Yunes copió a Duarte malas mañas en manejo de recursos en sólo 1 año

Miguel Yunes y Javier Duarte cortados con la misma tijera para eso del manejo de recursos públicos.
- en Foro libre
Francisco Tirador/ Mirilla
Al igual que en la administración de Javier Duarte de Ochoa, en su primer año de gobierno Miguel Ángel Yunes Linares, transfirió fondos de una cuenta bancaria a otra, incurrió en subejercicios de recursos públicos, cerró cuentas bancarias que no registró contablemente, y no se respetó el tabulador de sueldos y salarios para el pago a funcionarios públicos.
 
El Informe de Resultados de la Cuenta Pública 2017 que entregó el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) a la Comisión de Vigilancia del Congreso de Veracruz, el pasado 01 de octubre, revela que el panista-perredista incurrió en las mismas faltas administrativas graves en las que incurrió su antecesor, aunque el daño patrimonial fue mucho menor, pero al final de cuentas, daño patrimonial a la hacienda pública del estado de Veracruz. Se habla de que el monto del daño al erario público en el año 2017, ya podría alcanzar los mil 600 millones de pesos.
 
Se observó el manejo financiero de tres dependencias, entre ellas la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), a cargo de la Senadora Indira Rosales San Román, así como 11 organismos descentralizados y dos fideicomisos, uno de ellos administrado por Joaquín Guzmán Avilés, aspirante a la dirigencia estatal de Acción Nacional, por $338 millones de pesos.
 
Con la nueva modalidad de Fiscalización Superior, además del daño patrimonial se observó el manejo de $815 millones de pesos que se etiquetaron como “faltas administrativas graves”. En las que destaca la asignación de dos contratos entregados a José Mancha Alarcón, por dependencias como la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), y el Instituto de Espacios Educativos dependiente de la (SEV).
 
De no subsanarse el manejo de los fondos, se presentarán las denuncias penales ante la nueva Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción.
 
El ORFIS observa el programa estrella de Yunes Linares, “Veracruz Comienza Contigo”.
 
En el Informe del primer año de la administración de Miguel Ángel Yunes. El pliego detalla las observaciones que se generaron a la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), que encabezó, hasta enero de este año, la senadora panista Indira Rosales San Román.
 
Las auditorías practicadas derivaron en observaciones por el manejo de $4 millones 771 mil pesos, que pagó a la empresa D&P México Servicios Digitales SA de CV, representada por Francisco Medina de la Cruz, para dar mantenimiento al software que alberga el Padrón Único de Beneficiarios, pero no hay muestra documental que se hizo el trabajo.
 
Se calificó como falta administrativa grave la entrega de cuatro contratos a las empresas D&P México Servicios Digitales SA de CV, Golti SA de CV, e Integración Documental SA de CV, por $45 millones 289 mil pesos. SEDESOL debía invitar a tres empresas para presentar propuestas económicas, por cada contrato asignado.
 
Observaciones empañan aspiraciones de “El Chapito”
 
La Secretaría de Agricultura (SEDARPA), dependencia que hasta este lunes 01 de octubre era dirigida por Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, fue observada por el pago de $500 mil pesos a la Unión Ganadera Regional de la Zona Centro del Estado de Veracruz, que dirige Jesús Ortega Couttolenc.
 
En el caso del Fideicomiso de Inversión y Administración denominado Fideicomiso Veracruzano de Fomento Agropecuario (FIVERFAP), administrado por la SEDARPA, se debe justificar el pago de $38 millones 28 mil pesos que se entregaron a productores y asociaciones campesinas del Estado.
 
Siguen apareciendo más daños en dependencias y organismos del Estado.
 
A la secretaría de Protección Civil Estatal, se le observó el pago de $227 mil pesos por concepto de nómina, durante la revisión se detectó que funcionarios de la dependencia que dirigía Yolanda Baizabal, hoy titular de la SIOP, cobraban más de lo establecido en el tabulador oficial, que determina los topes máximos y mínimos.
 
También la CAEV.
 
La Comisión del Agua del Estado de Veracruz (CAEV), a cargo de Víctor Manuel Esparza, debe justificar el manejo de $300 mil pesos que otorgó CONAGUA, para incidir en la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos en el ámbito de los Consejos de Cuenca.
 
Sesver, con observaciones por más 700 Millones de Pesos.
 
En el caso de los Servicios de Salud de Veracruz (SESVER), pagó de más por la supervisión de los trabajos de remodelación del Hospital Regional Luis F. Nachón; del Hospital Regional de Veracruz y del Niño Veracruzano, antes conocido como la Torre Pediátrica, por un total de $10 millones 322 mil pesos. Lo que se acreditó como daño patrimonial
 
Irán Suárez Villa, adjudicó de manera directa tres obras, a igual número de empresas, por un monto de $71 millones 654 mil 843 pesos y otorgó contratos bajo la modalidad “precio alzado” por un total de $544 millones 662 mil pesos, por no transparentar la información del proceso de ejecución de las obras. Los últimos dos montos son considerados bajo el concepto: faltas administrativas muy graves
 
También los Fideicomisos fueron saqueados
 
En lo que respecta al Fideicomiso Público del Fondo Ambiental Veracruzano, que maneja la Secretaría de Medio Ambiente, no explicó el gasto de $2 millones 490 mil pesos, que se pagaron a través del programa calidad del aire y la red de guardias forestales de la dependencia estatal.
 
Enrique Pérez en la SEV también le metió mano al cajón.
 
En el caso de Espacios Educativos de la SEV, se observó el manejo de $10 millones 332 mil 878 pesos, al asignar 29 contratos de manera directa, vaya al dedazo.
 
En el paquete se incluye la obra asignada a Monserrat Ortega Ruiz, diputada electa de Acción Nacional, y esposa del dirigente estatal José Mancha Alarcón, para rehabilitar la Escuela Normal de Tuxpan.
 
En el concurso participaron las empresas Biodiversidad del Golfo, SA de CV e Izal Inmobiliaria, ambas tienen como accionista en común a Monserrat Ortega Ruiz, por lo que el Ente Fiscalizable incumplió con los criterios de imparcialidad y transparencia, por no abstenerse de recibir proposiciones. Esa obra costó $2 millones 403 mil pesos.
 
Más y más y más daño patrimonial, aunque se enoje Yunes Linares y nos llame “Ignorantes”. La ASF pide reintegros.
 
Por su parte la Auditoría Superior de la Federación (ASF) observó el manejo de $528 millones 275 mil pesos del ejercicio fiscal del 2017. Los datos están contenidos en los Informes Individuales que se entregaron en el mes de julio. En ese caso Yunes Linares debe justificar el manejo de los fondos o reintegrarlos a la Tesorería federal en el lapso legal establecido.  Lo anterior nos demuestra que mas pronto cae un hablador que un cojo, Miguel Yunes Linares hizo en sólo un año, lo mismo, que Javier Duarte de Ochoa en 6, pensó que con su hijo en la gubernatura habría borron y cuenta nueva pero jamás pensó que los veracruzanos no rechazarían de manera contundente en las urnas. Las observaciones sobre irregularidades son del ORFIS y ya nos imaginamos qué sucedió en este 2018, muy seguramente también salió dinero para la campaña de Miguel Yunes Márquez que busca seguir mamando del presupuesto público desde la dirigencia nacional del PAN.
Solo esperamos que al llegar al poder a Cuitláhuac García no le tiemblen las manos. Se faje los pantalones y en un dos por tres abra las investigaciones y ordene se finquen las responsabilidades para sancionar a Miguel Yunes Linares y todos los de su equipo que en sólo 1 año se llenaron las bolsas descaradamente en un estado que ya de por sí, había sido saqueado sin piedad.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.