Los 50 lineamientos de AMLO dentro de la política de austeridad para el Gobierno Federal y estatales

El INE multa a MORENA por usar recursos para damnificados del sismo para financiamiento de la campaña de AMLO

Ciudad de México, 12 de julio (SinEmbargo).– La nueva administración federal implementará un programa de reformas centradas en el combate a la corrupción mediante un plan de austeridad que incluirá la disminución del gasto en publicidad oficial, la eliminación de seguro médico y caja de ahorro para altos funcionarios, y se dejará de usar la flotilla de aviones y helicópteros del Gobierno mexicano, así lo anunció el Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador.

El tabasqueño toca un tema sensible para los mexicanos: el abuso de funcionarios con equipo de Gobierno. Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, al menos dos escándalos se desataron cuando funcionarios de primer nivel fueron descubiertos utilizando aeronaves para asuntos personales. El primer caso es el de David Korenfeld; el segundo, el de Emilio Gamboa Patrón.

“Se prohibirá a los funcionarios de Hacienda, Comunicaciones, Energía y otras áreas que convivan en fiestas, convivios deportivos o viajes con contratistas, concesionarios o grandes contribuyentes y proveedores.

“No van a estar jugando golf. Es que así pasa, los del SAT son los que tienen que cobrar los impuestos y se la pasan jugando golf con los grandes contribuyentes. Entonces, imagínense si van a cobrar”, anunció el tabasqueño en conferencia de prensa.

Dijo que tampoco habrá seguro médico ni caja de ahorro especial para altos funcionarios, y en el presupuesto de 2019 no estarán las pensiones de los ex presidentes, quienes tendrán derecho a recibir una si trabajaron 15 o más años para el Estado o la pensión de adultos mayores de 65 años (unos 63 dólares al mes).

RECORTES EN PUBLICIDAD OFICIAL

El gasto en publicidad oficial, uno de los temas que más se le cuestionó al actual gobierno, también tendrá un recorte en el próximo sexenio.

López Obrador anunció una reestructura total del aparato burocrático federal, que incluirá la desaparición de todas las delegaciones federales para crear 32 coordinaciones y la eliminación de las áreas de comunicación social.

El Gobierno de Peña Nieto se ha gastado 40 mil millones de pesos en un puñado de medios, un gasto que las organizaciones consideran es básicamente para comprar la línea editorial de periódicos impresos, televisoras y radiodifusoras, además de medios digitales.

“Van a desaparecer las áreas de comunicación que existen actualmente en todas las dependencias del Gobierno federal. Se va a concentrar toda la comunicación del gobierno en una sola entidad”, anunció el Presidente electo en conferencia de prensa al presentar su plan de austeridad de Gobierno.

En mayo pasado, el Presidente Enrique Peña Nieto promulgó la Ley General de Comunicación Social, conocida como #LeyChayote, en medio de reclamos de organismos internacionales y sociedad civil que le pedían no avalarla. La legislación entrará en vigor el 1 de enero de 2019.

Organismos internacionales, periodistas y sociedad civil le habían solicitado que no pasara esa Ley, que básicamente deja en manos del Gobierno federal, otra vez, miles de millones de pesos que gasta a su arbitrio cada año.

REDUCCIÓN DE SALARIOS

Sobre la reducción de sueldos de los altos funcionarios, el próximo Presidente de México señaló que “es una medida que va en serio” y ratificó que en su caso ganará “menos de la mitad de lo que gana el actual mandatario Enrique Peña Nieto.

Actualmente, el Presidente tiene un sueldo mensual bruto de al menos 209 mil 135.92 pesos, la estimación es que López Obrador gane unos 129 mil pesos mensuales.

“Es un sueldo sin compensaciones. No va a haber bonos, ni partidas para protocolos, vestimenta del Presidente, de sus familiares o de sus colaboradores, todo eso se suprime”, adelantó Andrés Manuel.

A la alta burocracia no sólo se le reducirá su sueldo, la mayoría de funcionarios tampoco tendrán escoltas, choferes ni secretarios particulares.

López Obrador indicó que se revisará el salario mínimo (actualmente de 88.36 pesos diarios), y se evaluará si se puede duplicar en la frontera norte, donde además se reducirán impuestos para hacer más competitiva la región.

