Familiares y Artículo 19 piden investigar a dos implicados más en la masacre de la Narvarte

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La participación de un tercer auto sedán con al menos dos cómplices más, y la omisión de investigar una línea de teléfono debido a errores en su captura por parte del Ministerio Público, son los nuevos hallazgos en la investigación del multifeminicidio y homicidio del llamado Caso Narvarte, ocurrido el 31 de julio de 2015.

Familiares de las víctimas: Alejandra Negrete, trabajadora doméstica; Yesenia Quiroz, maquillista; Mile Virginia Martín, modelo; Nadia Vera, activista cultural, y Rubén Espinosa, fotoperiodista y colaborador de Proceso, informaron que estos hallazgos los encontraron ellos y su defensa jurídica, con la ayuda de investigadores y peritos independientes, al revisar el expediente y videos a los que, casi siete años después del crimen, apenas tuvieron acceso.

En conferencia en el Centro ProDH, aclararon que tal información está en los 22 tomos del caso, pero que ni la entonces Procuraduría General de Justicia, dirigida por Rodolfo Ríos, ni la ahora Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX), encabezada por Ernestina Godoy, habían detectado.

Ello, denunciaron, representa otra muestra más de que ni las anteriores ni las actuales autoridades procuradoras de justicia han respetado el debido proceso, además de que han omitido hacer las debidas diligencias y han cometido encubrimiento de los responsables del crimen cometido en un departamento de la calle Luz Saviñón, en la colonia Narvarte, alcaldía Benito Juárez.

“FGJ heredó malas prácticas de la PGJ”

Los conferencistas denunciaron que la fiscalía de Godoy Ramos no ha cumplido con las promesas que ésta les hizo en la única reunión que han tenido con ella, en el sentido de que haya avances sustanciales en la investigación.

Por el contrario, acusaron que las autoridades siguen revictimizando a las víctimas y a sus familias, además de que continúan las malas prácticas basadas en los vicios iniciales de la investigación de la entonces Procuraduría General de Justicia (PGJ).

“La actual Fiscalía heredó la falta de debida diligencia de la Procuraduría anterior”, aseguró Edgardo Calderón, abogado de las víctimas.

“Línea de Veracruz, apagada”

Los familiares subrayaron que la línea de investigación relacionada con el activismo de Nadia Vera y el fotoperiodismo de Rubén Espinosa, quienes huyeron de Veracruz por amenazas del entonces gobernador Javier Duarte, no ha sido tocada.

“Está totalmente apagada, creemos que algo fuerte pasa alrededor de Veracruz que no quieren buscar e indagar por proteger a personas o grupos, quieren hacer pensar que estuvieron en el lugar equivocado”, dijo Patricia Espinosa, hermana de Rubén.

Por otro lado, descartaron que la línea de investigación sobre un presunto ajuste de cuentas por narcomenudeo tampoco ha sido comprobada ni descartada.

Los denunciantes acusaron que no se ha cumplido la Recomendación 4/2017 que hizo la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM), en particular en lo referente a la filtración de información del caso ni en lo que respecta a la reparación del daño.

Por último, pidieron una reunión con la fiscal Ernestina Godoy para exigirle verdaderos avances, así como un encuentro con la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, o que al menos responda a la carta que le enviaron en julio del 2021, con motivo del sexto aniversario del crimen, misma que fue ignorada por la morenista.

Por último, anunciaron que el próximo 7 de abril a las 13 horas tienen programada una reunión con Octavio Cevallos, coordinador general de Investigación Estratégica, y con Carlos Frausto, director general de Derechos Humanos, ambos de la FGJCDMX, supuestamente para que les informen de avances de la investigación.

Comentarios

¡Síguenos!

A %d blogueros les gusta esto: