Caso Lozoya y legisladores de Veracruz

AMLO llegó a la presidencia en acuerdo claro con EPN y el PRI. NO hará nada contra EPN ni contra ningún diputado o senador que señalados por haberse dejado comprar, votaron a favor de la Reforma Energética
- en Opinión
Jorge A. González/Tras telón
Hay quienes ya tiemblan con la llegada de Emilio Lozoya Austin, ex director de Pemex en la administración de Enrique Peña Nieto, quien llegó en la madrugada de este viernes a tierras mexicanas después de un proceso de extradición con España.
Recordemos que el ex funcionario es acusado por la Fiscalía General de la República (FGR) por los delitos de delincuencia organizada, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita.
Los dos casos de corrupción se refieren a la compra de la planta chatarra de Agro Nitrogenados y el presunto soborno de la constructora Odebrecht.
Lozoya podría salpicar a políticos de alto nivel, que en su momento participaron para consentir, aprobar y concretar las supuestas acciones que se le imputan fuera del marco de la ley.
En este caso, la actuación del presidente de la república Andrés Manuel López Obrador se visualiza más que como un acto de justicia, como un acto de venganza política.
De un día para otro, AMLO cambió su dicho de “todo el peso de la ley para los corruptos” a “el señor viene a explicar como sucedieron las cosas”.
Ningún delincuente fichado y extraditado por presuntos delitos viene a platicar cómo sucedieron las cosas; suena como si se tratase de una reunión de café para que me cuentes los pormenores.
Las declaraciones del presidente nos llevan a la conclusión de que pudiese existir algún acuerdo, y no sabemos si es aligerar su condena o dejarlo en libertad por su cooperación, que sí se puede, ya lo explicaremos adelante.
Por el momento, ya se adelantó a la opinión pública a través de la judicatura, que la declaración de Lozoya ante el Ministerio Público Federal será a puerta cerrada.
No habrá audiencia pública ni presencia de los medios de comunicación, decisión, según, por seguridad sanitaria; y que la información se les hará llegar “en tiempo real vía WhatsApp”.
Y es que los privilegios para el extraditado cambiaron cuando reveló que posee pruebas de los personajes de la vida política que participaron en los delitos que se le imputan. 
Los dichos y las pruebas podrían llegar hasta la cúspide política del gobierno mexicano de la anterior administración, incluso ya se habla del círculo que podría vincular a los más cercanos de EPN.
Se trata de Pedro Joaquín Codwell, ex secretario de Energía; Enrique Ochoa Reza, ex secretario de Hidrocarburos del Sener; José Antonio González Anaya, ex secretario general de Pemex (2016-2017), José Antonio Meade, ex secretario de Hacienda (2017), y Luis Videgaray, ex secretario de Hacienda (2012-2016).
Sin dejar de lado a uno de los más cercanos colaboradores del Ejecutivo Federal, el ex secretario de Gobierno, Miguel Ángel Osorio Chong; y claro, a los consejeros independientes de Pemex: Jorge Borja Navarrete, Alberto Tiburcio, Octavio Francisco Pastrana y Carlos Elizondo Mayer-Serra.
EN CHAROLA DE PLATA PARA AMLO
Para amortiguar el golpe, Lozoya le hace otro regalo a la Fiscalía General de la República (FGR), dará más información privilegiada de otro caso de corrupción.
Se trata de la aprobación de la Reforma Energética propuesta por EPN, en la que extraoficialmente se afirmó, no prevaleció en su totalidad el criterio de los legisladores del senado y el congreso.
De acuerdo con lo que afirma Lozoya se compraron votos a muy buen precio con algunos integrantes de las Cámaras Alta y Baja, de la LXII legislatura.
La presencia del ex director de Pemex ha comenzado a inquietar a la clase política de la pasada administración y a un puñado de legisladores que se sienten con “las manos en el cuello”.
Y como si fuese la casa del Big Brother, Lozoya le puso a AMLO en “charola de plata” 16 horas de videos en las que se evidencian pláticas, acuerdos y pagos a funcionarios y diputados. 
Echando una mirada atrás sobre la aprobación de la Reforma, en el Senado la votación a favor fue de 95 votos a favor y 28 en contra en lo general, mientras que en la Cámara de Diputados se aprobó con 353 votos a favor y 134 en contra.
No olvidemos que Manlio Fabio Beltrones era el coordinador de la bancada del PRI, y Gustavo Madero coordinador de la bancada azul, mientras que Ricardo Anaya del PAN se desempeñaba como presidente de la Mesa Directiva del Congreso.
Con todo y el supuesto soborno se reformaron los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución en materia energética con la participación de los partidos políticos del PRI, PAN, PRD, PVEM, PT y de Movimiento Ciudadano. 
LAS SORPRESAS EN VERACRUZ 
Y en esta revisión de datos nos preguntamos: ¿Qué legisladores veracruzanos aparecen dentro de este periodo legislativo que aprobaron la reforma?
Por parte del PRI y del PAN en el Senado de la República aparecen tres nombres que no sólo coinciden con el estado de origen, sino también con un apellido.
Aprobaron la reforma los veracruzanos priistas Héctor Yunes Landa y José Francisco Yunes Zorrilla, así como el panista y ahora alcalde de Veracruz, Fernando Yunes Márquez. 
Pero si nos vamos al Congreso de la Unión, encontramos más sorpresas, los diputados panistas y priistas veracruzanos que votaron a favor de la reforma fueron cinco , respectivamente.
Del PRI podemos citar a Verónica Cervantes Carreón, Luis Ricardo Aldana Prieto, Alma Jenny Arroyo Ruiz, Jorge Del Ángel Acosta y Mariana Garay Cabada.
Mientras que de Acción Nacional figuran personajes que, hasta hoy, algunos ostentan cargos públicos y que dieron su voto a favor de las reformas de Peña.
Seguro se acuerdan de los diputados Rafael Acosta Croda, Humberto Alonso Morelli (alcalde de Boca del Río), Juan Bueno Torio, Mariana Dunyaska García Rojas (diputada federal), y la controvertida y repudiada Leticia López Landeros, alcaldesa de Córdoba.
Habrá que sumar a la lista a un veracruzano más, a José Federico González Luna Bueno, del Partido Verde Ecologista (PVM) que también votó a favor.
Y sin ninguna afirmación y señalamiento directo, cualquiera de los 14 legisladores veracruzanos de los partidos PRI, PAN y PVM que votaron a favor de la Reforma Energética, podrían aparecer en las video-pruebas de Lozoya. Un acontecimiento de película.
¿TODO EL PESO DE LA LEY O CRITERIO DE OPORTUNIDAD?
A muchos preocupa el tipo de justicia que AMLO quiere para su país, sin violentar el Estado de Derecho.
Porque “el buen trato a un supuesto delincuente” no se le recibe como “un cuenta cuentos” invitado para entretener a las audiencias y salir ileso aun siendo parte del delito.
Pero como en México todo es posible y el derecho se vuelve “chueco”, porque quienes escriben las leyes son los hombres innegablemente subjetivos, pues las normas se interpretan a la carta.
De acuerdo con los juristas, el acusado podría ser beneficiado con la figura jurídica llamada “criterio de oportunidad”, contemplada en el artículo 256 del Código Nacional de Procedimientos Penales.
Entendida por algunos como: “beneficios a favor del inculpado, procesado o sentenciado que presente ayuda eficaz para la investigación y persecución del delito en materia de delincuencia organizada”.
Pero este artículo tiene una característica importante, que de llegar a utilizarse, habrá muchas cabezas rodando y tiene que ser del muy alto nivel.
Para que el presunto delincuente tenga el beneficio de este recurso jurídico, las pruebas a presentar deben tener dos características indispensables.
Una. Que el acusado esté implicado dentro de las mismas evidencias o pruebas a presentar. Dos. Que el o las terceras personas que se vea implicadas en el acto de corrupción, hayan representado  por fuerza, una mayor jerarquía que el acusado que presenta las pruebas.
Se trata de una alternativa jurídica que no es desconocida en la impartición de justicia en México. Recordemos que bajo ese derecho se dejó en libertad -con ciertas limitaciones- al priista veracruzano Tarek Abdalá Saad, al revelar información privilegiada de la investigación de su superior, el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa. 
Tal parece que este sería el mismo destino de Emilio Lozoya, donde el delincuente se ve beneficiado por la supuesta “justicia mexicana”, donde la cooperación casi es equiparable al perdón y no a la penitencia.
Nos leemos hasta la próxima.

Comentarios

  1. Pero no te robes unas pinches gelatinas en el super porque te carga el payaso con una madriza adentro del bote. Mientras estos ratones de cuello blanco se benefician por las más altas esferas de la «justicia mexicana»

¡Síguenos!

A %d blogueros les gusta esto: