Con 144 asesinatos, 22 de Veracruz, México celebra a sus periodistas este 7 de Junio

En solo 6 meses de gobierno de AMLO han sido asesinados 8 periodistas/ Foto de Reuters/ Edgard Garrido

Xalapa, Ver.- El 7 de junio de 1951, el entonces presidente Miguel Alemán Valdés instituyó el “Día de la Libertad de Prensa”, por iniciativa del empresario y militar José García Valseca, quien era dueño de una de las cadenas de periódicos más importantes del país.

A partir de entonces, año tras año, el presidente en turno se reunía con los dueños de diarios y revistas del país para conmemorar el día. En 1976, el presidente Luis Echeverría Álvarez aprovechó la conmemoración para entregar el Premio Nacional de Periodismo, en reconocimiento a la labor destacada de los profesionales de los medios de comunicación.

Estos reconocimientos fueron entregados por el gobierno, desde esa fecha y de manera ininterrumpida hasta el 2001, cuando dejó en manos de un Consejo Ciudadano la responsabilidad de reconocer la labor de los periodistas.

Actualmente el periodismo en México enfrenta una brutal crisis de violencia. Hasta Mayo de este año, de acuerdo a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, México reporta el asesinato de 144 homicidios de comunicadores y periodistas desde el año 2000.

En lo que va del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), han sido asesinados 8 comunicadores.

El gobierno que presumió, sería la esperanza de México, no lo ha sido para los reporteros y fotógrafos. Por el contrario, desde el máximo poder, se alientan y financian campañas de desprestigio contra los comunicadores que se atreven a criticar. La Cuarta Transformación resultó muy intolerante, incluso más que los políticos del PRI que durante 80 años usufructuaron los presupuestos públicos y las riquezas de México.

Todos, han sido victimados a balazos y los principales orquestadores de estos crímenes son integrantes de la delincuencia organizada y funcionarios públicos que en complicidad, atentan contra la vida de los periodistas que exhiben sus abusos sobre el mal manejo de recursos públicos,  nula detención de bandas que operan trata de personas, que asesinan a mujeres, que secuestran niños,  pornografía, trata de mujeres, prostitución, feminicidios, trafico de drogas, y otros temas que se han convertido en los principales delitos que se están convirtiendo en temas tabú en medios de comunicación.

El estado de Veracruz es la entidad más peligrosa del país para el ejercicio periodístico. Hasta la fecha, han sido asesinados 22 comunicadores, 17 fueron asesinados durante el gobierno del ex priista Javier Duarte de Ochoa, preso por corrupción en un penal del centro de México.

Todos los casos de los periodistas asesinados siguen en la impunidad. Los comunicadores, esperaron que un fiscal ajeno a gobiernos priístas hiciera el trabajo que los fiscales del tricolor, se negaron a realizar, pero Jorge Winckler Ortiz es de los fiscales mas holgazanes del país, de acuerdo a organismos de justicia, no resuelve ni el 1% de la denuncias que se presentan en el estado, siendo ya casi 3 años de justicia perdida en la entidad.

Incrustado en el poder gracias al ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, Jorge Winckler se ha negado a entregar la fiscalía. Y desde ahí, mantiene paralizada la labor de justicia. No investiga nada, ni ordena detenciones de nadie. Todos, absolutamente todos los asesinatos de periodistas y sus investigaciones, están en el archivo. El fiscal las mantiene en la congeladora. No hay un solo responsable preso por el crimen de 22 comunicadores.

Los periodistas en Veracruz siguen siendo carñe de cañón de la delincuencia, debido a la nula procuración y administración de justicia. Mientras las autoridades responsables de frenar a los asesinos, no cumplen con su trabajo, en Veracruz sigue en peligro la libertad de expresión y este 7 de junio. NO HAY NADA QUE FESTEJAR.

 

 

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.