Recordó que el aumento al salario mínimo es un compromiso de campaña aunque para ello se reunirá con los empresarios y consultará con al Banco de México “porque no queremos haya inflación ni provocar desestabilización”.

NO HABRÁ BONOS PARA FUNCIONARIOS

En el primer año de Gobierno, López Obrador propone que no se adquieran vehículos nuevos ni sistemas de cómputo.

No se comprarán sistemas de cómputo en el primer año de Gobierno. En algunos casos, sobre todo en los gobiernos que han habido, se hacen esas compras nada más para robarse el dinero, para el moche, para sacar provecho en lo personal”, dijo.

El plan de austeridad republicana también incluye que sólo los secretarios de Estado tendrán secretarios particulares o equivalentes.

Tampoco habrá bonos ni otras canonjías como apoyos para dietas, aguinaldos, gratificaciones, premios, recompensas, estímulos, comisiones, compensaciones y cualquier otra con excepción de los apoyos y gastos sujetos a comprobación que sean propios al desarrollo del trabajo y los gastos de viaje en actividades oficiales.

NO USARÁN FLOTILLA DE AVIONES

En la reunión con los futuros legisladores, López Obrador reiteró que en su Gobierno no se usará la flotilla de aviones y cancelará la compra de ocho helicópteros de combate que la Secretaría de Marina tenía previsto adquirir a Estados Unidos.

López Obrador aseguró que anular el contrato de los ocho MH60R de la empresa Lockheed Martin que ya estaban autorizados por el gobierno estadounidense es un ejemplo de la política de austeridad que va a llevar a cabo su gobierno, ya que dicha compra supondría un gasto de mil 200 millones dólares.

“Esa compra se va a cancelar porque no podemos hacer ese gasto”, afirmó en conferencia de prensa.

En abril, el Departamento de Estado dio el visto bueno a la venta de los helicópteros con el argumento de que mejorarían la seguridad de uno de sus socios estratégicos regionales y ayudarían a México en su combate contra el crimen organizado.

Cuando el acuerdo de compra-venta de los helicópteros de combate se hizo público, López Obrador pidió al Presidente Enrique Peña Nieto que lo cancelara. Ahora, los comentarios en el mismo sentido tienen lugar días antes del encuentro que el Presidente electo tendrá con varios miembros del gabinete de Donald Trump, entre otros, el Secretario de Estado, Michael Pompeo, y el asesor de la Casa Blanca y yerno del Presidente, Jared Kushner.

Durante la campaña, López Obrador ya había criticado la compra de equipamiento militar e insistió en que su apuesta no era por la guerra y la carrera armamentística sino por la paz que vendría a partir de la justicia.

En la misma línea de lograr un mayor ahorro, había dicho que cuando llegara a la presidencia vendería el avión presidencial, un Boeing 787 que llegó a México en 2016, porque seguiría viajando en vuelos comerciales. “No me voy a subir a este avión”.

Andrés Manuel López Obrador estableció 12 “posibles reformas al marco legal” que se impulsarán desde el Ejecutivo a partir de que asuma la Presidencia el próximo 1 de diciembre.

Esta serie de leyes, en esencia, cumplen muchas de las promesas que anunció en su campaña electoral.

AQUÍ LOS 50 LINEAMIENTOS DE AUSTERIDAD:

1. Se reformará el artículo 108 de la Constitución para que el Presidente de la República en funciones pueda ser juzgado por delitos electorales y relacionados con actos de corrupción.

2. Quedarán suspendidos todos los fueros y privilegios para funcionarios públicos.

3. Se reformará la Ley para considerar delitos graves el tráfico de influencias, la corrupción, la asociación entre funcionarios y particulares para cometer fraudes a la Hacienda Pública, el robo de combustibles y el fraude electoral en cualquiera de sus modalidades. Las penas no permitirán al inculpado la obtención de la libertad bajo fianza.

4. La Fiscalía General contarán en los hechos con absoluta autonomía. No recibirá consigna alguna de la Presidencia y sus prácticas se apegarán al principio de Derecho liberal, según el cual: “al margen de la Ley nada, y por encima de la Ley nadie”.

5. La Fiscalía Electoral garantizará que las elecciones sean limpias y libres. Prevendrá, investigará y sancionará la compra del voto, la coacción, la amenaza, el uso del presupuesto público o de bienes para favorecer a partidos y candidatos. Perseguirá cualquier tipo de fraude electoral.

6. La Fiscalía Anticorrupción será garante para evitar este mal que tanto ha dañado a México y no permitirá, en ninguna circunstancia, que prevalezca la impunidad. Podrá actuar con absoluta libertad, y castigar a cualquier persona que cometa un delito de esa naturaleza, trátese de quien se trata, incluidos compañeros de lucha, funcionarios, amigos y familiares. “Un buen juez por la casa empieza”.

7. Todos funcionario deberá presentar su declaración de bienes, patrimoniales, y de sus familiares cercanos. Esta información será publicada y transparentada en todos los casos.

8. El Presidente ganará menos de la mitad de lo que recibe el Presidente Enrique Peña Nieto, sin ningún tipo de compensaciones.

9. No habrá adquisiciones de vehículos nuevos para funcionarios.

10. No se comprarán sistemas de cómputo en el primer año de Gobierno. “En algunos casos, sobre todo en los gobiernos que han habido, se hacen esas compras nada más para robarse el dinero, para el moche, para sacar provecho en lo personal”.

11. No habrá más de cinco asesores por Secretaría en el Gobierno federal.

12. Sólo tendrán secretarios particulares, los secretarios del Gabinete o equivalentes.

13. No habrá bonos ni otras canonjías.

14. Los gastos de viáticos se limitarán a los indispensable.

15. Se suprimirá toda partida para gastos médicos privados.

16. No habrá caja de ahorro especial, es decir, dejará de existir la partida conocida como “Seguro de separación individualizada”.

17. No se viajará al extranjero sin autorización del Secretario y la partida correspondiente se limitará a lo indispensable.

18. Serán cancelados los fideicomisos y cualquier otro mecanismo utilizado para ocultar fondos públicos y evadir la legalidad y la transparencia.

19. Con excepción de los funcionarios directamente relacionados con la aplicación de políticas de seguridad pública, ningún otro contará con guardaespaldas.

20. Todos los programas y estructuras duplicados, oficinas mayores, oficinas de prensa, las funciones o programas correspondientes se centralizarán en una sola unidad o coordinación. No van a tener los secretarios oficinas para prensa, es una sola.

21. Se reducirá por eso en un 70 por ciento todo el personal de confianza.

22. Se reducirá a la mitad los sueldos de los funcionarios públicos que ganen más de un millón de pesos anuales.

23. Nadie podrá usar aviones o helicópteros privados. Se venderá la flotilla de aviones y helicópteros del Gobierno federal. Se conservará únicamente los vehículos áreos a la seguridad, a la protección civil y a las ambulancias áreas.

24. Quedarán canceladas las pensiones a los ex presidentes de la República.

25. Quedará prohibida la utilización de vehículos oficiales y otros bienes públicos para asuntos particulares.

26. Los funcionarios públicos tendrán prohibida la contratación de familiares.

27. Los trabajadores de confianza trabajarán de lunes a sábado y cuando menos ocho horas diarias.

28. No se podrá asistir al trabajo en estado de ebriedad ni ingerir bebidas alcohólicas en las oficinas públicas.

29. Se reducirá en 50 por ciento el gasto en publicidad del Gobierno.

30. Se prohibirá a los funcionarios de Hacienda, Comunicaciones, de Energía, y de otras áreas que convivan en fiestas, comidas, juegos deportivos o viajes, con contratistas, concesionarios, grandes contribuyentes, proveedores, o inversionistas vinculados a la función pública.

31. Ningún funcionario público podrá ocupar a trabajadores al servicio del Estado, si no lo tiene permitido o no cuenta con autorización para ello.

32. Ningún funcionario, sin causa de emergencia, podrá ordenar cerrar calles, detener el tráfico, no respetar los semáforos, o estacionarse en lugares prohibidos.

