Desafía IVEC al gobernador

Ulises May informó al gobernador de su caso y le prometió apoyarle, la directora Silvia Alejandré le dijo que en el IVEC la que manda es ella.
- en Opinión

Por: Jorge A. González/ Tras telón 

Qué triste debe ser llegar a tu centro de trabajo y que nadie te hable.

Lamentable aún es que tu jefe inmediato te ignore porque así se lo han ordenado sus superiores.

Una de las actividades que más honran al ser humano es precisamente el trabajo.

Nos preguntamos, qué ejemplo da a sus ciudadanos la autoridad que no valora, respeta y honra esta actitud.

El nombre de Ulises May en el Ágora de la Ciudad no debe ser pronunciado, y se le debe tratar como un extraño.

Un empleado a quien pretende despedir Silvia Alejandre Prado, Directora del Instituto  Veracruzano de Cultura (IVEC) pues quiere tener el control de todas las posiciones laborales.

Pero quienes se encargan del trabajo sucio son Sergio Rosete y Gustavo Sánchez  Córdova, responsables de Patrimonio, y del Jurídico del Instituto, respectivamente.

Como quien dice en el argot político, ya le aplicaron la congeladora para tener pretexto de despedirlo luego de servir a este espacio por casi 10 años con un sueldo de 2 mil 700 a la quincena. 

A quién les molesta un joven encargado de capacitación, de ofrecer talleres; especialista en temas de arte y personas con capacidades diferentes, guía de niños; acomedido en las tareas que muchas veces no son de su área pero que contribuye por gusto y amor por su trabajo.

Por lo pronto, Gustavo Vega, Director del Ágora de la ciudad atiende bien las instrucciones poco profesionales de Rosete Xotlanihua, pues Ulises May ya no aparece en los trabajos de las actividades del Ágora.

Aun cuando May se entrevistó con el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, sobre su situación laboral, parece que los funcionarios del instituto quieren pasar por encima de las instrucciones del mandatario estatal.

Qué valor de Rosete Xotlanihua y de Gustavo Córdoba, Jurídico del IVEC, en desafiar la voluntad del gobernador del estado; claro el empoderamiento de Alejandre Prado es contagioso.

Esperemos que el gobernador García Jiménez ponga más atención en las injusticias que se cometen en el propio gobierno estatal, y evite que empleados como estos pasen por encima de sus decisiones.

Qué podemos pensar de la titular del IVEC, que mendiga 2 mil 700 pesos de la nómina, de un trabajador apasionado por su labor. Eso, eso sí es maldad. 

Nos leemos hasta la próxima.

Comentarios

  1. Lo triste es ver que te llamas, reportero y se nota el chayote que te están pagando para sacar este tipo de notas, el cual el amarillismo puro, se lee, en las según notas periodísticas, si fueras reportero, investigarías y sacarías las notas verdaderas como son, no cómo te conviene hacerlas, lastima que por no haber podido conseguir un empleo digno o te seguirán pagando notas a modo cómo gobiernos anteriores, te valgas de la difamación y el descrédito, eres un vil cuenta notas.

  2. Efectivamente el sr….(disque sr).. es una persona sin escrúpulos porque apoya los caprichos de directores que están al cargo de los edificios del ivec…sin tomarse la molestia de investigar primero… Quitan y despiden a personal valiendoles gorro..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.