Los cuatro jóvenes prodigio que se llevaron el “nobel” de las matemáticas

Estados Unidos.- La Medalla Fields 2018, considerada el premio nobel de las matemáticas, ya tiene dueños. Las investigaciones de cuatro jóvenes prodigios fueron reconocidas ayer, durante la inauguración del Congreso Internacional de Matemáticos de Río de Janeiro, como las más relevantes del año.

Los ganadores son: Peter Scholze, un alemán de 30 años que trabaja la geometría aritmética y descubrió los espacios perfectoides; Alessio Figalli, un italiano francés experto en cálculo de variaciones y ecuaciones en derivadas parciales; Akshay Venkatesh, un australiano con 36 años, famoso por sus aportes en las ecuaciones diofánticas, y Caucher Birkar, un profesor kurdo-iraní de 40 años que será recordado por sus aportes en la geometría algebraica.

Además de la edad y el género, los cuatro galardonados comparten otras dos características en común: son o han sido catedráticos de las universidades más importantes de Europa y EE. UU.: Oxford, Stanford, Princeton, Harvard o el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), y han brillado desde niños. (Lea también: Roban la medalla Fields)

Los colegas reconocen su inteligencia, su disciplina y el talento de ellos desde su niñez.

La Medalla Fields viene acompañada de 10.000 euros y se entrega cada cuatros años. El congreso de 2018, que va desde el 1° de agosto hasta el 9, reúne a unos 2.500 científicos y es la primera vez que se celebra en América Latina.

Peter Scholze: el rockero y los espacios perfectoides

Cuando tenía 24 años, Peter Scholze se convirtió en el profesor titular más joven de Alemania. Hoy es uno de los matemáticos más influyentes del mundo por su trabajo en geometría aritmética y el descubrimiento de los espacios perfectoides, un concepto clave para relacionar categorías matemáticas en apariencia ajenas e independientes. Por ejemplo, objetos aritméticos (cuerpos de números) con objetos analíticos. Su padre, físico; su madre, ingeniera informática, y su hermana, doctora en química. Él, un joven prodigio que en primaria ya había ganado tres medallas de oro y una de plata en las Olimpiadas Mundiales de Matemáticas. Aficionado al rock y bajo, Scholze terminó su pregrado en tres semestres y su maestría en dos. Ahora es el director del centro de investigación en matemática pura más prestigioso de Alemania.

Akshay Venkatesh, el niño prodigio

Con tan sólo 13 años, Akshay Venkatesh fue el estudiante más joven admitido por la Universidad de Western en Australia. Un año antes se convirtió en el primer australiano en ganar la Olimpiada Internacional de Física y de Matemáticas. Desde ese momento ya se perfilaba como una joven promesa de las ciencias exactas. Y no decepcionó a sus profesores. Con 20 años, termino su doctorado en Princton en EE. UU. y desde los 27 años es profesor en la Universidad de Stanford. “Venkatesh destaca por su habilidad para relacionar problemas importantes de la teoría de números con otros de geometría, de la llamada teoría ergódica, que estudia el comportamiento promedio a largo plazo de sistemas dinámicos, y con acciones de grupos, funciones definidas sobre grupos algebraicos”, asegura Adrián Ubis, profesor titular de la Universidad Autónoma de Madrid.

Figalli y el transporte óptimo

Alessio Figalli, profesor de la escuela politécnica de Zürich, Alemania, afirma que estará ocupado resolviendo problemas matemáticos durante los próximos 30 o 40 años. Como buen científico, tiene más preguntas que respuestas y siempre rebate o contradice los descubrimientos que alcanza. Duda, luego existe, como decía Descartes.

De acuerdo con el Instituto de Ciencias Matemáticas de España (ICMAT), Figalli es experto en el cálculo de variaciones y ecuaciones en derivadas parciales, pero obtuvo la esperada medalla Fields por las contribuciones que ha realizado en teoría de regularidad del problema del transporte óptimo.

“El problema del transporte óptimo radica en encontrar la forma más rápida y más barata de transportar recursos de un lugar a otro”, afirmó el investigador al recibir el premio. Su trabajo se puede aplicar, por ejemplo, en la transmisión de oxígeno a las células o en la distribución de mercancías entre un almacén central de una cadena y todos sus supermercados.

Caucher Birkar y la geometría algebraica

Caucher Birkar tiene 40 años y nació en Marivan, una región kurda entre Irán e Irak. Estudió matemáticas en la U. de Teherán, Inglaterra, y hoy en día ejerce como catedrático de la Universidad de Cambridge. Las contribuciones más destacadas de Birkar están en la geometría algebraica, una de las ramas más clásicas de las matemáticas.

“Esta disciplina estudia conjuntos de puntos que satisfacen una o más ecuaciones polinómicas, un mundo multidimensional en el que las ecuaciones definen otras formas como las elipses y los llamados óvalos de Cassin”, aseguró la organización del evento en un comunicado. La Medalla de Birkar fue hurtada unas horas después de ser entregada “al Congreso Internacional de Matemáticas lamenta profundamente la desaparición del maletín del matemático Caucher Birkar, que contenía en su interior la Medalla Fields”.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.