33. No se adquirirá ninguna mercancía de la que haya existencia suficiente en los almacenes públicos.

34. No se remodelarán oficinas ni se comprará mobiliario de lujo.

35. Sólo tendrán apoyo de chóferes los secretarios y los subsecretarios.

36. Las policías o los policías y militares de las distintas corporaciones no estarán al servicio de funcionarios o particulares sin plena justificación.

37. El Estado Mayor Presidencial se incorporará por completo a la Secretaría de la Defensa Nacional y se ocupará de tareas de protección, de vigilancia de espacios públicos, instalaciones estratégicas, y de la seguridad de los mexicanos.

38. La residencia oficial de Los Pinos pasará a formar parte del Bosque de Chapultepec y se convertirá en un espacio para el arte y la cultura.

39. Desaparecerán las partidas para vestuario para cualquier acto de protocolo y ceremonial dedicado al Presidente, a sus colaboradores cercanos y a familiares.

40. Se cancelará toda labor de espionaje o intervención telefónica que afecte el derecho a la privacidad de las personas. El sistema de inteligencia del Gobierno estará exclusivamente dedicado a la prevención de delitos, al combate a la delincuencia y a la preservación de la seguridad nacional.

41. Se cuidarán los bienes de las oficinas a disposición de servidores públicos para proteger el patrimonio colectivo. Uno tiene que cuidar los bienes comunes, colectivos.

42. Se evitarán gastos innecesarios de oficinas y se ahorrará electricidad, agua, telefonía fija y móvil, internet, gasolinas y otros insumos pagados por el erario.

43. Se tratará con amabilidad a los ciudadanos en las oficinas y en cualquier lugar donde los identifiquen.

44. Las compras del Gobierno se hará de manera consolidada, mediante convocatoria, con observación ciudadana, y de la oficina de Transparencia de la ONU.

45. Los mismo los contratos de obra del Gobierno se llevarán a cabo mediante licitación pública con la participación de ciudadanos y observadores de la ONU.

46. No habrá partida en el presupuesto a disposición de diputados y senadores. Se acabará la vergonzosa práctica de los llamados moches.

47. Ningún funcionario público podrá recibir regalos que su valor exceda los 5 mil pesos.

48. No se autorizará la contratación de despachos ni consultores o asesores externos para elaborar proyectos de Ley, planes de desarrollo, informes de labores, o cualquier tipo de análisis, redacción o recomendaciones que puedan hacerse con el trabajo y la capacidad profesional de los servidores públicos.

49. En las relaciones comerciales, financieras con empresas internacionales se dará preferencia a las originarias de países cuyos gobiernos se caractericen por su honestidad y castiguen de manera consistente las prácticas de sobornos o de corrupción.

50. Se revisarán los contratos suscritos con empresas nacionales o extranjeras que hayan sido otorgados mediante el influyentismo, la corrupción y que causen daño a la Hacienda Pública. En caso de anomalías que afecten el interés nacional, se acudirá al Congreso de la Unión y a tribunales nacionales o internación. información propiedad de www.sinembargo.mx, publicado con autorización.

Comentarios

  1. PARA AQUELLOS PENDEJOS E IGNORANTES QUE DECÍAN QUE CUANDO AMLO LLEGARA A LA PRESIDENCIA SERIA NUESTRO MÉXICO UN VENEZUELA PINCHES ESTÚPIDOS Y PARA LOS PRIANISTA Y PARTIDOS PALEROS ARDIDOS VERÁN COMO SE GOBIERNA CON DEMOCRACIA Y TODOS AQUELLOS POLÍTICOS BANDIDOS IRÁN LA CÁRCEL, Y ESO ES EL COMIENZO.

  2. 👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏achingar a su madre CORRUPTOS DE MIERDA, LAMBE BOTAS!!
    Ahora sabrán lo que sufre la clase baja!!
    FELICITACIONES A MI PRESIDENTE LIC.ANDRES MANUEL LÓPEZ OBRADOR.
    💪💪💪EL PUEBLA TE APOYA 💪💪💪

  3. Ahora sí culeros diputados y senadores priistas Chong, Beatriz Paredes querían ser senadores para seguir con fuero pues se la van a pelar ahora si van a trabajar ratas priistas!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.