La Filarmónica de Boca del Río inicia temporada con homenaje a Ludwig van Beethoven, este viernes

- en Cultura

Boca del Río, Ver..- El presente 2020 marca el 250 aniversario del natalicio de Ludwig van Beethoven, el formidable compositor alemán que fue capaz de crear partituras universales y de importancia elemental en el contexto de la música de concierto. Por lo mismo, la Orquesta Filarmónica de Boca del Río ha programado un homenaje al maestro nacido en Bonn en 1770, en el cual se interpretarán su Concierto para violín, violonchelo, piano y orquesta Opus 56, con la participación de un excelente trío de instrumentistas de origen polaco y bajo la dirección del internacionalmente célebre maestro Jorge Mester.

Lo anterior se anuncia para este viernes 17 de enero a las 20:00 horas, la audición se complementará con las “Variaciones Enigma” del inglés Edward Elgar y se anuncia también la acostumbrada charla de apreciación previa, desde las 19:00 horas y para la cual el acceso será sin costo para todo público.

Un concepto genial que parte del barroco

Beethoven falleció en Viena en 1827, dejando para la posteridad un listado creativo en que destaca la partitura que se hará escuchar en la jornada de referencia. El “Triple concierto” fue escrito entre 1804 y 1805, cuando el autor alcanzaba su plena madurez y, al mismo tiempo, advertía la preocupante magnitud de su sordera. Concebido casi al mismo tiempo que la sonata “Appassionata”, otra de las creaciones representativas en el listado del autor, es una obra que se enriquece por frases de profunda inspiración y líneas melódicas resplandecientes, así como por su intenso y lacerante dramatismo.

Beethoven trató aquí a los solistas con mano firme y sin los titubeos que podríamos suponer en una obra de combinación no acostumbrada para sus contemporáneos. Tuvo buen cuidado de imprimir a las líneas de cada uno de los instrumentos un carácter peculiar, lo que remarca su sorprendente fusión en trío. Por añadidura, la orquesta no se limita al simple acompañamiento o al respaldo superficial, ya que las melodías y armonías procedentes del conjunto instrumental enriquecen el delicado tapiz sonoro.

Aquí el autor se apoyó en el ideal barroco del Concertino como pequeño grupo instrumental que actúa en calidad de solista colectivo, aunque también son de destacarse las breves y sustanciosas intervenciones de cada uno de los solistas en particular. Por otro lado, no dejan de causar admiración las soluciones que Beethoven encontró para el ordenamiento y manejo de la forma, así como para la resolución de un material temático dividido en cuatro partes, una por cada entidad interpretativa. Y no es sencillo de interpretar. La serie de dificultades técnicas que presenta sólo puede resolverse con una orquesta de amplios alcances, un director profundamente identificado con el espíritu beethoveniano y un eficiente trío de solistas. Por lo mismo, esta luminosa partitura no se ejecuta con frecuencia.

Fue estrenado el “Tripe concierto” en el palacio de Augarten, en Viena, en mayo de 1808, y algunas fuentes nos indican que el mismo compositor interpretó la parte de piano.

El trío de solistas

La responsabilidad como solistas ha sido asignada a Erika Dobosiewicz en el violín, Bárbara Piotrowska en el violonchelo y Józef Olechowski al piano. Erika es graduada del Conservatorio Chopin de Varsovia y con posgrado en Bélgica. Desde jovencita ganó reconocimientos y premios en su país natal, en Alemania y Francia. Se ha presentado en Europa, Japón, América del Sur, Canadá y como solista con las mejores orquestas de México. Su discografía es amplia e incluye obras de autores de diversas épocas y estilos.

Piotrowska se ha presentado regularmente en las series de música de cámara de la Filarmónica de Berlín; ha actuado en Polonia, en Europa y México y colaboró con artistas tan importantes como Yo-Yo Ma, Krystian Zimerman, Jerzy Semkow, Andrea Bocelli y Krzysztof Penderecki. Fue ganadora en numerosos concursos en Polonia y Europa, ha sido miembro de la Orquesta de Cámara de Radom y fue profesora en la Escuela de Música Chopin de Varsovia. Es actualmente Violonchelo Principal en la Orquesta Filarmónica de Boca del Río e interpreta en un instrumento histórico, construido por Carlo Giuseppe Testore en 1703.

Olechowski reside en México desde hace casi cuatro décadas, es egresado de la Academia Szymanowski de Katowice y recibió por dos años consecutivos la beca de la Sociedad Chopin de Varsovia. Ganador de numerosos reconocimientos nacionales e internacionales, ofrece conciertos y recitales en Europa, Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Centroamérica y Colombia. Es fundador y director artístico de la Sociedad Cultural Federico Chopin de México, AC. También ha desarrollado carrera como compositor y director de orquesta en Estados Unidos, Inglaterra y México, y la editorial alemana Schott & Co. ha publicado tres volúmenes con obras de su autoría.

Este acontecimiento se establece como una jornada cultural altamente recomendable que usted y su familia no deben perderse. Los boletos están a disposición en las taquillas del Foro Boca.

 

Comentarios

¡Síguenos!

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: