Mi lona “contra” Yunes Linares y la posverdad jarocha

MAYL tardó 18 años para ser gobernador y no cumplió nada de lo que prometió en su campaña
- en Foro libre
José Luis Ortega Vidal/ Claroscuros
(1) La  FREDEPO, en Acayucan al sur de Veracruz, está compuesta por no más de 200 habitantes.
La mayor parte de los lotes que la conforman lucen baldíos.
Es una colonia ubicada a unos 500 metros de la periferia urbana acayuqueña…
Es una zona habitacional solitaria, con una pequeña tienda que surte lo indispensable a los vecinos, calles sin pavimento y -eso sí- los servicios básicos disponibles aunque eventualmente escasea el agua…
Recién llegó un reportero a vivir ahí…
Nunca ocurre nada extraordinario salvo el sonido de los puercos de un criadero ubicado en la entrada del caserío y el paisaje de los vacunos que se reparten tres pequeños potreros en la misma zona…
La FREDEPO es una colonia que mucha gente de Acayucan no conoce y cuyo nacimiento forma parte de la lucha del Frente de Defensa Popular en una mezcla de apoyo a gente pobre y obtención -por parte de sus líderes- de canonjías políticas durante décadas…
Entre clase media y baja los vecinos se conocen prácticamente todos e igual se enteran de quién entra y sale del lugar porque la calle principal opera en ambos sentidos…
No tiene caso ir muy lejos en la narración: el reportero que recién se fue a vivir a este sitio es el autor de Claroscuros.
Y el tema no vendría a cuento de no ser porque tres días atrás en un espacio formado por cuatro postes de madera y unas láminas, que hace las veces de capilla, se colocó una de las docenas de lonas acreditadas al Cártel Jalisco Nueva Generación que desde el norte, el sur de Veracruz -y parte de Oaxaca- difunde mensajes contra Miguel Angel Yunes Linares, aun gobernador.
¿Una lona del CJNG versus Yunes Linares en la FREDEPO?
Incluso los reporteros abocados a esos menesteres se perdieron la noticia…
Un vecino la consignó a las seis de la mañana del jueves y a los pocos minutos la policía retiró el sui géneris -por su ubicación- mensaje…
Ignoro si los autores de esta campaña rara, extraña, aparentemente -y reitero aparentemente- creada por rivales de Miguel Angel Yunes Linares, buscaron informar a unos 200 vecinos alejados de la urbanidad cotidiana o si Claroscuros recibe la importancia que a mi parecer no reviste y entonces la intención fue invitarme a: 1) dejar de escribir lo que escribo ó 2) seguir como voy porque mis textos le han caído bien y /o le ha sido útiles a alguien o a algunos…
No lo sé, es mera fantasía y quizá pura casualidad; amén de alguna potencial trampa del ego…
Durante los últimos días dediqué largos textos a una humilde opinión sobre la polémica personalidad de Miguel Angel Yunes Linares y a los nexos entre el Estado mexicano y el crimen organizado…
De esta temática he escrito en muchas ocasiones y en diversos momentos…
Y lo último que me mueve, en todo caso, es servir a los autores de lonas que sin duda han generado buenos ingresos al gremio de impresores digitales…
El juicio de “El chapo” Guzmán en Estados Unidos y las declaraciones de Jesús “El rey” Zambada en contra suya han venido a refrendar lo dicho en docenas de libros, miles de artículos nacionales e internacionales y en cientos de miles de fojas con testimonios judiciales o surgidos desde las catacumbas, a propósito del nexo Estado-Crimen organizado en México.
Me parece más bien un azar esto de la lona a una cuadra de mi domicilio reciente…
Y el asunto de docenas de reproducciones del mismo tema huele más a pugna política que a lucha policiaca; sin que esto último deje de tener presencia.
(2) La posverdad -un concepto que en el siglo XXI ha venido tomando fuerza, aunque se encuentra sometido a debate- plantea la existencia de una verdad convertida en mentira emocional.
Hay quienes opinan que en realidad es una nueva forma de llamar a la propaganda, entendida como manipulación de las masas por medio del control de mensajes particularmente en los Medios Masivos de Comunicación.
Gobbels, el genio propagandístico de Adolfo Hitler, sugirió repetir mil veces una mentira para convertirla en verdad…
Estas apreciaciones no resultan simples en los tiempos de las redes sociales, nicho inagotable de la posverdad…
Posverdad es un concepto estructuralista que plantea sutilezas normalmente negadas por la demagogia, como el hecho de que la masa -es decir la población en general- no tienen un interés por el conocimiento probado de un suceso y tampoco por las pruebas, lo que la hace manipulable a sus propias emociones.
Tendríamos, per sé, la necesidad de un héroe -por ejemplo- aunque los héroes no existan salvo en los mitos…
Tendríamos la necesidad de los milagros, -otro caso- aunque los milagros sólo sean posibles en el andamiaje de la fe…
Tendríamos la necesidad de romper y romper y romper récords, aunque la lógica nos indique nuestras limitaciones naturales y los riesgos de ir contra ellas…
La clase política opera bajo la posverdad.
Un ejemplo reciente: Miguel Angel Yunes Linares agredió verbalmente a un reportero durante una rueda de prensa en el contexto de la entrega de su segundo informe de gobierno en el Congreso veracruzano.
A otra reportera de plano la ignoró, lo que constituye otra forma de agresión.
Yunes Linares tiene razón a argumentar que las preguntas del reportero no contaban con la estricta estructura retórica de un discurso…
El reportero tenía razón al fundamentar sus preguntas en razonamientos lógicos, datos duros comprobados sobre la corrupción en el gobierno yunista y experiencias permanentes sobre el comportamiento ilegal de nuestra clase política…
Ahora bien: cómo construir una verdad a partir de dos verdades que se contraponen.
Se trata de una coyuntura dialéctica, según la cual una tesis -la del reportero- se confronta con una antítesis -la del gobernador- y surge una síntesis que a su vez se convertirá en una nueva tesis…
La verdad no existe como tal, sino que se construye…
O existen muchas verdades…
O la verdad depende del ojo con que se mira: el científico, el artístico, el religioso, el empírico, el onírico, el subjetivo, el objetivo, el positivo, el negativo, ad infinitum…
La posverdad apela a las emociones…
Yunes Linares es un orador que escapa de los cuestionamientos inconvenientes y apela a la las necesidades o flaquezas emocionales de sus rivales y de su público…
Se autovictimiza o se autoelogia como fue el caso al decir al reportero: soy superior a ti…
(3) 10 apuntes sobre la posverdad. Letras Libres. Daniel Gascón.

 

(4) ¿La lona en la colonia FREDEPO de Acayucan es parte de una verdad en construcción o es un elemento de la posverdad?

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.