Hombres de partidos

El hombre funcionario público es candil de la calle y oscuridad de su casa, va por el dinero y el poder.
- en Entre Mujeres

Por: Lunacia

¿Qué es un hombre machista-narciso? De algunas características que lo definen, podemos mencionar las siguientes: Tiene un sentido desmesurado de su propia importancia,  necesita de atención  y admiración de los demás. Espera  que los demás lo elogien y se den cuenta de su superioridad, necesita re-afirmarlo siempre. Suele rodearse de personas inferiores a él, para aprovecharse de ellas y alcanzar sus objetivos, aun en su medio laboral donde ejerce su profesión, es parecido a lo que hace un macho en su casa, con la mujer compasiva y maternal o los [email protected]  que tiene.

Es envidioso o cree que los demás le tienen envidia. Muestra actitudes y comportamientos arrogantes, manipuladores, prepotentes y altivos. Suele ser muy cuidadoso con su aspecto, dedicando una atención continua a su vestimenta, su peinado y su apariencia en general, porque detrás explota una mujer-hija-madre-hermana-tía-empleada domestica,  que le lava, le plancha ,le da de comer  y le tiene todo impecable en casa, para que se muestre públicamente, como ese “honorable hombre público” de respeto, como si el se cuidara o procurara esa apariencia, casi siempre de doble moral, tan justificada por muchas, ante su tan ocupado tiempo en el trabajo, que no le permite formar parte de los quehaceres del hogar, para su participación familiar o simplemente, para relacionarse en equidad social.

Su imagen pública, disfraza toda una carencia de empatía por los demás, lo que puede provocar relaciones complicadas, tóxicas, abusivas, violentas, que es lo mismo que relaciones  machistas que ya crea desde su casa-hogar. Tiene una mentalidad conservadora-prejuiciosa, que carece de conocimiento, ante lo que es la desigualdad real. Puede crear relaciones con personas que le brinden admiración, afecto e idealización, con las que sienta que su ególatra personalidad, está continuamente elevada. Un hombre macho, se considera especial y con más derechos que los demás, muestra una gran falta de empatia, se cree mejor y superior a los demás, es hipersensible a las críticas de los demás. Hacerse una victima, es su único discurso social como argumento, sin fundamento y desde toda una irresponsabilidad de sus acciones

Te has preguntado ¿cómo muestran estos rasgos, en su imagen pública, los actuales candidatos en campañas? Y tenemos que poner atención solo a los hombres, porque las mujeres seguimos siendo violentadas en muchos espacios, que el poder de un hombre macho ha construido desde siempre y en el cual, ahora nos violentan mas o nos matan por querer ocupar-los y aun así, las que logran llegar, las mantienen calladas, obedientes y si usan las mañas  de un macho, para ascender de puesto, entonces eres bien recibida, pero solo mientras aceptes ser controlada, en los planes de un hombre que manda. Denigrarnos como ciudadanas profesionistas, sigue siendo vigente en este país. Solo escucha los discursos, la publicidad televisiva y en radio, que se usa por los partidos en campaña.

Esa ciudadanía desconocida

En el contexto mexicano carecemos de un total y completo conocimiento, de lo que es ejercer nuestra ciudadanía. [email protected] [email protected] se informan poco acerca del poder que pueden tener, conociendo sus derechos ciudadanos y humanos, sobre su ejercicio como tal y que no solo esta limitada a votar por un candidato, que también se usan para que funcione una protesta individual o colectiva, un reclamo social ante sus dirigentes irresponsables, ante la apatía con la que ejercen un cargo, de servidores públicos. Así se les nombra a esos personajes, que se encuentran dirigiendo-laborando en instituciones públicas, que se sostienen por el pago que hacemos de impuestos. Seguimos siendo una sociedad muy conservadora mocha, cerrada en esa mentalidad de machismo que limita nuestro ejercicio de ciudadanía, que acepta abusos, que no quiere o teme cuestionar, que sigue en cierta apatía ante prejuicios, que limitan esa búsqueda de un buen vivir, una lucha colectiva que nos beneficie a todos en ese ejercicio de nuestros derechos.

Como ciudadanía, podemos decidir quienes dirigen, desde una institución pública,  como ciudadanía, podemos tener ese poder de elegir quienes gobiernen este país, quienes trabajen leyes, que nos protejan de ese corrupto ejercicio-función, al interior de las instituciones  donde servidores públicos corruptos, perjudican el acceso a los servicios a los que tenemos derecho, porque se roban todo lo que pueden de un presupuesto, en esa complicidad y delincuencia organizada, que administra el erario público, sin dar cuentas a la población mexicana. Como ha sido por siglos y a lo cual mucha gente se ha callado.

Una servidora pública es una persona profesionista-profesional, que ofrece un servicio de utilidad social, que beneficia a otras personas. Es un prestador de servicios al estado, a la administración pública. Tiene la responsabilidad profesional y social, de cumplir sus funciones y desarrollar de la mejor manera posible, el cargo que le corresponda, con sus actividades, responder a intereses de la sociedad, por el bien común para todas

Quien genera ganancias privadas [email protected] o en grupo, más allá del salario que pueda percibir el sujeto por el trabajo de [email protected][email protected],es corrupta, es cómplice de que el erario público, que pertenece a la sociedad que paga impuestos al estado, sea robado.

Ese cargo que candidatas en campaña, buscan obtener  en estas ultimas semanas, es lo que vemos y escuchamos ahora, carente por completo, de conocimiento de ese ejercicio dentro de la función pública actual. Lamentablemente los personajes que se promocionan no cuentan ni con una profesión que le permita realizar esas actividades, que le corresponden, que le permitan ver claramente el contexto mexicano real al cual tiene que ser accesible, confiable y respetuoso de su condición y situación social. Tener un titulo no le hace mejor profesionista o conocedor de la realidad humana y social, hablar desde un discurso de “superman” salvador de la gente necesitada o asumiendo, que con una varita mágica de mago merlín, con discursos que prometen, van a resolver todos los problemas sociales mexicanos ,es algo propio de un hombre macho narciso, que asume que todo lo puede, porque es un hombre con sabia educación machista. Una realidad vigente que muchos no quieren nombrar como tal, porque les parece irrespetuoso o hasta una ofensa.

Observa en estas campañas electorales a esos hombres machos narcisos, que son candidatos a un puesto publico y te darás cuenta, de que no les interesa trabajar por el bien común, para nuestra sociedad, porque asumen que con tirar en las calles, su publicidad con su imagen y logos de un partido, están haciendo algo productivo.

 

 

 

 

 

Comentarios

¡Síguenos!

A %d blogueros les gusta esto: