Directora de Investigaciones Ministeriales crea culpables y es el cerebro perverso de la FGE/ Opinión

La directora de Investigaciones Ministeriales de la Fiscalía General del Estado de Veracruz, Marcela Aguilera Landeta y la fiscal Verónica Hernández dejan en feo ridículo a la fiscalía de Veracruz, error, tras error, son la burla de la justicia en el país
- en Opinión

La directora de Investigaciones Ministeriales de la Fiscalía General del Estado de Veracruz, Marcela Aguilera Landeta, se ha convertido en la artífice  para recrear escenarios, imputar delitos en contra de inocentes, elige al azar a presuntos culpables e impone conflictos legales por su ineptitud, degradación, incompetencia y ser obediente para hacer los trabajos sucios, infinidad de porquerías, sin tener ética y destruir vidas de personas, quienes nada tienen que ver con los delitos que se les imputan, con el fin de tapar las tropelías que realizan los “honestos” en el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez.

 

Actualmente, no podemos citar casos de víctimas de Marcela Aguilera Landeta, pues anteriormente, se publicaban los procesos judiciales de personas inocentes dentro de los penales y “Marcelita” daba las órdenes de golpear a los presos, no permitirles beber agua, ni comida o estar en áreas de castigo, propinándoles severas golpizas. Y los familiares han pedido bajar las notas, omitir los temas y no volver a sacar nada de estos reclusos.

 

En recientes sucesos, Marcela Aguilera fue la autora de las investigaciones deformadas en contra de los seis jóvenes detenidos en una plaza comercial frente a la Central Camionera de Xalapa, conocida como CAXA y presos durante varios meses, para después encontrarlos inocentes por la mentirosa imputación de presunto secuestro hecha por Jorge Chávez, actual secretario particular del  titular de SEGOB en Veracruz, Eric Cisneros Burgos. También de llevar las Carpetas de Investigación y detenciones de presuntos asesinos de importantes políticos como Juan Carlos Molina Palacios y candidatos en el estado, siendo la mayoría inocentes y chivos expiatorios que pagan venganzas malsanas y ahora, la malograda investigación sobre las ejecuciones perpetradas en contra de las periodistas Yesenia Mollinedo y Sheila Johana García.

 

Este martes, la FGE anuncia la detención de un joven, a quien aseguraron ser el solitario asesino de las periodistas y  ser conocido como “El Mara”. Al verlo, un joven aterrado, quien no presentaba visibles tatuajes, como Los Maras y evidenciar ser una confusión, mostrando ser un chivo expiatorio, para calmar a la opinión pública internacional, que critica al gobierno de Cuitláhuac García como un protector de delincuentes que matan a periodistas.

 

Recordemos, que al proteger a delincuentes, el gobernador de Veracruz se convierte en cómplice de grupos criminales, incluidos los del narcotráfico.

 

Durante todo el día, medios oficialistas aseguraron haber encontrado al “presunto asesino”, de una “presunta ejecución” y “presuntamente asesinando” a las periodistas y “presuntamente” la FGE había dado un “duro golpe” a la “presunta hampa”. Y se le cayó durante la noche, publicando el siguiente texto: “La Fiscalía General del Estado informa que la persona detenida por elementos de la CONASE como probable responsable del delito de homicidio doloso en agravio de la directora del portal El Veraz, Yessenia Mollinedo Falconi y la reportera Sheila Johana García Olivera, al validar su identidad por esta fiscalía y determinar que se trató de una homonimia, fue puesto en libertad de inmediato para evitar vulnerar sus derechos. Continúa intensamente el operativo de búsqueda coordinada con autoridades federales y estatales para dar con los presuntos responsables de estos lamentables crímenes, ratificando que no habrá impunidad para quienes los cometieron”.

 

Ante un “disculpe, nos equivocamos”, la ineptitud de Marcela Aguilera Landeta se hizo evidente y deberá presentar su renuncia, pues han sido muchos los tropiezos y poner a la FGE en una situación de ineptitud y falta de pruebas, enfrentando denuncias por reparación de daños, afectación a la imagen, detención ilegal y hasta secuestro, sin olvidar el abuso de autoridad.

 

Recordemos las palabras de Cuitláhuac García quien elogió a la inútil fiscal general Verónica Hernández Giadans por la detención de este joven, quien estudia en el Tecnológico de Xalapa y es repartidor de alimentos en la capital del estado. Y el día del asesinato de Yesenia y Johana, este joven fue visto en videos de cámaras de seguridad por más de una veintena de compañeros en Xalapa y no estaba en Cosoleacaque.

 

Cómo se gobierna en Veracruz, haciendo distractores del atraco al Acuario de Veracruz para debilitar la indignación en los asesinatos de la directora de El Veraz en Cosoleacaque y su fotógrafa. Ahora, la detención de un presunto asesino, siendo al final una víctima de malas investigaciones, para debilitar la nota de las anomalías en la desaparición del fideicomiso del Acuario de Veracruz y éste se cae, reconociendo ser unos incompetentes, exigiendo inmediatas renuncias por el abuso de autoridad y obstrucción de la justicia perpetrados por Verónica Hernández Giadans y su amiga de la infancia e incompetente Marcela Aguilera Landeta.

 

El manoseo en la investigación de las dos periodistas en Cosoleacaque conlleva a la nula detención de los verdaderos culpables.

 

Si Cuitláhuac García quiere un poco a  Veracruz y detener el escándalo internacional por la muerte de periodistas, debe pedir la renuncia al cargo a Verónica Hernández Giadans, a Marcela Aguilera Landeta y al director de la Ministerial, por incompetentes y por privar de su libertad a inocentes. De lo contrario, el propio gobernador puede ser enjuiciado por varios delitos, como los enfrenta Javier Duarte de Ochoa, en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México y es el único tonto que paga las culpas de sus exfuncionarios de gabinete.

 

Dudas y comentarios: [email protected]

Comentarios

¡Síguenos!

A %d blogueros les gusta esto: