López Betancourt vs @Conacyt_MX

- en Opinión

La condición humana es impredecible en muchos casos. La predictibilidad es probable, pero no es certera. Esto viene a colación porque a lo largo de este sexenio el @Conacyt_MX, bajo la dirección de Enrique Cabrero, tuvo un papel razonadamente bien, con algunos altibajos. Cuando entré al Sistema Nacional de Investigadores hace varios años me dijeron que nunca impugnara una resolución de ese organismo porque habría de estar en una “lista negra”. Hasta ahora no he tenido que acudir a la vía jurisdiccional competente porque se me ha evaluado con apego a la ley y a su reglamento.

Pero en el @Conacyt_Mx ese consejo que me dieron, se ha roto con los años. Tal es el caso, por citar un ejemplo, de Ivonne Carolina Flores Alcántara, candidata a doctora en derecho por la Facultad de Derecho UNAM, quien demandó por vía de amparo a @Conacyt_Mx y ganó en las sedes judiciales federales. Fue un proceso inequitativo, @Conacyt_Mx con toda una bien retribuida planta de abogados no pudo ganar en tribunales a una estudiante litigante.

Hoy me acaba de llegar otro amparo que ha perdido @Conacyt_Mx, pero que no ha cumplido la orden del juez de la causa. Se trata del caso del reconocido jurista, el Dr. Eduardo López Betancourt, profesor de la Facultad de Derecho de la UNAM, y uno de los mejores penalistas con que cuenta el país

De Eduardo, tengo la mejor de las impresiones porque es de las personas contadas con la mano que ejerce su libertad de expresión crítica pero responsable dentro de la UNAM y en la Facultad de Derecho, lo que escasea porque el académico- la mayor parte de ellos- tiene un temor reverencial a la autoridad.

Tanto que en lugar de decirle al Rector Graue y sus colaboradores “Pase Ud” dicen “Pise usted”. Eduardo ha sido maestro de generaciones de abogados en la Facultad de Derecho de la UNAM y es un autor muy prolífico quien aborda, además, temas de frontera: el de la legalización de las drogas, publicado por Editorial Porrúa en 2009 fue, por ejemplo, el primero en su tipo. Justo en días pasados el Congreso de su natal Guerrero le rindió un homenaje por sus aportes jurídicos, mientras en el mundo al revés el @Conacyt_Mx ¡le resta méritos!

Me dicen que hay un conspicuo acuerdo según el cual algunos directivos del @IIJUNAM  habrían acordado mantener a Eduardo en la mínima categoría dentro del SNI de Conacyt por diferencias personales no por razones académicas. Como resultado del amparo 401/2018, la juzgadora le ordenó a @Conacyt_MX que fundara y motivara su resolución. Volvió a enviar la respuesta impugnada.

Por segunda vez, la juzgadora federal le ordenó al Conacyt_Mx que respondiera de nueva cuenta porque lo que envió la institución de ciencias y tecnología fue considerada como no cumplida la sentencia de referencia. La respuesta del @Conacyt_Mx fue de antología en virtud de que en en sus oficios C3400/V y R/399/18 de octubre del 2018 respondió que el evaluador ¡encontró vacía la liga en la cual debería contener la documentación probatoria de los 7 productos de investigación científica o tecnológica elegidos! Por esa razón, agregó, el @Conacyt_MX solicitó que el quejoso entregara de nuevo su documentación para ser revisada.

Lo que faltaba, ahora @Conacyt_MX, como los gobiernos de Javier Duarte o César Duarte, “pierde” los archivos que legalmente está bajo su custodia.

Este desaseo es también una de las tareas que debe atender @ElenaBuylla a partir del 1 de enero para evitar que la inquina personal siga siendo uno de los vientos orientadores del @Conacyt_MX al margen de méritos que- se supone- deben ser la única guía.

Sumario

Primero. Este jueves acompañaré al gran abogado Ulrich Richter en la presentación de su más reciente obra El ciudadano digital. Fake news y posverdad en la era de internet. (Oceano, México, 2018) la que me honró que prologara. La cita es en el University Club ubicado en Av, Reforma 150, a las 8 de la mañana. Lo organiza la Barra Mexicana de Abogados a través de su comisión de datos personales y transparencia que coordina la Mtra. Carmen Quijano.

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.