En Paseo de la Reforma Cdmx, montan la exposición ’19/S El Día que nos reencontramos’

- en Cultura

Ciudad de México. (La Jornada). Sin sospecharlo, como miles de mexicanos, el 19 de septiembre pasado el fotógrafo Luis Arango realizaba sus labores en la colonia Roma, cuando a las 13:14 horas un sismo cimbró a la ciudad de México. Tras salir del impacto, con cámara en mano y junto a su equipo de trabajo, recorrió parte de la metrópoli para capturar con su lente las consecuencias del temblor, un trabajo que hoy es parte de la exposición 19/S El Día que nos reencontramos, la cual se exhibe en la Galería Abierta del Ángel de la Independencia, ubicada en Paseo de la Reforma.

“Es un homenaje para todos los que vivimos este suceso y quiero que la gente que lo vea se sienta cómoda con esto”, destacó en entrevista el también director de la casa de contenidos audiovisuales Pinhole, para quien “era importante que este suceso no se olvidara y que pudiera seguir teniendo voz, no solamente en septiembre, sino a lo largo del año”: pues resaltó lo fundamental que es estar “enterados de lo que puede llegar a ocurrir en la ciudad de México y estemos preparados”.

La muestra fotográfica consta de 40 imágenes que se concentran en lo que ocurrió en la capital del país, tras el movimiento telúrico de magnitud 7.1, que dejó 369 muertos, además de afectaciones en otros cinco estados, y abarca desde el momento posterior al sismo y los 10 días siguientes, “porque seguían ocurriendo cosas”, explicó Arango.  En las placas se pueden observar a elementos de los cuerpos de emergencia y de la Sedena en labores de rescate, y personas de la sociedad civil ayudando en el retiro de escombros o en actividades de apoyo.

“Ver que todo mundo ayudaba fue algo increíble. El nombre del proyecto “19S. El día que nos reencontramos sale justo de ahí, porque ese día nos pudimos volver a ver a la cara, nos conocimos de nuevo, nos apapachamos, nos cuidamos”, detalló al fotógrafo al recordar su propia experiencia cuando se remeció la ciudad.

Ese “día estaba perfecto. Trabajábamos para un banco y tuvimos la primera locación en la colonia Condesa, la segunda fue en Huerto Roma, en la colonia Roma. Llegamos ahí, grabamos. Terminamos y, cuando salimos a la calle, empieza el movimiento telúrico. En una primera instancia pensé que era algo leve.

“Nos fuimos caminando hacia nuestro estudio, y el primer derrumbe que recuerdo haber visto fue el de Álvaro Obregón 286. Ahí fue donde dije: ‘pasó algo muy fuerte en la ciudad’. Así lo viví”.

En ese momento, fue cuando decidió salir con la cámara. “Hicimos una caminata fotográfica que inició en (la colonia) Roma, Condesa, después fuimos hacia (las colonias) Narvarte, Del Valle, toda esa zona. En los días posteriores estuvimos en Xochimilco”. Fue una experiencia “muy difícil, al ver toda la desgracia. Fue muy complicado, pero al final del día es mi trabajo. Lo hice también con mucho orgullo de ver cómo la gente se lanzó a las calles y se desbordó en ayuda”.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.