El Racismo contra las Mujeres

Guadalupe Tzopitl víctima del racismo y de la misoginia de una mujer que se gana el cargo con otra cosa que no es el talento
- en Entre Mujeres

Por: Lunacia

“El objetivo principal de la educación es crear personas capaces de hacer cosas nuevas y no simplemente repetir lo que otras generaciones hicieron” Jean Piaget

Es importante hablar del tema, importa hacerlo VISIBLE, importa hacer visible a Guadalupe Tzopitl como mujer profesionista, en esta cultura machista veracruzana, ante la situación que enfrenta en este país junto a otras mujeres de diferentes estados,es importante hablarle a la sociedad que tanto opina, ahora por redes sociales,por medios como un teléfono que te da a acceso a varias plataformas, importa hablar desde nuestra perspectiva feminista mexicana, porque deja un impacto social que preocupa, ante lo vulnerable que podemos ser en este mundo patriarcal

Soy una mujer-sujeta-persona, profesionista, mestiza,feminista con postura política democrática propia, una ciudadana común. Como todas las mexicanas, enfrento todos los días la discriminación social, laboral y hasta profesional (por tener la formación de socióloga, educadora humanista,otros) en contextos varios,enfrento situaciones de agresión a mi cuerpo,a mi forma de pensar,mi forma de expresarme o simplemente por hablar y cuestionar las conductas incongruentes,demagogas,racistas,que discriminan y que se pueden leer, en todo un lenguaje acostumbrado a normalizar la indiferencia,la pasividad, el silencio cómplice, de toda una cultura de abusos y violencias, cuestiono a quienes se nombran críticos de esta sociedad, desde cualquier ámbito,académico,social,laboral,oenegero,otros,pero que difícilmente, con sus machismos no destruidos, pueden lograr combinar sus argumentos con sus discursos  y acciones,cuando se trata de hablar de justicia social  y que desde las relaciones humanas, algo no llega a resultar favorablemente, en colectivo o individualmente.

Escribir para mi,es una forma,un medio para denunciar,hacer visibles las situaciones de injusticia hacia nosotras en cualquier lugar mexicano,para NO CALLAR por complicidad,para decir lo que pienso,para intentar desde un mínimo espacio público,incidir en una transformación que se vuelva real  en acciones y destruir esos machismos que nos quieren excluir, desaparecer,nos matan,no quieren que seamos visibles,capaces,reales,mujeres-sujetas-personas humanas, que existimos en esta sociedad .

En mi Estado de Veracruz,en mi ciudad natal que se caracteriza por tener un reconocimiento a nivel internacional por su actividad cultural y estudiantil para su población y los que llegan de otros lugares, se ha dado a conocer el caso de Guadalupe Tzopitl,una mujer profesionista, que se desempeñaba  como jefa del departamento del área de Educación Indígena en el IVEA en una institución pública de gobierno del estado, donde muchos sabemos,pero lo callan en complicidad, que es un mundo laboral lleno de mierda y corrupción al interior, donde quien quiere trabajar bien,le aplican la ley del cangrejo, para que no moleste-incomode o en su caso, evidencie tal porquería donde servidores públicos son co-responsables  de esas practicas de mobbing laboral donde participan, para que no se trabaje  en hacer de este país, un lugar mejor y mas digno para vivir,que no quieren hacer un trabajo pensando en el bien común colectivo incluyendo a [email protected] 

   Ella fue despedida desde un sentido de injusticia humana,por tener y defender su identidad propia,por su origen de mujer étnica digna,congruente, de lucha real, de un mundo étnico con idioma y lenguaje propio, que muy pocos conocemos o queremos entender de esa vida rural en este país, México.

Muy [email protected] [email protected] reconocemos como parte de nuestros orígenes a ese mundo rural étnico, porque la nombrada “conquista-encuentro de dos mundos” nos dejo dañados en ese mestizaje,nos dejo con una memoria emocional llena de odio-desprecio, hacia nuestra propia herencia y nuestra gente, ante tanta violencia grotesca, por querer desaparecernos de un continente.

Tiempos históricos muy parecidos a los de ahora en los que a las mujeres, nos agredieron de la peor forma en masacres. No lograron desaparecernos a [email protected], sobrevivieron los desobedientes,los que pelearon con dignidad, sin agachar la cabeza ante el capitalista invasor europeo, que con su religión católica e historias falsas y enfermas, logro manipular a muchos y enfermarnos, quienes defendieron su humanidad propia y de su territorio,siguen vivos,aun en minoría siguen dignos y originales con todo y pesares históricos.

Lo que vemos ahora, con expresiones de racismo y discriminación-desprecio, juntos de la mano, en este mundo mexicano colonizado, sigue siendo algo normalizado por nuestra cultura de abusos aceptada y tolerada por los machismos de las personas, ese que te enseña que eres “superior a otros” “que las jerarquías te dan poder” para abusar de otros,para humillar,para excluir, así sea alguien informado o no, por esas deterioradas relaciones humanas, te pueden hasta aplaudir si eres hombre,te cuidan,te apoyan con esos silencios cómplices de lo injusto, ante un abuso de poder, al ejercer tus machismos abusivos sobre una mujer, seas hombre o mujer subordinada a ellos en el poder, de un trabajo,es lo que podemos encontrar en esos espacios laborales de instituciones de gobierno.

Es esa vida rural étnica que muy poco ha tenido acceso a  recibir educación dentro de un sistema de enseñanza que los ha excluido históricamente y que aún así, con mucho mas esfuerzo,mucho mas obstáculos,con agresiones,mucho desprecio-racismo, ha logrado buscar los medios para llegar a formarse y tener una profesión, como herramienta para defenderse y tener un trabajo que le permita ese buen vivir,bienestar digno posible, en esta sociedad capitalista que destruye las relaciones humanas, por dinero,poder,abuso patriarcal y que deshumaniza a las personas. Casualmente la mayoría son hombres,los que dirigen esta sociedad mexicana,con esa masculinidad deformada en el machismo, construido-destructor, históricamente.

Ante ese robo de nuestra identidad ancestral, de pueblos originarios, desde las violencias mas atroces que la humanidad ha llevado a cabo, en el mundo y que en la actualidad, siguen presentes en una memoria emocional,mental,física, presentándose en situaciones como las de Guadalupe y otras mujeres de pueblos originarios en este país, en espacios públicos varios y que lleva  todo un lenguaje, como el que denota un servidor público, con su mando de “jerárquico-superior” de IVEA, Héctor Amezcua Cardiel director del organismo, con su argumento de  …“no entiende muchas cosas por su origen y cultura indígena de donde viene”…

Hay que recordarle al servidor-público (también docente de la Universidad Veracruzana) que todo lo que leemos,aprendemos de historia,sociología,antropología y demás contenidos teóricos a los que tenemos acceso en posgrados,de todo lo que podemos llegar a conocer en trabajo de campo en nuestro contexto real mexicano, de los cuales tenemos que formar-crearnos nuestro propio criterio,tomando en cuenta nuestro contexto social y a veces hasta personal, NOS SIRVE PARA EJERCER UNA PROFESIÓN y que lleva incluido, el trato digno a las personas,que lleva por iniciativa propia el crear esas relaciones humanas, que respetan,incluyen,no abusan y nos considera IGUALES en humanidad.

“Ser empático es ver el mundo a través de los ojos del otro y no ver nuestro mundo, reflejado en  sus ojos” C. Rogers

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.