Daniel Sosa sufrió asalto de 76 mil al salir de Santander plaza Palmas de Boca del Río, acusó a cajera, no recibe justicia

Daniel Sosa acusó a la cajera de Santander y esta se dice victima, lo acusa y en complicidad con autoridades lo quieren despojar de su casa
- en Finanzas

CDMX, 12 de octubre de 2021.- El 9 de enero de 2020, Daniel Sosa acudió a la Sucursal 828 de Santander Plaza Palmas de Boca del Río, Veracruz, a retirar $76,000.00 pesos en ventanilla (dinero cuyo origen Daniel comprobó).

Casi de inmediato se percató de que algo raro sucedía, pues la cajera tardó demasiado en realizar la transacción, so pretexto de entregarle billetes grandes. Tras salir del banco, una moto con dos hombres le dio alcance. Los ladrones, a punta de pistola, y amenazando a su esposa e hijo de 4 años, le pidieron la cantidad exacta que había retirado. Daniel recibió un cachazo en la cabeza. Escurriendo sangre, regresó al banco a reclamar por lo ocurrido. La cajera que lo había atendido, Bertha Viviana Barquín Lorenzo, no reaccionaba ante sus reclamaciones, mientras tanto Daniel la videogrababa. Finalmente, según testimonio de Sosa, el gerente, Carlos Alberto Aude Ávalos, quien se tardó mucho en salir, le dijo: “el banco no es responsable y hágale como quiera”.

Daniel compartió con una persona el video de la cajera para mostrar el mal trato recibido por parte de los empleados. Esta persona lo subió a redes sociales desde donde se viralizó. Tras lo cual, Bertha Barquín lo acusó de daño moral.  Daniel nunca ha tenido acceso a su propia carpeta de investigación y mucho menos a la de Barquín.

El 11 de enero de 2020, los autores materiales del asalto fueron detenidos gracias a un informante que contactó a Daniel a través de las redes sociales. Ellos están aún en la cárcel, y no han revelado quién les dio la información sobre el monto de dinero que Daniel llevaba. Un policía ministerial afirmó que uno de ellos aseveró estar en contacto con empleados de varias sucursales de banco Santander (grabación en propiedad de Daniel Sosa).

El 6 de mayo de 2021, Santander publicó un comunicado en donde afirmaba la inocencia de su cajera Bertha Barquín (Daniel Sosa no encuentra el documento oficial en el que se determine su inocencia). Este comunicado apareció el día en que Daniel y otros defraudados se manifestaban en una sucursal de Avenida Ruíz Cortines, en Boca del Río. Ahí mismo, un desconocido entregó mañosamente un citatorio a Daniel. Los manifestantes acompañaron a Sosa a la fiscalía. Manuel Rodríguez Hernández, fiscal 3 del distrito XVII de Boca del Río, aclaró a Daniel que el citatorio había salido de su oficina pero que él no lo había enviado, pues ni siquiera tenía actuario en ese momento. Este fue un citatorio de demanda penal de parte de Barquín en contra de Sosa. Daniel Sosa nunca recibió un citatorio de demanda civil sobre el embargo ni hubo un juicio al respecto, como se debe.

El 8 de septiembre de este año, Daniel acudió al registro público de la propiedad y se enteró de que sobre la casa pesaba un embargo precautorio. Daniel consiguió la demanda firmada por el juez Adalberto López Pozos, juzgado sexto de primaria instancia, expediente 381/21. La demandante es la Sra. Bertha Viviana Barquín Lorenzo, cajera de Santander, quien lo acusa de daño moral y pide la cantidad de cinco millones de pesos (la casa estaba por rematarse en $650,000.00). ¡Ella dejó $250,000.00 como fianza!

Hasta esta fecha, Santander no acepta mostrar la investigación que acredita la inocencia de sus empleados ni dar los videos del día de los hechos; la fiscalía de Veracruz no avanza en la resolución del caso; la Condusef afirma no poder ocuparse de él porque el asunto ya está judicializado. Daniel Sosa no sólo no ha recuperado sus $76,000.00, también ha gastado una gran suma en abogados, y ahora está bajo la amenaza de perder su único patrimonio, la casa en la que también vive su tío discapacitado de 75 años que está bajo su custodia, el Sr. Rafael Cossio Alba.

Es hora de que este caso sea atraído por la Fiscalía General la República o la fiscalía del Estado de Veracruz antes de que la situación siga empeorando por la incompetencia y falta de voluntad de las autoridades de Veracruz. Es hora de que Santander exhiba la investigación realizada para esclarecer la conducta de la cajera y el gerente, y es hora de que se entreguen los videos que grabaron lo sucedido el día mismo del atraco al interior de la sucursal núm. 828 de Plaza Palmas de Boca del Río.

 

Comentarios

¡Síguenos!

A %d blogueros les gusta esto: