Qué es un fondo de inversión inmobiliario y cuáles son sus beneficios

- en Finanzas

Cuando tienes algunos ahorros y compruebas el poco beneficio que ofrecen los bancos por tenerlos en las cuentas corrientes, como ahorrador puedes plantearte algún tipo de inversión que te consiga más rentabilidad. Las opciones son numerosas; comprar acciones, bonos, opciones binarias, deposito fijo, crowdfunding y fondos de inversión…

Los fondos de inversión se presentan como una de las mejores fórmulas para sacar un buen rédito al dinero ahorrado que se mantienen en las cuentas bancarias. Esta modalidad de apuesta financiera no es otra cosa que un tipo de inversión colectiva, es decir, varios inversores ceden a financieros profesionales la capacidad para gestionar cierto capital con el objetivo de obtener una buena rentabilidad.

La idea es que sumando capitales de diferentes orígenes se forme una cantidad importante al fondo que se pueda diversificar en diferentes activos. De este modo, es posible alcanzar unas condiciones bastante mejores que las que cualquier inversor en solitario pudiera obtener. Las posibilidades son variadas; de renta variable, de renta fija, monetarios, mixtos, de pensiones, fondos de fondos… A continuación profundizaremos en los fondos de inversión inmobiliarios.

El fondo de inversión para bienes inmuebles

Como su propio nombre indica, un fondo de inversión inmobiliaria no es más que una modalidad de inversión que tiene como objetivo o principal actividad invertir, de forma acertada, en activos o actividades relacionadas con el sector inmobiliario.

La apuesta económica no se lleva a cabo sobre empresas o en activos de deuda, como suele ser más habitual, sino que el dinero se dirige a inversores especializados en la compra de inmuebles. Las viviendas, oficinas o edificios serán los elementos que proporcionarán el beneficio futuro, ya sea para su especulación y posterior venta o para el alquiler.

Es el arrendamiento la principal estrategia para obtener beneficios que repercutan en los inversores de forma positiva. Por lo tanto, este tipo de inversión tiene un espectro de retorno de la inversión a largo plazo.

En primer lugar, habrá que rentabilizar el montante inicial. Estos fondos no ofrecen una rentabilidad fija, sino que dependerá de la elección de los inmuebles adquiridos. Valga como ejemplo de alta rentabilidad de las viviendas de la zona de Aguascalientes, un estupendo espacio inmobiliario al que los expertos ya han dirigido sus miradas y su intención de invertir. Son viviendas que van desde los 8.000 hasta los 30.000 dólares. Para ver más sobre la oferta disponible, basta con hacer clic en el enlace sugerido y comprobar la calidad de los inmuebles y sus muchas posibilidades.

Otros elementos que actuarán en el nivel de beneficios serán la situación del mercado y muchos y variados factores externos. Es por esto que se considera un tipo de riesgo moderado, aunque la rentabilidad a largo plazo suele ser bastante alta.

Tipos de inversión inmobiliaria existentes

En la actualidad hay que saber diferenciar entre los dos tipos de inversión inmobiliaria a la que se tiene acceso. Por un lado, los directos, en los que se invierte de forma directa sobre la construcción objeto de deseo, ya sean edificios, viviendas, oficinas… el objetivo es dedicarlo con posterioridad a sacarles rédito mediante el arrendamiento.

Por otro lado, los indirectos, en los que la apuesta financiera se lleva a cabos sobre empresas que mantienen relación con el sector inmobiliario, como, por ejemplo, las agencias inmobiliarias.

México se encuentra en un momento de especial interés para este tipo de inversión, presentado notables ventajas.

Razones para invertir en México

Los expertos esgrimen 6 razones fundamentales para atraer la atención de los inversores, tanto nacionales como extranjeros para que su dinero se utilice en la compra de bienes raíces en el país.

Son su seguridad y flexibilidad en el futuro, la seguridad de un buen retorno de inversión, la plusvalía, el apoyo financiero a la estabilidad del país, las muchas posibilidades de inversión y la importancia de mantener el dinero en activo.

Ventajas y desventajas de la inversión inmobiliaria

Es un tipo de inversión que ofrece características muy particulares. Aunque sus beneficios son notables, no está demás contemplar también sus posibles puntos flacos.

Ventajas

Entre sus ventajas cabe destacar la sencillez con la que este mercado se presenta al inversor. Al ser una inversión que se lleva a cabo de manera conjunta, no tiene por qué implicar una compra total de los inmuebles, sino solo una parte.

Así mismo, al existir una mayor renovación de los activos es posible realizar una renovación de los inmuebles de forma mucho más rápida. Esto permitirá una mejor adaptación a las necesidades que el mercado plantee en cada momento.

Por último, también descarta el problema de un posible impago, eliminando la gestión de los pagos que el cliente tendría que llevar a cabo si el arrendamiento fuese de un inmueble por separado.

Desventajas

En cuanto a las desventajas, hay que considerar el riesgo de verse en dificultades para obtener liquidez si fuera necesaria por parte de los activos. Dicho de otro modo, es más complicado alquilar o vender estos activos si se compara con otras inversiones.

Cabría tener en cuenta, también, los problemas que pudieran darse para obtener un reembolso, aunque esta situación se considera extremista. En ocasiones, en épocas en las que el mercado inmobiliario obtiene malos resultados, es habitual la falta de liquidez, por lo que no se permite un reembolso de las participaciones que hubieran tenido lugar.

Comentarios

¡Síguenos!

A %d blogueros les gusta esto: