Va Lorena Vargas como candidata de MORENA por Sayula de Alemán

Lorena Vargas Sánchez es hoy la candidata de Morena a la alcaldía de su pueblo, Sayula de Alemán.
Por: Adela Morales/ Escobita Sayuleña 
Sayula de Alemán… ! SÍ hay esperanza!

Lorena Vargas Sánchez es hoy la candidata de Morena a la alcaldía de su pueblo, Sayula de Alemán. Las listas oficiales del partido, en el comité Nacional, han hablado.Hasta antes de este día, muchas personas han tenido que desplazarse de Sayula de Alemán a consecuencia de la violencia y el dolor de haber perdido a algún familiar por secuestro. Sirvan estas palabras, para encontrar un poco de empatía.

El color de nuestra tierra colorada, se ha vuelto mucho más intenso e infame por toda la sangre de inocentes en ella derramada.

No hay negocio en la cabecera, y a lo largo de la carretera a Salina Cruz, en donde la mañana que es protegida desde el palacio municipal, no haya ido a pedir su cuota, no hay dejado una terrible amenaza o donde sus dueños no estén temblando de miedo por que los señores de la delincuencia exigen su dinero.

Es una situación insostenible, el miedo mantienen aprisionados a cientos de personas cuyos corazones laten despavoridos cada vez que se sabe de otro ejecutado por no pagar la cuota o algún otro negocio tiene que bajar cortinas por que ya no puede.

El último de ellos, la exitosa taquería «El Borrego de Oro», cuyo dueño se tuvo que salir del estado incluso, con todo y familia, pues los mañosos que tienen su padrino protector en Presidencia, le demandaron una fuerte suma de dinero que ya no pudo pagar.

Hoy Sayula cuenta con una candidata que sabe el dolor, que conoce lo más oscuro del alma enlutada a consecuencia de la violencia. Y eso no es virtud, sino una lamentable coincidencia en la que ella nunca jamás hubiera querido caer.

Lorena Sánchez ha tenido que superar a Lorena Sánchez, a la que le mataron al padre de su hijo, para dejar atrás ese miedo y todos lo traumas que le dejaron el violento y cobarde homicidio de Héctor Velázquez Vázquez, acaecido el año pasado, en Acayucan, solo por hacer su trabajo. Pedir rendición de cuentas.

Ella, como muchos en Sayula, conoce la incertidumbre.

El sabor amargo de la impotencia y las ganas de abandonarse.

Lorena Vargas Sánchez es hoy la esperanza de que Sayula renazca, que se lave la sangre que mancha al hermoso municipio, y que toda la parafernalia y despreciable cinismo que hay en Presidencia Municipal, sea desterrado de una buena vez para siembre.

Lorena Vargas, la mujer, la víctima, la hermana, la madre, la que ha sufrido como todos, la que perdió su otra mitad, hoy camina por las calles tocando consciencias.

Anda bien cuidada, tanto por el gobierno federal como el estatal, que le han brindado la confianza y esperar tener en ella una aliada. La cuidan porque la quieren viva y luchando, aunque eso le pese y duela a muchos cobardes que han alquilado sus palabras y su poca moral para alentar opiniones en contra de la aspirante, que sangran por la boca y emanan olor a excremento por cada palabra que teclean para presionar al gobierno y que la dejen sola, buscando, pues, dejarla vulnerable y que sea fácil matarla.  

Los sayuleños no debemos temer a la amenaza y a la soberbia que también anda buscando  desesperadamente no marcharse.

Los de Sayula tampoco deben perder esta valiosa oportunidad a cambio de una despensa que al paso de los meses, te la van a cobrar el doble, el triple, incluso, con la vida tuya o la de tu familiar. Tú hijo puede ser el próximo asesinado. Tú negocio puede ser el que sigue en la lista del cobro de cuota.

No se trata de la venta o la compra de un voto lo que está de por medio. Es el fututo mismo de nuestro pueblo.

Hoy estamos muy cerca de dejar atrás un nefasto gobierno local donde sus autoridades prefirieron la amistad con los delincuentes, a pedir que fueran perseguidos; en donde sus cabezas mejor se hicieron a un lado antes de quedar mal con los malos; en donde sus líderes  le cedieron la silla edilicia a los malandros antes de tener dignidad y ser valientes. Donde no hubo gobierno, sino una camarilla de cómplices que entregaron a su propio pueblo para que fuera masacrado, extorsionado y blanco de cobro de piso.

No hay que perder la esperanza de contar con un cambio verdadero en Sayula de Alemán.

Comentarios

¡Síguenos!

A %d blogueros les gusta esto: