En el IPN descifran la secuencia genómica del aguacate

Ciudad de México. Científicos mexicanos descifraron la secuencia genómica del aguacate en busca de obtener mejores variantes del fruto, así como árboles más resistentes al ataque de patógenos, informó hoy el Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

En un comunicado, el centro destacó la importancia de la investigación realizada, debido a que distintos tipos de aguacate, como el Hass, no han tenido ningún mejoramiento en los últimos 40 años.

A partir de este análisis, encabezado por la Unidad Genómica Avanzada (UGA) del Cinvestav, es posible adentrarse al estudio de la evolución del fruto y de las plantas en general.

El principal autor de la investigación, Luis Herrera, comentó que en un principio se planteó secuenciar sólo el genoma de una variedad mexicana de aguacate, pero finalmente lograron secuenciar otros tipos, como el guatemalteco, el antillano y el Hass.

partir de esto se pudo comprobar que la variedad Hass tiene un componente genético de alrededor de 39 por ciento del guatemalteco y el resto de la variedad mexicana.

«Todos los aguacates tienen el mismo genoma, sólo que existen alelos o versiones de genes distintos en cada uno de ellos, haciendo a algunos más resistentes a una enfermedad o capaces de producir aceites de mayor calidad», explicó Herrera.

En esa línea, el experto dijo que la importancia de la investigación no sólo radica en los resultados, sino en los alcances que puede tener su aplicación para los productores de este cultivo, pues es uno de los productos estratégicos del campo en México.

Además, de acuerdo con el Cinvestav, con estos resultados se abre la oportunidad de generar una plataforma tecnológica de mejoramiento del cultivo, en particular, la resistencia del árbol al ataque de patógenos y la calidad del fruto para mantener la competitividad de México como principal exportador.

El estudio contó con la participación de 17 instituciones de cuatro continentes durante los más de ocho años de trabajo de investigación.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.