Carne de cerdo mal cocida y fresas, principales causantes de cisticercosis, dice IMSS

Trate de comer carne de cerdo bien cocida, de preferencia No de calle y desinfecte a las fresas muy bien
- en Salud

Ciudad de México.- Una de las enfermedades más temidas por quienes consumen carne de cerdo y fresas es la cisticercosis, que afecta al sistema nervioso, pero puede prevenirse mediante una adecuada cocción e higiene, respectivamente, indicó el especialista Gibrán Melchor Villanueva Ortiz.

En un comunicado, el experto adscrito a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) 167 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) eabundó acerca de dicho fruto y los productos cárnicos.

Dijo que “podemos encontrar microorganismos pequeños a los que llamamos cisticercos, de la misma familia que las amibas y, entre otras cosas, son la primera causa de crisis convulsivas en pacientes adultos, porque se alojan en órganos y tejidos asociados al cerebro”.

Citó que algunos síntomas de este problema de salud son: dolores de cabeza, mareo, náusea, vómito “en proyectil” o explosivo e incluso crisis convulsivas hasta que el paciente caiga en estado de coma. Una de las consecuencias puede ser daño neuronal severo y permanente, al grado de que se pierda la movilidad en manos, brazos, piernas o pies.

“También se pueden perder sentidos como el de la vista, el tacto, el oído, el gusto, el olfato, porque están conectados al cerebro. En algunos pacientes también se puede afectar la zona que controla el habla, la que controla la respiración”, dijo.

El médico insistió que si se va a consumir carnitas o visceras de cerdo en la calle, al menos se asegure que esté muy bien cocida la carne para evitar que alguna larva vaya viva y se anide en algún órgano. La cisticercosis regularmente afecta una parte del cerebro ahí buscan anidar las larvas.

Respecto a las fresas que tienen mucha amiba, recordó que deben lavarse muy bien con agua y jabón suave y luego ponerlas a definfectar ya que también son grandes productoras de este mismo padecimiento.

Como el microorganismo causante de la enfermedad ingresa al organismo a través del aparato digestivo, la mejor manera de reducir los riesgos es cuidando lo que comemos, continuó el médico familiar. En este caso los productos cárnicos, provenientes en especial del cerdo y las fresas.

“Estas últimas son un fruto reservorio de los cisticercos, por eso es muy importante su lavado y desinfección. En cuanto a los derivados del cerdo, son más peligrosas las ‘carnitas’, la chanfaina, la pepena. Lo recomendable es adquirir estos alimentos en comercios certificados y limpios. Si se preparan en casa, no dejarlas a medio cocer, sino cocerlas bien, con buenas medidas de higiene”, subrayó. 

El médico insistió que si se va a consumir carnitas o visceras de cerdo en la calle, al menos se asegure que esté muy bien cocida la carne para evitar que alguna larva vaya viva y se anide en algún órgano. La cisticercosis regularmente afecta una parte del cerebro ahí buscan anidar las larvas.

Respecto a las fresas que tienen mucha amiba, recordó que deben lavarse muy bien con agua y jabón suave y luego ponerlas a definfectar ya que también son grandes productoras de este mismo padecimiento.

 

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.