Ubican a México y Colombia entre los países más peligrosos para los defensores del medio ambiente

Adán Vez ambientalista y defensor ambiental de Veracruz fue asesinado en abril del año pasado

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- América Latina sigue siendo la región más peligrosa para la defensa de los derechos ambientales, siendo México y Colombia dos de los países más riesgosos, denunció la organización internacional Global Witness en su informe anual.

En 2020 fueron asesinados 227 defensores del medio ambiente en el mundo, “casi tres de cada cuatro ataques ocurrieron” en la región latinoamericana, apuntó la organización que desde 2012 se ha dedicado a registrar los ataques a ambientalistas en el mundo, de acuerdo con el documento.

El reporte “La última línea de defensa. Las industrias causantes de la crisis climática y ataques contra defensores de la tierra y el medio ambiente”, refiere que durante el año pasado los números más altos de asesinatos se registraron en Colombia con 65 casos, México con  30, Brasil 20, Honduras 17, Guatemala 13, Nicaragua 12, en tanto que en Costa Rica y Argentina, un defensor en cada país.

Al destacar que en 70% de los crímenes, las víctimas se dedicaban a tratar de frenar la deforestación, Global Witness consideró alarmante la situación de México, donde se registró un aumento de 67% en el número de defensores de la tierra y el medio ambiente asesinados con respecto a 2019.

En México, la organización destacó: “la tala estuvo vinculada a casi un tercio de estos ataques, y la mitad de todos los ataques en el país fueron dirigidos contra comunidades indígenas. La impunidad de los delitos contra los defensores sigue siendo sorprendentemente alta: hasta 95% de los asesinatos no han tenido enjuiciamiento”.

La organización destacó el caso del asesinato del líder indígena kumiai, Oscar Eyraud Adams, ejecutado el 25 de septiembre de 2020 en Tecate, Baja California, tras emprender una lucha por el derecho al acceso al agua para su pueblo, ante la sobreexplotación de los acuíferos por empresas cerveceras y vitivinícolas instaladas en la región.

El documento reprueba que muchos gobiernos “no están protegiendo a los defensores ambientales”, sino que, por el contrario, “en muchos casos perpetran violencia contra ellos directamente y en otros podrían ser cómplices de empresas”, causantes de la crisis climática y de los “ataques contra defensores de la tierra y el medio ambiente”.

De los homicidios ocurridos en 2020 contra defensores en todo el mundo, 23 están relacionados con la tala de madera; 20 con la construcción de represas; 17 con la agroindustria y 17 con la minería.

Global Witness alertó que en los últimos tres años los ataques a defensores al medio ambiente se han incrementado de manera preocupante: 167 en 2018, 212 en 2019 y ahora 227 en 2020.

Comentarios

¡Síguenos!

A %d blogueros les gusta esto: