1 de Julio día de elecciones presidenciales históricas

Ya tenemos al primer presidente de la izquierda mexicana
- en Cultura

Ciudad de México.- México celebra este domingo unas elecciones presidenciales históricas porque por primera vez desde hace décadas podrían dar la llave del Palacio de los Pinos a la izquierda, gracias a Andrés Manuel López Obrador, un veterano de la política mexicana que, según todas las encuestas del último año, no tiene rival en las urnas.

Los últimos sondeos le otorgan casi un 50 % de los votos, una cifra que le garantiza la victoria en un sistema electoral que es a una sola vuelta.

Sin embargo, López Obrador sabe bien que los pronósticos, por muy ajustados que sean, pueden no cumplirse. En 2006 ya intentó llegar a la Presidencia en unos comicios que se le escaparon por un puñado de votos. Seis años después volvió a intentarlo. De nuevo se quedó en el segundo puesto, por detrás de Enrique Peña Nieto.

En su tercera tentativa, López Obrador compite con una coalición izquierdista, liderada por el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y formada también por el Partido del Trabajo y Encuentro Social, bajo el nombre Juntos Haremos Historia.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) es el único capaz de hacerle daño. Esta formación de izquierda ha optado por incorporarse a la coalición que dirige Ricardo Anaya, en la que conviven su partido, el PAN, y Movimiento Ciudadano, ambos conservadores, y el propio PRD. Anaya figura como segundo en todas las encuestas con en torno a un 25 % de las preferencias electorales.

El tercero en discordia es José Antonio Meade, es el candidato del PRI. Sus opciones, con alrededor del 20 % de los votos, son escasas.

Primer presidente de izquierda en décadas

De confirmarse estos pronósticos, López Obrador se convertiría en el primer presidente de izquierda que tiene México en décadas.

“Va a ser una revolución pacífica, ordenada pero profunda. Yo diría radical”, declaró en su cierre de campaña electoral, celebrado la noche del pasado miércoles.

En la vertiente social, ha prometido congelar los precios de los combustibles, fijar límites para los precios de los productos agrarios y aumentar sueldos, pensiones y becas.

Campaña violenta

México ha cerrado su campaña electoral más sangrienta, con unos 130 políticos asesinados, entre ellos cinco miembros de MORENA, el partido de López Obrador, que fueron acribillados a tiros esta misma semana en una zona rural de Oaxaca.

Una de las causas de esta ola de violencia es que este domingo los mexicanos no solo elegirán un nuevo jefe de Estado, también renovarán cerca de 3.400 cargos públicos, entre alcaldes, gobernadores, diputados y senadores, niveles inferiores donde los lazos entre la política y el crimen organizado son si cabe más estrechos.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.