero de 2014,  un hombre la abordó para confesarle que su exesposo le ordenó contratar a alguien para desaparecerla. Peritos que llevaron el caso informaron que la víctima presentaba signos de daño psicológico.

En defensa de Gerardo “N”, sus abogados argumentaron que el permaneció detenido desde el mediodía hasta pasada la medianoche del 24 de mayo; que ni él ni sus abogados tuvieron acceso a la carpeta de investigación; que la Fiscalía no precisó la fecha exacta en que Roger recibió la orden para cometer el feminicidio y que, según las declaraciones contenidas en el expediente, “no existe señalamiento expreso” de que el autor material de los hechos hubiera recibido la orden por parte del acusado. También argumentaron que las declaraciones de Anuar y Angel, quienes agredieron a Roger, debían ser desestimadas porque son adictos a las drogas; que las agresiones previas al feminicidio no debían ser tomadas en cuenta porque esta figura penal entró en vigor el 4 de abril de 2017; y que las declaraciones de los hermanos de Alicia eran sólo de oídas.

“LA Fiscalía se aparta del sistema que debe ser garantista porque no le dio oportunidad de saber que era investigado”, indicó el abogado Nelson Martínez.

Además, cuestionó que la entonces Procuraduría de Justicia no le haya dado seguimiento a la denuncia de la reportera: “Para ese entonces, no era importante para la Procuraduría seguir con las investigaciones”, indicó.

El juez consideró infundados los argumentos y ordenó la prisión preventiva para Gerardo “N” hasta que la Fiscalía termine la investigación del caso, plazo que vence el próximo 10 de septiembre.

 

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.