Acuerdo entre México y Francia pone fin a la Guerra de los Pasteles.

- en Cultura
En el año de 1838 Francia invade a México reclamando 60 mil pesos de daños en pastelería de un Francés
En el año de 1838 Francia invade a México reclamando 60 mil pesos de daños en pastelería de un Francés

Xalapa, Ver.- Un 9 de marzo pero del año de 1839, un acuerdo entre los gobierno de México y Francia, pone fin a la Guerra de los Pasteles.

En 1838 varios comerciantes franceses hicieron una serie de reclamaciones al gobierno mexicano, por la afectación que la inestabilidad política había provocado en sus intereses económicos.

En especial, el señor Remontel exigía la cantidad de 60 mil pesos, por el saqueo a su pastelería. El gobierno francés presentó un ultimátum por una indemnización de 600, 000 pesos, dando pie a la primera intervención francesa o Guerra de los Pasteles, entre el 16 de abril de 1838 y el 9 de marzo de 1839.

  • El puerto de Veracruz fue sitiado y sus actividades paralizadas por siete meses. Los hechos de armas iniciados en noviembre de 1838, culminaron con la capitulación y la toma de San Juan de Ulúa,  donde fue izada la bandera francesa. Viendo amenazados sus intereses, los comerciantes ingleses fondearon su flota forzando a los franceses a llegar a un acuerdo de paz.
  • Las negociaciones tuvieron lugar a comienzos de 1839; al gobierno francés lo representaba Charles Baudin, y al mexicano el ministro de Relaciones Exteriores Manuel Eduardo de Gorostiza, y el ex presidente Guadalupe Victoria.
  • El 9 de marzo se firmó un tratado por el cual los franceses devolvían la fortaleza de San Juan de Ulúa; México prometía anular los préstamos forzosos y pagar 600 mil pesos de indemnización; ambos países se concedían el trato de  “nación favorecida”  y entraban en negociaciones para firmar un tratado de comercio.
  • Los puntos del convenio fueron ratificados por la Cámara de Diputados y la de Senadores los días 18 y el 19 de marzo.
  • Aunque se logró la paz, la deuda no pudo cubrirse y años más tarde serviría de pretexto para justificar una segunda intervención francesa que financió y apoyo la llegada de Maximiliano y Carlota para el año de 1863.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.